22° GUATEMALA
26/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El tuit de la semana: Raúl Figueroa Sarti y el absurdo de sus seguidores

Esa cuenta anónima, @GDialectico, tuitea la respuesta entre todas, más ridícula y perdida, después de que la pregunta original de Figueroa se perdiera entre tanta tontería de tuits.

El tuit de la semana
Aquiles Falla
08 de enero, 2022

Empezó el nuevo año y no podía faltar que, en Twitter, esa red social que cada vez es más antisocial, algún tuitero pusiera algo que merece ser comentado en esta sección. Sin más rodeos, les presento el que para mí es el más ridículo de esta primera semana del 2022.

Esta vez no se trata de un solo tuit, sino de un intercambio luego de que el autor hizo una pregunta y algunos otros tuiteros, algunos reales y otros anónimos, le respondieran. El tuit ridículo de la semana, o en este caso el intercambio de tuits ridículos es para Raúl Figueroa Sarti y sus seguidores:

La pregunta que hace Figueroa no es, para nada, inocente sino más bien es mal intencionada. Él es una persona que ha leído lo suficiente para saber la respuesta a su pregunta infiriéndola a partir de la definición de capitalismo que más le guste (asumimos que es la marxista). Sus seguidores, unos más perdidos que otros, le responden una "sarti", digo sarta, de tonterías y sin duda la más perdida es la siguiente

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Esa cuenta anónima, @GDialectico, tuitea la respuesta entre todas, más ridícula y perdida, después de que la pregunta original de Figueroa se perdiera entre tanta tontería de tuits.

Al leer no solo esa de @GDialectico sino todas las demás, queda clara una cosa: no hay claridad de ninguno de quienes le respondieron, de los términos capitalismo, liberalismo y mucho menos, neoliberalismo. Pero decir que el neoliberalismo es una “etapa superior” del liberalismo es francamente ridículo. Ese último término, neoliberalismo, es usado por la izquierda latinoamericana en sentido burlón y despreciativo pues no tiene el sentido que la izquierda latinoamericana le quiere dar.

Sobre el uso del término, Mario Vargas Llosa dijo lo siguiente:

“Me considero liberal y conozco a muchas personas que lo son y a otras muchísimas más que no lo son. Pero, a lo largo de una trayectoria que comienza a ser larga, no he conocido todavía a un solo neo-liberal. [...] Un “neo” es alguien que es algo sin serlo, alguien que está a la vez dentro y fuera de algo, un híbrido escurridizo, un comodín que se acomoda sin llegar a identificarse nunca con un valor, una idea, un régimen o una doctrina. Decir “neo-liberal” equivale a decir “semi” o “seudo” liberal, es decir, un puro contrasentido. O se está a favor o seudo a favor de la libertad, como no se puede estar “semi embarazada”, “semi muerto”, o “semi vivo”. La fórmula no ha sido inventada para expresar una realidad conceptual, sino para devaluar semánticamente, con el arma corrosiva de la irrisión, la doctrina que simboliza, mejor que ninguna otra, los extraordinarios avances que al aproximarse este fin de milenio, ha hecho la libertad en el largo transcurso de la civilización humana.

Figueroa, alguien que se ha identificado más de una vez como comunista, conoce muy bien los conceptos y los usa, como dice Vargas Llosa, como arma corrosiva, pero sus seguidores y quienes le respondieron el tuit quedaron en ridículo y lo hicieron quedar en ridículo.

Felicitaciones al licenciado Figueroa Sarti y a sus seguidores por tener la distinción compartida (compartida, como buenos colectivistas), de merecer su mención en esta sección y quedar como el tuit más ridículo de la semana. Hasta la próxima.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER