16° GUATEMALA
25/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Administración Biden: Es un proceso “humano” y “ordenado” para justificar otra “Espalda Mojada”.

Melanie Müllers
01 de septiembre, 2021

Durante el verano de 1954, con fundamento legal en el Acta Walter-McCarran, el gobierno federal de los Estados Unidos llevó a cabo, en toda la nación, una caceria masiva y deportaciones de “extranjeros ilegales”, proyecto titulado por el gobierno como “Espalda Mojada”.

Fue la mayor deportación masiva de trabajadores indocumentados en la historia de Estados Unidos. Aunque millones de mexicanos habían ingresado legalmente al país a través de programas conjuntos de inmigración en la primera mitad del siglo XX, la Operación Espalda Mojada fue diseñada para enviarlos de regreso a México.

La administración Biden está aumentando las deportaciones y los enjuiciamientos de los migrantes que cruzan la frontera sur ilegalmente. La administración Biden también ha reiniciado los vuelos de “remoción acelerada” para algunas familias migrantes que no pueden ser expulsadas a México bajo la autoridad de salud pública, conocida como Título 42. Desde finales de julio, Estados Unidos ha realizado seis vuelos de remoción acelerada a Centroamérica, deportando a cientos de padres e hijos migrantes. Los adultos migrantes que intenten cruzar la frontera sur nuevamente después de ser deportados podrían ser remitidos a un proceso penal bajo otra iniciativa diseñada para reducir la alta tasa de reincidencia entre los que cruzan la frontera de manera irregular.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Los esfuerzos de aplicación marcan un capítulo nuevo y más estricto en la política fronteriza de la administración Biden, que anteriormente se había enfocado en expandir la capacidad de asilo, poner fin a las restricciones para los migrantes y acelerar el procesamiento de niños no acompañados. El objetivo general, ha dicho la administración Biden, es establecer un proceso, denominan: “humano” y “ordenado”.

Pero un aumento en las detenciones fronterizas, el hacinamiento dentro de las instalaciones de la Patrulla Fronteriza que operan con una capacidad limitada y la creciente preocupación por el aumento de las infecciones por coronavirus han llevado a la administración a modificar su enfoque y emplear medidas que históricamente se han utilizado para disuadir la migración.

Los agentes estadounidenses a lo largo de la frontera con México probablemente realizaron 210.000 detenciones de migrantes en julio, un total mensual no visto desde 2000, según cifras preliminares. Cerca de 80.000 padres e hijos que viajaban en familia y 19.000 menores no acompañados, un máximo histórico, se encontraban entre los que fueron puestos bajo custodia en la frontera de Estados Unidos el mes pasado.

Las conversaciones entre la administración de Biden y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) sobre el destino del edicto fronterizo del Título 42 colapsaron la semana pasada después de que el gobierno decidiera continuar con las expulsiones. La administración también ha descontinuado una asociación con la ACLU que permitía a los solicitantes de asilo en riesgo ingresar a los EE. UU. Bajo exenciones humanitarias a la regla del Título 42.

Personas que han visitado las ciudades fronterizas mexicanas de Matamoros y Reynosa para presenciar las condiciones de vida de los solicitantes de asilo que esperan ingresar a los EE. UU. Han informado que las familias con niños pequeños viven en condiciones horribles en campamentos de migrantes al aire libre y son presa fácil para los traficantes de personas.

Así que la administración Biden, ha recurrido a las practicas habituales para tapar el desastre, desde ignorarlo con la inestimable colaboración de los grandes medios de comunicación afines a culpar de la catástrofe actual a la administración anterior, quien tiene la “culpa” de desmantelar el sistema migratorio.

La política migratoria, el mal manejo en la frontera, apunta a una catastrofe para la adminitración Biden, solo les recuerdo que no inventen con publicitar es un proceso “humano” y “ordenado” para justificar otra “Espalda Mojada”.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER