Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

HORIZONTES Acuerdo de gobernabilidad

Para bien del desarrollo de las cuestiones políticas, las cosas han tomado rumbo. No me atrevería a juzgar el resultado final de la dirección que han agarrado...

.
Francisco Beltranena |
23 de enero, 2024
El contenido en la sección de Opinión es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la postura o la línea editorial de República.
 

A una semana escasa de los acontecimientos que llevaron a la toma de posesión de la X Legislatura del Congreso de la República, la del Presidente de la República y la Vicepresidente de la República, iniciamos la primera semana de trabajo dentro de la relativa normalidad que proveyó la elección de Junta Directiva del Congreso y la juramentación del último ministro de gabinete, el de Finanzas Públicas.

Las advertencias de que no se daría el relevo en el mando del Ejecutivo quedaron en campo de las advertencias que como las de la Caperucita Roja se escucharon repetidamente desde prácticamente el 25 de junio del año pasado. Hoy día, la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia de la República (SCSPR) publica día a día videos cortos de las actividades del presidente Bernardo Arévalo en pleno uso de las facultades para las que fue electo y sin limitación alguna.

El Congreso de la República, con una semana de atraso, finalmente y acatando la resolución de la Corte de Constitucionalidad tuvo que dar marcha atrás a la elección que se había realizado a altas horas de la noche del día 14 de enero y que había electo como presidente de la Junta Directiva a Samuel Pérez, quién por la resolución (de la CC) legalmente tomó juramento al Presidente y Vicepresidente de la República y, también legalmente hubo de convocar al pleno para repetir la elección que le había llevado a él a su corto período como presidente del Organismo Legislativo y regresar a su calidad de diputado raso por ser independiente como  ya lo había declarado la IX Legislatura.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La tarde del viernes 19 finalmente se cumplió con la alternancia en el poder que la Constitución manda al ser electa legal y constitucionalmente para un año la Junta Directiva de la X Legislatura. Producto de una planilla única, la nueva Junta Directiva la preside el diputado Nery Rodas quién se convirtió en el primer Comisario General de Policía Nacional Civil en ocupar tan honroso y complejo cargo.

Durante el fin de semana fue notorio que la actividad política, a pesar de estar presente, disminuyó sensiblemente y el talante de las comunicaciones cambió, con una abierta crítica por parte de algunos a la configuración política de la Junta Directiva del Congreso como tema principal.

La semana ha comenzado con las primeras reuniones. El Ejecutivo realizó la primera reunión del Gabinete de Ministros; el Legislativo, la primera reunión de jefes de bloque legislativos con el fin de preparar la agenda la que se reportó como una kilométrica sesión.

El Presidente de la República se ha convertido en el vocero de su administración. Recientemente, ese estilo de vocería le rindió muy buenos resultados a Otto Pérez Molina durante los primeros tres años de gobierno. Bernardo Arévalo no sólo ha dado improvisadas conferencias de prensa sino que ha editado un corto video para reportar lo que ha sucedido en su administración en la primera semana de gobierno.

Para bien del desarrollo de las cuestiones políticas, las cosas han tomado rumbo. No me atrevería a juzgar el resultado final de la dirección que han agarrado, pero ciertamente se puede vislumbrar la dirección de las mismas en medio de la confusión que han provocado.

Acuerdo de gobernabilidad

Hacer un Acuerdo de Gobernabilidad requiere de parte del oficialismo la necesidad de hacer concesiones con los partidos que sumados le dan una mayoría simple en el Congreso de la República lo que permite avanzar en la legislación que está planteada en el Plan de Gobierno. Por supuesto, esas concesiones son a organizaciones políticas a las que con anterioridad el grupo gobernante ha criticado fuertemente. De hecho, en redes sociales he visto bastantes muestras de esas críticas.

Pero la política dícese que es: el arte de lo posible, y si es posible cabe en política como las alianzas que se han realizado para llevar adelante la administración de las cosas públicas. De esa cuenta, vimos la configuración de la Junta Directiva del Congreso y seguramente veremos la repartición de comisiones de trabajo a los distintos partidos que configuran la Alianza. También, y de acuerdo con informaciones que ha surgido, se repartirán las Gobernaciones Departamentales a los partidos de la Alianza entre otros puestos.

La pureza de las promesas de campaña ha terminado con la toma de posesión de las autoridades electas por cuatro años. En el caso de la actual administración al no contar con una amplia estructura de cuadros políticos que le ayude a hacer gobierno, lo que estamos viendo en términos de repartición de puestos hace sentido y además de permitir hacer gobierno, puede augurar dificultades en la medida en la que avanza el período de gobierno.

Para bien de Guatemala, el proceso ya arrancó con el Acuerdo de Gobernabilidad. Debemos ser observadores y críticos de sus consecuencias, las que desearía que fueran de lo mejor. ¡Hasta la próxima!  

 

El autor de esta columna es el doctor Francisco Beltranena.