16° GUATEMALA
28/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

El acuerdo de inmigración que podría ayudar a controlar la inflación de los alimentos en USA

Si no comienzan a mover la propuesta de ley antes del receso de agosto, podrían quedarse sin tiempo este otoño, ya que los legisladores centran su atención en la campaña de mitad de período y otras prioridades legislativas...

inmigración
Melanie Müllers |
09 de agosto, 2022

El Senado de Estados Unidos podría terminar una década de estancamiento, pero se están quedando sin tiempo. Las esperanzas de que el Congreso finalmente apruebe una solución bipartidista al defectuoso sistema laboral agrícola está disminuyendo a pesar del argumento que une a los partidarios que tiene como meta reducir el precios de los alimentos.

La Cámara de Representantes aprobó una legislación que crea un camino para que los trabajadores agrícolas extranjeros obtengan un estatus legal para trabajar todo el año, lo que genera esperanzas de que el Congreso pueda romper más de una década de estancamiento en la reforma migratoria.

Pero ahora, el tiempo y la vieja discusión sobre la política de inmigración amenazan con arruinar una propuesta del Senado del proyecto de ley, conocida como Ley de Modernización de la Fuerza Laboral Agrícola, incluso antes de que se presente. Si no comienzan a mover la propuesta de ley antes del receso de agosto, podrían quedarse sin tiempo este otoño, ya que los legisladores centran su atención en la campaña de mitad de período y otras prioridades legislativas, como la financiación del gobierno y una vez que termine el año, los legisladores tendrían que empezar de cero en el nuevo Congreso.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Sin acción, el Congreso podría perder la oportunidad de tratar de frenar la inflación desbocada de los alimentos, ya que los precios están siendo impulsados ​​en parte por la escasez de mano de obra agrícola. La lucha por encontrar trabajadores agrícolas solo se ha intensificado en los últimos años, gracias a las restricciones de inmigración más estrictas, la pandemia de Covid-19 y el mercado laboral altamente competitivo. Cada vez más, la economía agrícola depende de los trabajadores nacidos en el extranjero, incluidos los inmigrantes traídos a través del programa de trabajadores invitados H-2A.

Todavía están en discusión varias disposiciones aprobadas por la Cámara, incluida la política salarial, límites en el número de visas ampliadas para trabajadores agrícolas y la extensión de ciertos derechos legales a esos trabajadores.

La expansión de los derechos de los trabajadores, particularmente la extensión de la Ley de Protección de Trabajadores Agrícolas Migratorios y de Temporada para cubrir a los trabajadores H-2A, sigue siendo un punto conflictivo.

Los economistas de alimentos dicen que la disponibilidad de mano de obra migrante se correlaciona directamente con costos más bajos de alimentos. El costo del trabajo es lo único que les importa para mejorar la oferta laboral, lo cual  sería impactante en términos de precios de alimentos y agricultura. El Congreso debería convertirlo en una prioridad este otoño, dadas las preocupaciones a nivel nacional sobre los precios de los alimentos. Con los altos precios que los estadounidenses están viendo en las tiendas de conveniencia, deberían aprobar este proyecto de ley lo antes posible.

Hasta ahora, las negociaciones del proyecto de ley se han limitado a solo un grupo de personas  y muchos senadores clave siguen sin conocer su importancia. Eso deja un poco de pesimismo sobre las perspectivas de cualquier movimiento en el proyecto de ley este año.

Un camino hacia el estatus migratorio y la ciudadanía para los trabajadores agrícolas  indocumentados es de vital importancia para el sistema de alimentación y agricultura de Estados Unidos. La mayoría de los aproximadamente 2,4 millones trabajadores agrícolas de Estados Unidos están indocumentados y viven con el constante miedo a la deportación. Si se promulgara, esta legislación  aliviaría ese miedo al proporcionar a los trabajadores agrícolas y a sus familias la oportunidad de  obtener el estatus de inmigración legal. Los trabajadores agrícolas podrían mejorar sus salarios y condiciones de trabajo y erradicar los abusos laborales. Esto daría lugar a una mano de obra  agrícola más estable y a una mayor seguridad alimentaria en beneficio de los empleadores, los  trabajadores y los consumidores.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER