18° GUATEMALA
26/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Como elegir un colegio en diez preguntas

Al contemplar las preguntas iniciales, comentar las respuestas en el seno familia, se podrá tener un perfil del centro educativo ideal para la familia, y buscar entre el abanico de posibilidades que existen. 

colegio
Diana Brown |
21 de junio, 2022

¿Cuál es la primera memoria personal de la época escolar? ¿Qué fue lo más importante de esa era? ¿Los amigos, las excursiones, los docentes, el conocimiento adquirido, el ambiente del centro educativo?

Cuando el padre de familia elige un centro educativo para sus hijos, sin duda parte de los momentos felices de su experiencia, y los no tan felices, para proveerles a sus hijos la vida escolar más positivo posible. Es un factor sobresaliente para responder a la pregunta clave:

¿Cuál es el mejor colegio para mi hijo?

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La pregunta es constante; y las necesidades a considerar son múltiples. Confirmado que hay aspectos inamovibles que se deben tomar en consideración en la elección de un centro educativo, que idealmente debe ser el mismo durante toda la carrera escolar, desde Preprimaria hasta su promoción del nivel de Diversificado.

La primera pregunta: ¿Cuál es la filosofía familiar hacia la educación: se busca un centro educativo laico o religioso; se opta por una educación diferenciada o mixta; se desea un enfoque artístico, científico o literario; que fuera totalmente bilingüe (inglés-español) o solo contar con el aprendizaje del idioma extranjero como una asignatura adicional; es importante el desarrollo de las ciencias y la tecnología; se desea una carrera técnica o para continuar los estudios en un nivel superior;  es importante alguna certificación inicial?

Al responder esta pregunta inicial, se define el perfil del centro educativo deseado, e inicia de búsqueda en las opciones presentes.

La segunda pregunta: ¿Dónde vive la familia? Es de tomar en consideración las distancias, un viaje en autobús escolar puede durar de viente minutos a dos horas, de ida y de regreso; o la opción que algún integrante de la familia se dedicara al traslado diario.

La tercera pregunta: ¿Cuál es el presupuesto familiar? Se deben considerar los gastos de cuota de inscripción y diez meses de colegiatura; costos del paquete escolar y cualquier dispositivo de tecnología que fuera necesario; costos de uniforme y transporte y por si el estudiante deseara cursos extracurriculares, idealmente en el centro educativo.

La cuarta pregunta: ¿La actividad deportiva es importante? De responder en positivo, es de observar su hay equipos en las distintas disciplinas y su participación entre torneos escolares; existe la infraestructura de campos, piscinas, etc., en el establecimiento?

La quinta pregunta: ¿Hay amigos familiares que ya cursen en el establecimiento?; y pueden compartir las vivencias en el mismo, en el sentido de recomendaciones, y que puedan servir de equipo de apoyo en variadas instancias.

La sexta pregunta: ¿Hay buenos niveles de seguridad para el ingreso al centro educativo?

La séptima pregunta: ¿La estructura de tecnología esta actualizada? Se utiliza la tecnología como herramienta inamovible en el proceso educativo; se pregunta si hay suficiente acceso al Internet con un ancho de banda estable y robusto?

La octava pregunta: ¿La metodología a implementarse está de acuerdo con la visión familiar? Se conoce cuál es la que se implementa; cuál es la estructura curricular, y de tareas y actividades?

La novena pregunta: ¿El propuesto alumno está feliz con la posibilidad del centro educativo a ingresar? Y si no está de acuerdo, ¿por qué? El aspecto socio emocional es el filtro más transcendental para lograr el éxito en cualquier iniciativa, y en la vida escolar, estando físicamente en el sitio donde ese permanece alrededor de siete horas diarias, más;  la persona debe estar a gusto.  Su opinión es de suma importancia.

La décima pregunta: ¿Conoce el padre de familia cuál es el talento de su hijo? ¿Reconoce que actualmente se aprende de manera distinta de cuando él fuera estudiante? ¿El estudiante podrá gozar de un desarrollo integral en el centro educativo elegido, de valores, de costumbres, no solo académico?

Al contemplar las preguntas iniciales, comentar las respuestas en el seno familia, se podrá tener un perfil del centro educativo ideal para la familia, y buscar entre el abanico de posibilidades que existen. No habrá alguno perfecto, pero si, alguno que se acerca a esa visión familiar, a que los hijos puedan gozar de un recuerdo escolar de gozo, alegría, amistad y si, ¡aprendizaje!

¡La educación es prioridad nacional!

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER