20° GUATEMALA
17/08/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Opinión
Opinión
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Extorsión o coerción: Algo para reflexionar...

En última instancia, ya sea extorsión o coerción, especialmente en la época de la venganza por medio de las redes sociales ó medios de comunicación sin escrúpulos y la difusión de imágenes explícitas en línea, paralizan a las personas a las que se dirigen.

extorsión
Melanie Müllers |
02 de agosto, 2022

La definición de “Blackmail” (chantaje), el acto de exigir que una persona pague dinero o haga algo para evitar que se exponga información perjudicial sobre él o ella, ha evolucionado con el tiempo. Los orígenes de la palabra están ligados a los líder de una tribu o un clan escocés de la región fronteriza entre Inglaterra y Escocia en el siglo XVI y parte del siglo XVII. Durante ese período, los líder del clan escocés ordenaron a los terratenientes que les pagaran para evitar ser saqueados. La palabra "mail" (correo) en la palabra significaba "tributo, alquiler" y se derivó de una antigua palabra escandinava, "mal", que significa "acuerdo". Se cree que el "black" en el blackmail es un juego de palabras de "dinero blanco", el término para las monedas de plata con las que los arrendatarios tradicionalmente pagaban su legítima renta.

Curiosamente, las primeras leyes relativas al chantaje se promulgaron en Escocia a principios del siglo XVIII. De acuerdo con la antigua ley escocesa, ambas partes involucradas en esquemas de chantaje eran consideradas criminales: "La razón por la que los sobornados son responsables es porque mantienen a los ladrones".

¿Cuál es la diferencia entre Chantaje, Extorsión y Coerción?

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El chantaje y la extorsión son realmente el mismo delito, de hecho, chantaje es el término legal no penal para extorsión. Cada vez que intimidas a otra persona para que te dé dinero o bienes, independientemente de su valor y lo haces con la amenaza de exponer un secreto (verdadero o no), acusarlo falsamente de un delito o tomar cualquier otra acción, que no le brinda ningún beneficio pero tiene la intención de causarle odio, desprecio, ridículo o daño material a su condición financiera, relaciones personales, seguridad, salud y carrera es un delito.

La coerción para todos los efectos es una versión menor de la extorsión con un pequeño giro. Al abordar este último en primer lugar, el giro al que se hace referencia es que, mientras que un extorsionador o chantajista exige bienes y potencialmente dinero, un coaccionador busca que participe o se abstenga de ciertas conductas que, de lo contrario, sería libre de realizar o no, según por tu propia decisión. El equilibrio del idioma es más o menos el mismo. Entonces, en lugar de que una persona te exija $25,000.00 o inventará una mentira humillante sobre ti que te hará objeto de desprecio, te exige que hagas lo que quiere. La coerción puede presentarse en formas variadas.

En última instancia, ya sea extorsión o coerción, especialmente en la época de la venganza por medio de las redes sociales ó medios de comunicación sin escrúpulos y la difusión de imágenes explícitas en línea, paralizan a las personas a las que se dirigen.

Cientos de personas son difamadas en todo el país en un sistema definido por la indiferencia hacia la inocencia y el error. El sistema se niega a reconocer que muchos casos son iniciados por extorsión ó coerción filtrada en  medios de comunicación, justicia por facturas “políticas”, socavado la credibilidad y arruinado las vidas de hombres y mujeres inocentes.

Realizar una investigación sobre las personas difamadas injustamente sería un desafío en Guatemala, ya que nos enfrentamos no solo a una población de difícil acceso. Adicionalmente se suma el factor del ego donde los medios y el mismo sistema necesitan aceptar que la justicia no siempre es 100% correcta y resaltan la parte de morbosa sin respetar la presunción de inocencia sin permitir que la angustia de la persona acusada llegue a los ojos de los demás... claro.... la inocencia....no vende y mucho ojo que a cualquiera le puede tocar.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER