16° GUATEMALA
07/10/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Mal dato de paro de enero y peor reforma laboral

En España parece que la reforma laboral de 2012 fuera la panacea de la flexibilidad y liberalización, cuando era un paso necesario, pero no suficiente.

Daniel Lacalle |
07 de febrero, 2022

«Cause today it just goes with the fashion”, Steven Tyler

La reforma laboral que quieren aprobar usando un engaño intolerable con un voto telemático incorrectamente registrado empieza como un fraude antidemocrático y terminará -si se confirma- como un fracaso. 

España termina 2021 con el mayor aumento de deuda de los países comparables entre 2020 y 2021. Es la recuperación de la crisis más pobre y, encima, tiene la tasa de paro más alta de la eurozona y la Unión Europea.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

España ya supera a Grecia en tasa de paro ya que el país heleno ha reducido más el paro a pesar de depender más del turismo que nosotros y no haber acudido, como ha hecho Sánchez, a disparar el empleo público.

Madrid, Andalucía y Valencia han salvado un enero muy pobre de empleo que vuelve a señalar los malos datos de nuestro país. 

España termina 2021 con el mayor aumento de deuda de los países comparables entre 2020 y 2021

Enero destruye 197.750 puestos de trabajo, 17.173 personas van al paro, hay 2.000 autónomos en cese de actividad más y 3.000 nuevos ERTE.

En España hay 3,1 millones de parados registrados en enero. A ellos hay que añadirle los no ocupados no oficiales (229.000) y los 220.000 en ERTE y ese de actividad. Es decir, el total de desempleados efectivos es de 3,5 millones.

Además, hay 19,6 millones de afiliados a la Seguridad Social en enero. Es decir, que la tan cacareada cifra de récord de empleo de 21 millones ha desaparecido. La afiliación es la misma cifra que en julio y supone que hay 200.000 cotizantes menos que en diciembre.

En enero se registraron 1,6 millones de contratos, un 11% menos que en 2020 cuando aún no había pandemia y un 14% por debajo de 2019. De ellos, solo el 15% son indefinidos.

La tan cacareada cifra de récord de empleo de 21 millones ha desaparecido

Ante unos datos en los que Madrid y Andalucía vuelven a ser la salvación, la reforma laboral que quieren aprobar usando un truco completamente ilegal es un escollo, no una mejora.

La CEOE y otras entidades han aceptado una reforma laboral que es un mal menor, pero olvidamos que es la antesala de una batería de leyes laborales que pueden ser mucho más dañinas.

El proyecto de ley que han intentado aprobar esta semana mantiene todos los artículos más importantes y novedosos de la reforma laboral de 2012. No toca el artículo 41 ni el 83, no cambia nada de los elementos de flexibilización de esa norma. Pero no avanza. 

Este es el gran problema. En España parece que la reforma laboral de 2012 fuera la panacea de la flexibilidad y liberalización, cuando era un paso necesario, pero no suficiente. España seguirá teniendo altísimos costes de contratación, un marco laboral extraordinariamente rígido y un mercado laboral que se encuentra entre los menos flexibles del mundo. Por eso este acuerdo es tan dañino.

Ya lo dijimos aquí: no deroga ni reforma nada porque no avanza en flexibilidad ni facilidad normativa. Es cosmética.

Pero sí hace algo muy peligroso. Pone a los sindicatos como vertebradores de los convenios sectoriales para todas las empresas, lo cual perjudica enormemente a las pymes y micro-empresas, que son el 80% de las empresas en España. Lo que hace esta reforma es dejar más débiles a las empresas en una situación de inmensa fragilidad.

La reforma laboral pone a los sindicatos como vertebradores de los convenios sectoriales para todas las empresas 

Adicionalmente, el objetivo de esta reforma es maquillar las cifras de paro sacando desempleados de las listas y convertir a los temporales en “indefinidos discontinuos”, una modalidad que ha sido ampliamente criticada en el pasado por empresarios y trabajadores. 

Con estos terribles datos de empleo el gobierno se dedica a los gestos y la propaganda, y encima aprueba una reforma laboral cosmética y dañina, que no avanza, retrocede, y lo hace con un engaño antidemocrático vergonzoso.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER