18° GUATEMALA
19/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Lo que nos une pesa más

En la medida que los guatemaltecos nos sintamos libres y protegidos por la legalidad que emana de la Constitución, lograremos vencer la polarización que nos divide.

Betty Marroquin
08 de diciembre, 2021

La gran mayoría de guatemaltecos amamos nuestra patria. Somos mayoría de gente que profesa alguna forma de fe cristiana, aunque hay gente que profesa otra fe como es su derecho y merecen respeto.  Somos un país de gente muy trabajadora, por algo el crecimiento del país será de aproximadamente 6% según el Banco Mundial. Somos resilientes porque a pesar de una pandemia (plandemia) como la que nos ha tocado vivir, que ha puesto en riesgo sobre todo a la industria de servicios, vemos que la economía sigue fluyendo.  Las exportaciones aumentaron, el agro ha prosperado mucho e incluso, estos casi 20 meses de crisis no nos faltó alimento gracias a los agricultores del altiplano y de otras regiones que trabajaron con normalidad.

O sea, el país sigue adelante. La economía sigue creciendo, pero muchos ciudadanos no lo ven.  Los medios de comunicación masiva se empeñan en diseminar únicamente las malas noticias que si no son tan malas deben sacar de proporción para alarmar a la población. El miedo es una gran herramienta de control que estimula el odio y la polarización.  La razón de quienes están detrás de esto: un pueblo desunido es un pueblo fácil de manipular porque en río revuelto...

Nos hemos polarizado y cerrado al punto que si algo positivo sucede, primero no nos informan, segundo si no lo vemos en los medios tradicionales no lo creemos y tercero aunque nos lo pongan enfrente de las narices no creemos que sea verdad.  Triste, pero cierto.  Y la ironía es que si nos detenemos a pensar, es más lo que nos une que lo que nos separa ya que todo guatemalteco de buena fe, en el fondo, quiere trabajo honrado, cuidar de sus hijos y su familia, que le respeten su propiedad si la tiene o llega a tenerla, vivir en libertad y un futuro mejor para sus hijos. Esos puntos de convergencia debieran pesar más en la población y ser el motor que nos mueva hacia la unión bajo nuestro mismo cielo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Quienes odian al Presidente Alejandro Giammattei, y digo odian porque las críticas son ataques a punta de insultos y no crítica constructiva, se rehúsan a ver lo que sí funciona y se enfocan en lo que no.  Empecemos por lo último.  Siempre he sido de las que prefieren la mala noticia primero para luego alegrarme de la buena.  Naturaleza humana...

Hemos tenido una imposición absurda de la mascarilla, que ya sabemos no sirve para nada.  La industria de servicios, turística, ha sufrido profundamente en todo el país.  En 3 meses estaremos en Semana Santa y ojalá las autoridades hayan suspendido la ley seca de las 11 pm y el uso obligatorio de mascarillas.  Florida y Texas son la prueba de que las mascarillas son una farsa.  Negocio redondo de las farmacéuticas que manufacturan en China.

Quienes odian al Presidente Alejandro Giammattei, y digo odian porque las críticas son ataques a punta de insultos y no crítica constructiva, se rehúsan a ver lo que sí funciona y se enfocan en lo que no.  Empecemos por lo último.  Siempre he sido de las que prefieren la mala noticia primero para luego alegrarme de la buena.  Naturaleza humana...

Hemos tenido una imposición absurda de la mascarilla, que ya sabemos no sirve para nada.  La industria de servicios, turística, ha sufrido profundamente en todo el país.  En 3 meses estaremos en Semana Santa y ojalá las autoridades hayan suspendido la ley seca de las 11 pm y el uso obligatorio de mascarillas.  Florida y Texas son la prueba de que las mascarillas son una farsa.  Negocio redondo de las farmacéuticas que manufacturan en China.

Las vacunas son las empresas las primeras en exigirlas, obedeciendo a la presión internacional tanto de gobiernos como el de Biden, como de las empresas estadounidenses que se bebieron el miedo diseminado por la mafia internacional que gobierna la Organización Mundial de la Salud.  Guatemala no ha sido la excepción.

Pero más allá del tema del virus chino, a raíz de lo que vimos los que vimos lo que hizo el Presidente Alejandro Giammattei en Washington-DC esta semana, creo importante comentarlo. 

En primer lugar, se reunió con Congresistas tanto Senadores como Representantes Republicanos puros como el Senador James Lankford, un conservador claro y definido que defiende el libre mercado, nuestro derecho a la autodeterminación, la importancia de generar empleo, con respeto a la soberanía y a nuestra cultura.  Algo muy positivo especialmente porque vemos que Biden y los Demócratas han caído por debajo del 50% de aprobación nacional.  Y lo hizo, reafirmando que Guatemala y el gobierno de turno siguen siendo amigos de los Estados Unidos, a pesar de la política exterior errada de ese gobierno, dirigida por extremistas fanáticos como Juan González, Pelosi, Norma Torres, Patrick Leahy, Todd Robinson, Bob Menendez y Ricardo Zúñiga.

Es ese puñado de fanáticos socialistas el que mantiene a los "socialistas Gucci" de Helen Mack, Edgar Gutiérrez, Eduardo Stein, Carmen Aída Ibarra, Solórzano Foppa, Semilla y demás peones como los terroristas con toga que les sirven vigentes y bien financiados por medio de USAID.  Son ellos los aliados y las herramientas de la Embajada de los Estados Unidos.  Pero la política Demócrata es tan errática que llegaron al colmo de financiar a los terroristas de CODECA, CUC, CONIC, Calas, ActionAid, fundaciones comunistas como la Toriello y Turcios, que se dedican a cerrar empresas generadoras de empleo generando más de esa migración ilegal que la Embajada y el Departamento de Estado dicen querer detener.  Es una política exterior hipócrita, obtusa, errada o perversa.

El Presidente, acertadamente, reiteró que el Ministerio Público de la Dra María Consuelo Porras ha logrado lo que ni la corrupta de Thelma Aldana ni la terrorista de Claudia Paz y Paz lograron con el chungo colombiano: tener presencia del MP en todos y cada uno de los municipios del país.  Eso significa una ayuda enorme para que la gente pueda presentar sus denuncias con facilidad, donde viven. Eso es eficiencia.  Adicionalmente, mencionó que Guatemala ha cumplido con las más de 40 extradiciones de narcotraficantes requeridas por USA, además de 10 extraditados por otros motivos. Veremos si la Embajada de los Estados Unidos y el Departamento de Estado en reciprocidad cumplen con su parte y extraditan a Juan Francisco Sandoval y a Thelma Aldana, además de otros.  Asimismo, que si bien la lucha continúa, es estéril mientras exista poco y nada de esfuerzo en USA por erradicar el consumo que mantiene alta la demanda de drogas.

Destacó también que Guatemala es un país con una cultura rica y variada, pero que tiene como denominador común el amor por nuestros niños, la familia como núcleo de la sociedad, y el profesar una fe libremente.  Declaró que las dependencias del Estado deben respetar lo que la Constitución comanda con respecto al respeto a la vida desde su concepción. Es tan seria su política que Guatemala será declarada Capital Pro Vida de Iberoamérica en Marzo 2022. Eso es una bofetada a Kamala Harris, la reina del aborto, a la Embajada y a USAID principal financista del aborto en Guatemala junto con Planned Parenthood que opera bajo otras filiales.

El Presidente en resumen vendió al país como destino de inversión mucho más favorable que China, y se reunió con potenciales inversionistas. Habló de las políticas que está implementando para facilitar la inversión destacando que sin inversión no hay empleo y que el empleo es la única vía de erradicar la pobreza.  Veremos si eso se materializa, esperamos que así sea por el bien del país.  Dijo claramente al gobierno Biden que Guatemala quiere más comercio, no ayuda (que ya sabemos va para las ONGs desestabilizadoras).  Los guatemaltecos debemos entender que desearle éxitos al Presidente en este esfuerzo es desear el bien del país. No debe importarnos el partido, o temas personales, sino el fin último que es ese progreso en beneficio de toda Guatemala.

El Presidente Alejandro Giammattei dejó muy claro que contrariamente a Bukele, Castro o Amlo, es conservador y entiende que el pueblo que gobierna en su gran mayoría, es conservador.  En lo personal, espero que siga defendiendo nuestra libertad en todo, incluyendo que reabran las escuelas, nos quiten la mascarilla y podamos funcionar nuevamente con lógica, como vemos en otros ejemplos. En la medida que los guatemaltecos nos sintamos libres y protegidos por la legalidad que emana de la Constitución, lograremos vencer la polarización que nos divide.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER