Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

¿Por qué tienen que suceder las tragedias con los migrantes para voltearlos a ver?

Es urgente implementar un enfoque correcto de la política migratoria y darle un enfoque humano y no solo verlos como una fuente de ingresos.

.
Melanie Müllers |
28 de marzo, 2023

Al menos 39 personas fallecieron trágicamente en un incendio en un “albergue” para migrantes, de ellos 29 eran guatemaltecos. El presidente Obrador dijo que los migrantes provocaron el incendio en protesta por su deportación o traslado. Según las autoridades, hubo un incendio en un edificio del Instituto Nacional de Migración (INM) en la ciudad de Ciudad Juárez. Al menos 39 personas murieron y otras 29 resultaron heridas. Según información compartida, se dice que la mayoría de las muertes eran refugiados. Según las autoridades migratorias, 68 hombres adultos de Centroamérica y de Sudamérica se hospedaron en el alojamiento al momento del accidente por la noche. Según informes de prensa, las personas habían sido detenidas en varios pasos fronterizos de Ciudad Juárez el día anterior y habían sido llevados al albergue de migrantes para luego ser deportados a sus países de origen.

La cantidad de albergues en Guatemala y México para migrantes no alcanza y siempre están superpoblados. Las versiones de las autoridades en México para “justificar” la tragedia, comentaron que “creen”  los migrantes se habían enterado de que estaban a punto de ser deportados o trasladados a otro lugar “En protesta pusieron colchonetas frente a la puerta del albergue y les prendieron fuego”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en la rueda de prensa. Ciudad Juárez, en el norte de México, limita directamente con la ciudad de El Paso, en el estado estadounidense de Texas. Los albergues para migrantes casi siempre están abarrotados porque muchas personas están esperando la oportunidad de cruzar la frontera o han solicitado asilo en los Estados Unidos para lograr el tan añorado sueño americano. Muchos de ellos soportan meses o incluso años en instalaciones para migrantes en México y luego en Estados Unidos. Varias organizaciones que velan por los derechos de los migrantes, como La Asociación de Migrantes Guatemaltecos, L.A., ha puesto en evidencia las crecientes quejas de la violencia policial en México, y ha habido reiterados informes de ataques por parte de las fuerzas de seguridad Mexicana que han exigido dinero a los migrantes para protección en los albergues, los migrantes no solo representan fríamente envío de remesas sino una fuente de ingresos para los coyotes y las autoridades involucradas que vilmente los extorsionan.

En otra denuncia que tuvo La Asociación de Migrantes Guatemaltecos, L.A., se obtuvo información que hace tres semanas, fuerzas de seguridad Mexicana ingresaron a la Catedral de Ciudad Juárez y violaron el santuario de la iglesia para intimidarlos por los apoyos que se brinda a los migrantes, “libres” de extorsión por parte de la iglesia.. En un comunicado, la Conferencia Episcopal Católica de México condenó la actuación de la policía porque utilizaron la violencia y se violó la integridad física y psíquica de las personas por estar al servicio de los más vulnerables. Adicionalmente, el problema es tal magnitud que se cuenta con testigos presenciales, quienes  también informaron que la policía en Ciudad Juárez siempre en repetidas ocasiones quiere quitarles el dinero y objetos de valor a los migrantes. Lastimosamente, no ha logrado desarrollar planes y estrategias adecuadas para la atención de los migrantes recién llegados y el propio sistema abusa de ellos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Los Presidentes prometen siempre un “trato más humano”, pero son muy pocos los gobiernos que se ha comprometido con las necesidades de los migrantes durante años. Únicamente los albergues de iglesias garantizan a los afectados protección, instalaciones de primera necesidad y una comida caliente. Es urgente implementar un enfoque correcto de la política migratoria y darle un enfoque humano y no solo verlos como una fuente de ingresos.