20° GUATEMALA
02/12/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El GRAN ganador

Para los pro Republicanos, como yo, los grandes ganadores de esta elección han sido Biden, ya que su desgobierno no se reflejó masivamente cómo la lógica, el sentido común, hubiera dictado. Y, el aborto, que ayudó muchísimo a los Demócratas.  

Elecciones USA
Betty Marroquin |
10 de noviembre, 2022

Yo pensaba que el pueblo americano de hoy era en su mayoría como el que yo conocí: un pueblo obediente a las leyes, receloso de su identidad nacional, amante de la familia y de sus niños, gente de fe, personas bien intencionadas que se dedicaban a trabajar, a producir, a alcanzar el sueño americano. 

La realidad de hoy es que la mitad de los USA sigue siendo así, pero la otra mitad es otra cosa. La mitad que eligió a criminales convictos como John Fetterman, el nuevo Senador Demócrata de Pennsylvania, a gente abiertamente pro pedofilia, y, sobre todo, ateos sin fe. Esa masa votante que mantiene a los Demócratas gobernando en Nueva York o California, prefieren que haya gente defecando en sus calles, que el robo debajo de US$900 sea legal, con tal de que los dejen abortar a su sabor y antojo. 

Una masa votante de gente acomplejada, que cree que el gobierno les debe resolver la vida, que no les importa que otros paguen por sus subsidios, no les importa una inflación creciente que limita dramáticamente su poder adquisitivo, con tal de abortar a su sabor y antojo. Desean un papá gobierno que les diga cómo vivir, siempre y cuando puedan hacerlo desenfrenadamente, en lo que a moral y orden se refiere. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Para los pro Republicanos, como yo, los grandes ganadores de esta elección han sido Biden, ya que su desgobierno no se reflejó masivamente cómo la lógica, el sentido común, hubiera dictado. Y, el aborto, que ayudó muchísimo a los Demócratas.  

Pero no todo está perdido. La Cámara de Representantes tendrá mayoría Republicana. El Senado está más difícil porque hay 4 curules “en veremos” con punteos demasiado cercanos. En Arizona ya empezaron las anomalías: máquinas que no funcionaban, y otras muchas anomalías. 

Ron De Santis, el carismático Gobernador de Florida, fue reelecto con más del 60% de aprobación, que ningún otro político tiene en los Estados Unidos. Celebro que hayan sido reelectos varios amigos de Guatemala: los Senadores Marco Rubio, James Lankford, Mike Lee, Jim Jordan, y los Representantes María Elvira Salazar, Chris Smith, Ken Buck y Scott Perry. Así que el circo seguirá con Representantes cómo la terrorista Norma Torres y las dementes Ilhan Omar y Alexandra Ocasio-Cortés en la Cámara. Y se ampliará con Fetterman en el Senado.  

Este Congreso no podrá hacer mayor cosa. La Cámara de Representantes seguro dará buenos dolores de cabeza al Deep State y a criminales como Todd Robinson. Si el Senado queda en manos Republicanas, la cosa se pondrá aún más dura para los demócratas y no podrán cambiar el tejido básico de la república que es ese país, cambiando la Corte Suprema de Justicia, por ejemplo.  

Me alegro de haber visto la transformación de Nueva York cuando pasó de ser un desastre al orden que impuso Giuliani. Viví en esa ciudad en esa época, cuando las mujeres podíamos caminar por las calles de noche sin temor. No pienso volver, mientras violen mujeres en plena luz del día, impunemente. Golpean y asesinan sin pudor alguno, incluso empujando gente a los rieles del metro, ya van 5. Es una ciudad llena de psicópatas y dementes. Otro Los Ángeles.  

Guatemala, quién sabe para donde vaya. El Departamento de Estado sigue defendiendo jueces y fiscales que tapen los crímenes de Robinson y sus secuaces, el dinero mal usado de USAID, y haciendo todo lo posible para que no salga a la luz pública. Si ambas cámaras quedan en manos Republicanas, todo eso podría terminar.  

De los endosados por Trump ganaron el 98%, pero el voto contra él es enorme aun dentro de los republicanos. Di Santia empieza a sonar cada vez más fuerte.

Todos los imperios sucumben por sus propios excesos, y los Estados Unidos no será la excepción.

Continuará... 

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER