18° GUATEMALA
26/11/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Resistencia civil y popular iniciada el 11-J terminará con la dictadura de Cuba y sus Satelites

La dictadura incrementa su violencia y terrorismo, pero está en evidencia internacional como opresora y narcoestado jefe y hasta sus más tradicionales apoyos ocultan la mano para ayudarla.

Cuba
Carlos Sánchez Berzaín |
11 de julio, 2022

El 11 de Julio de 2021 (11-J) el pueblo tomó pacíficamente las calles de Cuba con el clamor de “libertad”, proclamando el fracaso de la dictadura de 62 años con el señalamiento “abajo el comunismo” y expresando su desesperación por la falta de alimento, medicina y esperanza con el grito “no tenemos miedo”. La respuesta fue la “orden de combate” del dictador Castro a través de Miguel Diaz-Canel que sigue produciendo muertos, miles de heridos y detenidos, torturas, desapariciones forzadas y “terrorismo de Estado” con “procesos falsificados” y “sentencias atroces”. Pero la resistencia civil y popular sigue, y el 11-J marca el inicio de la terminación de la dictadura de Cuba y de sus satélites en Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

El 11-J las mujeres, hombres, juventud, artistas, todos los cubanos, decidieron ejercer el “derecho humano de libre expresión” para pedir un cambio, “Patria y Vida”.  Lo hicieron después de más de 62 años de dictadura auto proclamada “revolución cubana”, muerto en la impunidad su jefe Fidel Castro y sometido el pueblo a un sistema de control fascista, que ha convirtió la isla en una cárcel e hizo desaparecer la condición de ciudadanos cubanos para convertirlos en sobrevivientes sometidos.

El 11-J expresa un movimiento de resistencia civil precariamente organizado por medio de las redes sociales y la oportunidad que brinda la revolución comunicacional del siglo XXI.  Una expresión popular fundada en las necesidades básicas del derecho humano fundamental que es el “derecho a la vida”, porque en Cuba no había ni hay comida, ni servicios de salud, ni medicina, ni educación, ni esperanza alguna para el pueblo, mientras una pequeña elite familiar/militar vive en la opulencia dentro y fuera del país y detenta el poder con un sistema institucionalizado de violación de derechos humanos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La denominada Constitución de Cuba es solo un “estatuto dictatorial” que regula el sometimiento del pueblo, la liquidación de la libertad y el “terrorismo de estado” como forma de gobierno.  Lo prueba la simple lectura de su “artículo 4: La defensa de la patria socialista es el más grande honor y el deber supremo de cada cubano. La traición a la patria es el más grave de los crímenes, quien la comete está sujeto a las más severas sanciones. El sistema socialista que refrenda esta Constitución, es irrevocable. Los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución”.

Un régimen que impone el “partido único” en lo que llama constitución confiesa terrorismo, como lo prueba su “articulo 5: El Partido Comunista de Cuba, único, martiano, fidelista, marxista y leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, sustentado en su carácter democrático y la permanente vinculación con el pueblo, es la fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado. Organiza y orienta los esfuerzos comunes en la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista…”.

Causa espanto conocer lo que llaman leyes, especialmente las penales y de la organización judicial y de los procedimientos, que además se cambian según el mejor interés de manipulación del régimen. Cuestiones como la “peligrosidad predelictiva” que condena a una persona porque el régimen sabe lo que ella piensa y lo considera delito, es un crimen sin acción ni omisión del acusado!!..Esto y más prueba la naturaleza  no solo dictatorial sino de “crímenes de lesa humanidad” establecidos en “leyes infames”.

Además de la institucionalización de la violación de derechos humanos y de un régimen de terror, la dictadura de Cuba se sostiene con violencia abierta, torturas, asesinatos, extorsiones y agresiones contra su pueblo y un muy eficiente sistema de coacción internacional expandido en el siglo XXI en el que han convertido el castrismo en castrochavismo con el aporte inicial y la muy oportuna muerte de Hugo Chávez. Así, Cuba es hoy la dictadura jefe del grupo de delincuencia organizada trasnacional autodenominado “socialismo del siglo XXI” que controla las dictaduras Venezuela, Bolivia y Nicaragua, y los gobiernos de Argentina con Fernández/Kirchner y México con López Obrador.

El movimiento iniciado el 11-J en Cuba no ha cesado pues las protestas se han sostenido e incluso incrementado.  El Observatorio Cubano reporta 258 protestas en junio de este año en Cuba, 81 en La Habana, 19 en Camagüey, 18 en Holguín y Villa Clara…y los meses pasados tienen indicadores iguales o mayores. La dictadura incrementa su violencia y terrorismo, pero está en evidencia internacional como opresora y narcoestado jefe y hasta sus más tradicionales apoyos ocultan la mano para ayudarla.

Cuba la dictadura jefe del castrochavismo cumple un año del 11-J agonizante, sin viabilidad histórica ni siquiera coyuntural, porque no tiene pueblo (su respaldo popular no existe), no tiene economía (crisis humanitaria), no tiene discurso ni narrativa (ya nadie cree la falacia de la revolución cubana), se queda sin sus jefes históricos (en el último año han muerto 23 de sus altos mandos) y el crimen institucionalizado está en evidencia.

El movimiento del 11-J en Cuba inició de la liberación del pueblo cubano que traerá consigo la terminación de la dictadura de Cuba y de sus satélites de Venezuela, Bolivia y Nicaragua.  El efecto interno e internacional del 11-J se expande y crece y los pueblos siguen su lucha por la libertad pese a la ceguera de importantes líderes democráticos.

*Abogado y Politólogo. Director el Interamerican Institute for Democracy

www.carlossanchezberzain.com

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER