13° GUATEMALA
28/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

Los desafíos de la democracia para la región

En otras palabras, es una “Cumbre por la Democracia” no una “Cumbre de las Democracias”.

Melanie Müllers |
24 de mayo, 2022

Este año, a finales de año, se organizará la Cumbre por la Democracia.  El año pasado asistieron a la cumbre representantes de 110 países y regiones, lo que representa el 60 % de la población mundial y el 70 % del PIB mundial. Sin embargo, la cumbre lamentablemente no logró demostrar la unidad entre las naciones democráticas contra los regímenes autoritarios de cualquier tipo de consenso estratégico para tratar con China. En primer lugar, los criterios utilizados para invitar a los participantes no estaban claros. Entre los países participantes se encontraban Angola, la República Democrática del Congo, Irak y otras naciones que difícilmente pueden llamarse democracias.

La justificación que dieron fue que la lista de invitados tenía como objetivo incluir una "gama diversa de posturas", por lo que la  invitación no es un sello de aprobación de su enfoque sobre la democracia, ni la exclusión es un sello de desaprobación. En otras palabras, es una “Cumbre por la Democracia” no una “Cumbre de las Democracias”. Sin embargo, si ese fuera el propósito de la reunión, seguramente habría tenido sentido invitar a los países miembros de la OTAN que están comprometidos con el autoritarismo, como Hungría y Turquía, para ayudar a inivitarlos de nuevo a la democracia.

El Presidente de Estados Unidos evitó mencionar países específicos en la Cumbre, pero estaba claro que tenía a China en mente cuando declaró que el objetivo era “rechazar el autoritarismo”. Pero el valor estratégico de la Cumbre a este respecto también fue cuestionable, de los 11 países de la región sudeste asiática, solo fueron invitados Indonesia, Malasia, Filipinas y Timor Oriental. Este enfoque selectivo contrasta fuertemente con los brazos abiertos de China, en la Cumbre Especial ASEAN-China que se realiza siempre antes de la Cumbre por la Democracia, la relación entre China y ASEAN pasó de ser una “asociación estratégica” a una “asociación estratégica integral”. Al optar por invitar a unos y no a otros, Estados Unidos  creó una brecha entre los países del sudeste asiático.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Nicaragua también no fue invitada a la Cumbre y ese mismo año Nicaragua rompió tres décadas de relaciones con Taiwán y dio un espaldarazo al "principio de una sola China" defendido por el gigante asiático. La administración de Ortega en Nicaragua se ha vuelto cada vez más dictatorial, llegando hasta bloquear a cualquier oponente político.  China no dejará de notar las grietas en las relaciónes y también tiene sus ojos muy puestos en varios países en Centro América. La Cumbre fue precedida por una reunión ministerial China-Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), a la que asistieron cancilleres de 32 países.

Los países latinoamericanos también están fortaleciendo su postura, considerando relaciones más fuertes con China como palanca para lograr una autonomía relativa de Estados Unidos  y obtener beneficios tanto de Estados Unidos como de China.  Excluida de la Cumbre por la Democracia, China tiene su propia ofensiva diplomática, argumentando que la inestabilidad de la democracia estadounidense ya no es creíble. Un video titulado “U.S. Democracia: una revisión de la realidad”, producido por China Global Television Network (CGTN), rechaza que la situación política y económica en los Estados Unidos es un ejemplo para el mundo, enumerando la violencia y la discriminación, la disparidad económica extrema y unos de los peores manejos por COVID-19 a nivel mundial.

El peligro hacia gobiernos autoritarios proviene no solo de China y Rusia ¿La crisis que envuelve a la propia democracia de su país es evidente para Biden? ¿Tiene una solución para eso? ¿Y cómo se acercará Estados Unidos a los países vecinos para solicitar su cooperación en futuras confrontaciones con China y Rusia?

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER