19° GUATEMALA
01/07/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El mapa se viste de rojo

La ruta está marcada. Nuestra tierra está dividida y esto facilita que la tinta roja penetre en cada espacio.

Mapa político de América Latina.
Carolina Castellanos |
23 de junio, 2022

La lucha de clases, el resentimiento y el odio son la base para teñir de rojo cada metro cuadrado. Soy mujer, me acepto como tal y vivo acorde a mí género, pero la crisis de identidad de ese grupo se une a esos sentimientos destructivos y crean el feminismo que busca privilegios para compensar la carencia de valores. El color de mi piel es bastante blanco y esto me clasifica automáticamente como parte de “los ricos y poderosos” explotadores. Soy el enemigo a vencer. Usted, amable lector, también.

Rechazar y oponerme a conductas que, a mi parecer, son desviadas de la moral, me etiqueta de discriminadora. Se ha vuelto sumamente difícil dirigirse a una persona de la comunidad LGBTIQ+ pues ahora hay tantas inclinaciones sexuales diferentes que, si llamo a una persona “señor” y resulta que se siente mujer, habré causado una gran ofensa y hasta corro el riesgo de ser acusada ante un tribunal.

El mapa se tiñe de rojo. La ideología como tal ha dejado de ser la medición principal de si un país tiene un mapa rojo o uno azul. Promover las muchas identidades sexualesy el aborto es solo una parte. El uso del lenguaje “inclusivo” se ha vuelto la base de todo. El no usarlo, aún si destruye el idioma y va en contra de la creencia de la persona, es motivo de rechazo, acusación y discriminación.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El resultado electoral en Colombia es el ejemplo más reciente. El uso de ese lenguaje y la promoción del aborto fueron ejes importantes en la campaña de izquierda. Los demás temas de esa ideología, como que el gobierno debe ser el gran proveedor y que la educación, la salud y la vivienda tienen que ser gratuitas, pasaron a segundo plano. Ganó el “tendré todo gratis”, “el gobierno es inclusivo”,aún si no entienden lo que esto significa, “se terminará la pobreza porque le quitaremos a los ricos sus privilegios” y tantas otras falacias que ofrecen los socialistas de gabinete(en la realidad no lo son pues les gusta vivir bien con todo lo que el capitalismo produce).

Muchos han caído en esta trampa, especialmente los políticos. El solo hecho de decir “ellos y ellas” y ahora “elles” le pone tinta roja al azul y blanco de nuestrabandera porque hay que ser inclusivos y deben seducir a todos los sectores de la población. Han permitido manifestaciones que destruyen el patrimonio cultural, genera caos y atenta contra la seguridad de todos. No habrá consecuencias legales pues las cortes de justicia serán acusadas de discriminación y la “comunidad internacional” nos hará pedazos.

Por cierto, este grupo de extranjeros, con algunas excepciones, se ha metido “hasta la cocina” promoviendo esta y otras agendas como la lucha contra la pobreza y la supuesta discriminación hacia los indígenas.  Es incuantificable la cantidad de dinero que entra a Guatemala y llega a las manos de esos dirigentes, en su mayoría indígenas, muy hábiles en victimizarse. El dinero financia marchas, corrompe funcionarios y tiñe de rojo nuestra tierra.

Los candidatos harán uso de todo lo que he descrito y más, para ganar la voluntad popular. No es suficiente que sigamos quejándonos y discutiendo los temas en redes. Es fundamental trascender hacia todos los que están a nuestro alrededor, en especial a aquellos que se dejan llevar por las promesas falsas y vacías porque no recibieron una educación que les permita razonar y analizar, unido a que este sector de la población, que es mayoritario, carece de lo más básico para tener una vida digna. Escuchar que obtendrán todo gratis es el canto de sirena. 

El color rojo es el resultado del abandono sistemático de los gobiernos de turno en llevar desarrollo a las áreas más lejanas. Es la consecuencia de aceptar y negociar con los movimientos sindicales, en particular el de educación, que ha ocasionado la pésima calidad educativa que reciben nuestros niños. Es también la corrupción a lo largo y ancho del país que impide el necesario desarrollo para mejorar la calidad de vida de tantos guatemaltecos.

Para quienes llevan la tinta roja en el cerebro, somos los “empresarios explotadores” a quienes hay que destruir. La mesa está servida para que llegue al poder en Guatemala un Petro, un Castillo, un Boric, un Díaz-Canel, un AMLO, una Castro, un Ortega…

La ruta está marcada. Nuestra tierra está dividida y esto facilita que la tinta roja penetre en cada espacio. La experiencia ha demostrado que, una vez el mapa se tiñó de rojo, el camino es sin retorno.

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER