17° GUATEMALA
30/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

“De la escasez a la abundancia”

Mi abuelo decía, “si lo podemos soñar, lo podemos lograr”. Así que atrevámonos a soñar en grande. No nos limitemos, no nos conformemos.

Mentalidad
Salvador Paiz |
08 de diciembre, 2022

Hace una semana se realizó la tercera edición del Diálogo Empresarial, titulado “De la escasez a la abundancia”. Este Diálogo convocó a actores empresariales, representantes de instituciones públicas y referentes de sociedad civil, de Guatemala, El Salvador y Honduras. En este espacio se reflexionó sobre cómo alcanzar la prosperidad en nuestros países. 

Esta conversación giró alrededor de la charla “El Reto de la Innovación Tecnológica en Centroamérica”, a cargo de Peter Diamandis, empresario visionario y escritor. Diamandis ha sido considerado uno de los líderes más influyentes del mundo. Además, es co-fundador y presidente de Singularity University, una institución de Silicon Valley que asesora a líderes mundiales sobre tecnologías de crecimiento exponencial. 

Guatemala, El Salvador y Honduras, como naciones, enfrentamos realidades muy similares en cuanto a la pobreza arraigada. De igual forma, nuestros retos son muy parecidos, especialmente relacionados a la innovación y al aprovechamiento de la tecnología. Además de ello, también compartimos la misma falencia: no creemos en nosotros mismos. Solemos pensar negativamente de cómo somos como individuos y de nuestras capacidades. Tenemos grandes barreras mentales que nos limitan y nos impiden alcanzar nuestro verdadero potencial. Nuestra mentalidad derrotista nos veda de un mejor futuro, como personas y como país. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

En su intervención, Peter dijo: “¿cuál es el atributo más valioso de todo líder? Su mentalidad”. Así que empecemos por eso, cambiemos nuestra mentalidad. Necesitamos enfocarnos para así cambiar nuestro “mindset”. Hoy podríamos describir nuestrapsicología como la psicología del “Fíjese”. “Fíjese”, esa palabra odiosa que centra la atención en el problema y donde automáticamente abdicamos nuestro rol y responsabilidad en la solución del mismo. “Fíjese” de mi precaria situación y de cómo los agentes terceros, un tanto caricaturizados, son los responsables absolutos de mantenerme sumido en la precaria situación en la que me encuentro. Debemos reprogramar nuestro “chip” mental del “Fíjese” a través de un algoritmo que reconozca el problema como un reto a resolver, que valore la innovación y la colaboración como herramientas fundamentales para su solución, y que ponga al centro de nuestra conciencia “lo posible”. En resumen, pasar de un pensamiento de escasez a un pensamiento de abundancia. 

Innovar es la clave para avanzar y cambiar la realidad actual. La tecnología ha permitido el desarrollo de productos y servicios que solucionan problemas de la sociedad y facilitan la vida. Desde el siglo XIX, la innovación tecnológica ha sido la aliada principal para lograr los grandes avances de la humanidad, como romper con el círculo vicioso de la pobreza y reducir el analfabetismo. Según Diamandis, la tecnología es el recurso que nos puede ayudar a transformar lo escaso en abundante. En su charla, Diamandis nos retó a pensar sobre las oportunidades que esos avances tecnológicos podrían representar para países como los nuestros, con su biodiversidad, su cercanía al ecuador y horas de luz solar, su población joven, etc. 

Mi abuelo decía, “si lo podemos soñar, lo podemos lograr”. Así que atrevámonos a soñar en grande. No nos limitemos, no nos conformemos. Si realmente queremos cambiar el futuro de nuestra nación y transformamos en un país con desarrollo incluyente para todos, debemos empezar por cambiar ese “mindset” que nos limita y nos impide avanzar. Debemos transformar esa mentalidad de miedo a una mentalidad de esperanza. Y eso solo lo lograremos si cambiamos en lo individual y si hacemos esfuerzos para cambiar nuestro pensamiento colectivo. Debemos alejarnos de la polarización y enfocarnos en aquella hoja de ruta que nos permita capitalizar las grandes oportunidades que tenemos como país. Debemos construir y abonar sobre nuestras fortalezas, y no dinamitar nuestros cimientos de nación con nuestras críticas y ataques personales. Llegando al final del 2022, estamos en un momento oportuno para reflexionar: ¿Qué pasaría si trabajamos juntos,con una mentalidad de “lo posible”, y nos trazamos una hoja de ruta para convertirnos en ese país de abundancia y prosperidad para todos?

www.salvadorpaiz.com

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER