20° GUATEMALA
29/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Qué hace Argentina con más de 10 tipos de cambio del dólar?

No existe precedente similar a la destrucción de la moneda del gobierno argentino en la región. Solo Venezuela o Cuba tienen un colapso inflacionario similar.

Argentina
Daniel Lacalle |
08 de agosto, 2022

Con la creación del llamado «dólar soja», otra creación artificial para que los productores agropecuarios liquiden divisas, en la Argentina existen más de 10 tipos de cambio.

¿Cómo puede un país tener diez tipos de cambio contra una divisa? La respuesta es sencilla. No existen diez tipos de cambio y ninguno se acerca a la realidad. Todos esos tipos de cambio impuestos por el gobierno son formas de expropiación de la riqueza para confiscar los dólares de los exportadores y ciudadanos a un tipo irreal. Es una aberración económica de tal calibre que, además del dólar soja, el gobierno ha “creado” otra modalidad artificial de tipos de cambio: el dólar “turista” que, además, tiene dos subdivisiones: para los gastos de argentinos en el exterior y para el de los extranjeros que visiten el país.

Todos los “dólares” oficiales son, en realidad, falsos. Son diferentes modalidades de un tipo de cambio irreal, completamente alejado de la realidad de la demanda y la oferta.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Los más de diez tipos del dólar en Argentina tienen un denominador común: El gobierno estafa a los receptores de esos dólares con un cambio contra el peso que el propio gobierno no encontraría en ninguna transacción en el mercado abierto.

Muchos me preguntan por qué el “dólar blue” es más popular. La respuesta es simple. El dólar “blue”, el que se comercializa por fuera del circuito oficial, es el más cercano a la realidad. Todos los demás pagan mucho menos por los dólares de lo que valen.

Por supuesto, el hecho de que existan diez tipos de cambio en un país demuestra que la moneda oficial, el peso, no vale nada. ¿Y por qué no vale nada el peso? Porque el gobierno y el banco central llevan años destruyendo el poder adquisitivo de la moneda con una política monetaria extractiva y confiscatoria. Tras años de destrozo monetario, la demanda global y nacional de pesos está a mínimos históricos.

El peso es, de nuevo en 2022, una de las peores monedas del mundo contra el dólar norteamericano. En lo que va de año el peso argentino ha caído un 22 % contra el dólar, mientras el aumento de la base monetaria del banco central de Argentina era un brutal +50,2%. Y todavía la gente se pregunta por qué la inflación es del 64% y camino del 80%.

No existe precedente similar a la destrucción de la moneda del gobierno argentino en la región. Solo Venezuela o Cuba tienen un colapso inflacionario similar.

La base monetaria en Argentina en los últimos 5 años ha aumentado un monstruoso 399,94% y a 10 años un alucinante 1.589,53%. ¿Y qué ha hecho el peso en los últimos 10 años? Perder el 99% de su valor contra el dólar mientras la política monetaria argentina empobrecía a todos los asalariados y ahorradores del país y dejaba la nación en un desastre económico histórico.

No importa cuántos tipos de cambio se quiera inventar el gobierno.

En Argentina los gobiernos siempre piensan que el problema es que sube el dólar, no la realidad: Lo que ocurre es que se desploma el peso.

No existe la demanda internacional de pesos y la doméstica desaparece anualmente.  Tener más de diez tipos de cambio es la prueba del fracaso del peso.

El gobierno les dice a los ciudadanos que ahorrar en dólares es malo, pero a la vez sigue destruyendo el poder adquisitivo de la moneda. No es que el dólar blue sea más popular por razones sorprendentes, es que el resto de los tipos, los oficiales, son falsos.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER