20° GUATEMALA
14/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

“EEUU ha caído en desgracia ante todo el mundo, destrozando su credibilidad tanto como aliado confiable y enemigo formidable.

Nicholas Virzi
25 de agosto, 2021

El colapso de Kabul y la credibilidad de Estados Unidos.

El 15 de agosto de 2021, Kabul cayó ante los talibanes, quienes también tomaron control de la embajada Americana. EEUU había sacado a su último grupo de militares, sin previo aviso a sus aliados afganos, y a los de la coalición de la OTAN. EEUU abandonó Afganistán sin antes haber evacuado a sus ciudadanos. El gobierno de EEUU literalmente dejó a sus ciudadanos sin manera de llegar al aeropuerto de Kabul para ser retornados a su país. EEUU tampoco hizo un esfuerzo para avisar a sus aliados de la coalición para hacer un trabajo conjunto para evacuar a los ciudadanos de sus aliados, mucho menos a los afganos que colaboraron con las fuerzas de la coalición. En total, incluyendo a familiares de los aliados, suman más de 100 mil personas abandonadas a la merced de un notorio grupo de terroristas.

Por la manera desorganizada, desdichada y deshonrosa en la que confeccionó su retirada de Afganistán, EEUU ejecuta su traición y sufre su humillación más grande de la historia diplomática y militar de ese país. EEUU ha caído en desgracia ante todo el mundo, destrozando su credibilidad tanto como aliado confiable y enemigo formidable. Esto gracias a las decisiones tomadas por nadie menos que el mismo presidente Joe Biden, con la asesoría de su Departamento de Estado.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Las cosas se ponen peor. A plena vista de todo el mundo, la Casa Blanca y el alto mando político en EEUU avergüenza al país con un comportamiento franca e innegablemente cobarde, a plena vista del mundo entero. En vez de explicar en conferencia de prensa al pueblo estadunidense y los países aliados, el fracaso de su retirada desbaratada, indiscutiblemente un cataclismo, Biden se escondió, yéndose de vacaciones para no tener que dar la cara a los medios, afrontando preguntas no previamente aprobadas de manera interactiva. Cuando Biden finalmente apareció el 17 de agosto, ante la enorme presión política, fue para leer un breve comunicado previamente preparado, lleno de falsedades e incongruencias comprobables. Al concluir, se retiró de inmediato, sin atender preguntas de los medios, regresando a sus vacaciones.[1] La vicepresidente Kamala Harris también se negó a aparecer en público, ni mucho menos a la par del presidente Biden. El jefe de gabinete de Biden, Ron Klain también se negó a dar la cara.

El 20 de agosto, 2021, Biden finalmente dio una “conferencia de prensa” a los medios sobre la situación en Afganistán. Fue una farsa total. Los periodistas fueron preseleccionados, las preguntas previamente aprobadas, y las respuestas de Biden leídas. Fueron 5 preguntas en total, y Biden se retiro, junto con la vicepresidente Harris, el secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, y el secretario de defensa, Lloyd Austin.

Todos los puntos que enunció Biden fueron mentiras comprobables. Dijo que todos los Americanos que querían llegar al aeropuerto lo podían hacer. Dijo que el mundo aplaudía la ejecución de EEUU de la retirada de Afganistán. Dijo que la amenaza terrorista de Al Qaeda en Afganistán ya no era existente. Cada punto fue una brutal mentira, fácilmente comprobable. A poco tiempo, ese mismo día, el secretario de defensa se comunicó públicamente, lamentando los ataques violentos en contra de Americanos que intentaban salir del Afganistán.[2] Asimismo, un día después, la embajada Americana en Kabul emitió un comunicado en su página web, advirtiendo a los Americanos de no llegar al aeropuerto, ni de intentar de llamar a las autoridades Americanas.[3] Asimismo, los medios extranjeros están repletos de reportes de la pérdida de confianza de los aliados en EEUU.[4] El político alemán Armin Laschet, heredero aparente de la canciller saliente Angela Merkel, describió las decisiones de Biden como “la mayor debacle para la OTAN desde su fundación y un cambio de época que estamos enfrentando.”[5]

Los talibanes, en comparación, han estado dando regularmente largas conferencias de prensa interactivas con los medios internacionales. El contraste entre la franqueza y confianza de los talibanes, y el pánico y la indecisión de la Casa Blanca deja ver a todo el mundo que el liderazgo político Americano, incluyendo a toda su élite tomadora de decisión (en particular, su Departamento de Estado), es patético. De este golpe, la credibilidad Americana a nivel mundial no se recupera. La narrativa que movían los medios masivos Americanos, que con Biden EEUU regresaba a ejercer un liderazgo responsable, cooperativo y multilateral, se desploma por completo. Esto presenta lecciones que los países de Centroamérica harían bien en tomar en cuenta.

Es imposible calcular el daño que las élites expertas le han hecho a EEUU con este fenomenal fiasco. EEUU abandonó a Afganistán, dejando a sus mismos ciudadanos y a todos sus aliados locales a la merced de salvajes asesinos, que no tardarán en ajustar cuentas de la manera más horrible imaginable. Así como EEUU traicionó al ejército guatemalteco, que venció a sus enemigos comunistas, EEUU volvió a traicionar a sus aliados, esta vez en Afganistán. 

La diplomacia de EEUU trata de mover la falsa narrativa que lo sucedido en Afganistán fue previsto por ellos, y que era inevitable. Habría que recordar que la gigantesca victoria de los talibanes vino poco más de un mes después de que el presidente Americano había descartado específicamente ese escenario. El pasado 8 de julio, Biden había asegurado que la ventaja militar la tenía el gobierno afgano, títere puesto y compuesto por EEUU. Biden hizo referencia al poder del ejército afgano de 300 mil tropas, que gozaba del mejor entrenamiento y equipamiento Americano. Biden afirmó su confianza en su capacidad de defensa y de sostenerse después de la retirada de EEUU.[6] Incluso, ante la concretada avanzada de los talibanes, el viernes, 6 de agosto, la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, declaró:

“[Biden] también siente y ha declarado que el gobierno afgano y las fuerzas de defensa nacional afganas tienen el entrenamiento, el equipo y el número para prevalecer, y ahora es el momento para el liderazgo y la voluntad frente a la agresión y violencia de los talibanes.”[7]

Palabras más equivocadas no se pueden encontrar en la historia diplomática. A cuenta de eso, el día que cayó Kabul y los talibanes tomaron la embajada abandonada de EEUU, la oficina de la vocera de la Casa Blanca emitió un mensaje automático, anunciando que la vocería de la Casa Blanca estaría en silencio por una semana.[8] Biden mismo se había ido de vacaciones, negándose a explicar al pueblo americano, y al mundo, sobre el desastre que las decisiones del gobierno Americano, asesorado principalmente por su Departamento de Estado, había ocasionado.

El debacle Americano en Afganistán, la cobardía del liderazgo Americano entero, y sus implicaciones, son imposibles de dimensionar. Lo más seguro es que la palabra y la presión de EEUU dejarán de tener el mismo efecto que antes. Esto aplica tanto en Afganistán como en el mundo, y Guatemala, y la región en general.

¿Qué tan importante es la humillación de EEUU en Afganistán? Solo analizando la dimensión económica se dejar ver la magnitud del fracaso de las élites que han controlado las decisiones del gobierno de EEUU en las últimas décadas. EEUU ha gastado más de $2.261 billones en Afganistán. Esto ascenderá a $6.5 billones con los costos de interés a 2050.[9] EEUU desperdició $88 millardos solo en gasto militar para el gobierno de Afganistán. Todo ese equipamiento está ahora en posesión de los talibanes. El colapso fulminante del gobierno y ejército afgano, títeres puestos y manejados por EEUU, deja ver la monumental mediocridad de las élites que controlan las comunidades de inteligencia, defensa y la diplomacia Americana. Una primera lección de este fracaso es que los mismos expertos diplomáticos que manejan el discurso que Guatemala está en manos de unas élites depredadoras son a su vez unas élites degeneradas, cuyos consejos conducen al fracaso.

El gobierno de EEUU, su liderazgo entero, se comporta de una manera cobarde, sin precedentes. Aunque la Casa Blanca, los medios masivos de EEUU, y sus ex funcionarios de Estado, intentan hacerlo, no se puede negar la realidad. EEUU abandonó a Afganistán de una manera que representa nada menos que el mayor desastre diplomático y militar para EEUU en décadas. Una vez más, EEUU traiciona su palabra, y a sus aliados, y deja las cosas peores de cuando empezó su esfuerzo por “mejorar” un país extranjero. Pasó en Iraq, en Libia, y ahora la historia se repite en Afganistán. Los genios de la política exterior Americana, que pretenden refundar a Guatemala, tienen una franca racha de fracaso.

Afganistán presenta varias lecciones que se deben de aprender. En primer lugar, EEUU suele traicionar su palabra, abandonar a sus aliados, y en Afganistán en particular, a las mujeres, dejándolas a la merced de enemigos que las capturarán, violarán, y matarán … a las pocas que no lograrán esclavizar. En este tema, destaca de manera sobresaliente la cobardía y pésimo liderazgo de Kamala Harris. Harris se había jactado de ser defensora de las mujeres afganas[10], y de estar íntimamente involucrada en la decisión sobre la retirada de EEUU de Afganistán[11]. Sin embargo, se desapareció por completo de la escena pública luego de que se dejó ver que la manera en la que se ejecutó dicha retirada fuera una debacle.

De esta deshonrosa retirada, EEUU ya no se recupera, pese a lo que podrían decir los expertos de CNN, haciendo eco a los estropeados expertos del Departamento de Estado de EEUU. Con esta ignominia, EEUU deja de ser referente en todas partes del mundo, incluso en lo que se acostumbra a tratar como su patio trasero, Centroamérica. ¿Por qué alinearse a EEUU, cuando EEUU no es aliado en lo más mínimo confiable? EEUU deja las cosas peor. Esa es la lección.

[1] https://www.cbsnews.com/news/biden-afghanistan-withdrawal-taliban-decision/

[2] https://news.yahoo.com/us-defense-secretary-lloyd-austin-200318446.html?soc_src=social-sh&soc_trk=tw&tsrc=twtr

[3] https://af.usembassy.gov/security-alert-embassy-kabul-afghanistan-august-21-2021/

[4] https://www.dailymail.co.uk/news/article-9897611/Media-America-Britain-react-Afghanistan-crisis.html?ito=social-twitter_dailymailUK

[5] https://www.washingtonexaminer.com/policy/defense/national-security/biden-stuns-allies-afghanistan

[6] https://www.newsweek.com/clip-biden-saying-people-wont-lifted-off-embassy-roof-afghanistan-resurfaces-just-that-happens-1619517

[7] https://www.nydailynews.com/news/politics/us-elections-government/ny-afghanistan-taliban-taliqan-joe-biden-20210808-42nsxttnrjbvzdd2mejqsvahpu-story.html

[8] https://www.foxnews.com/politics/jen-psaki-out-of-office-as-biden-remains-silent-on-taliban-takeover-of-afghanistan

[9] https://apnews.com/article/middle-east-business-afghanistan-43d8f53b35e80ec18c130cd683e1a38f

[10] https://www.nationalreview.com/corner/kamala-harris-in-2019-i-will-protect-the-women-of-afghanistan-and-keep-terrorists-out/?taid=61206ce6ced6e00001765512&utm_campaign=trueanthem&utm_medium=social&utm_source=twitter

[11] https://www.politico.com/news/2021/04/25/harris-afghanistan-biden-withdrawal-decision-484581

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER