19° GUATEMALA
18/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Torpeza, estupidez, mezquindad o dinero

El muy #hipócrita apoya todo proyecto de ley, acción retorcida, socialista, globalista y progresista que restrinja la igualdad ante la Ley, y con ello, la libertad.

Betty Marroquin
19 de enero, 2022

Torpe es aquel que, entre otras definiciones, tiene dificultad para comprender algo.  Estúpido, según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, es el necio, al que le falta inteligencia. Otros diccionarios lo describen como aquel que muestra torpeza para entender o comprender algo.  O sea, el que es torpe es estúpido, y viceversa.  Tiene pues disculpa porque implica una deficiencia mental.  Mezquino es otro cantar.  Además de ser el nombre de una horrenda y dolorosa verruga, significa también tacaño, falto de generosidad y nobleza, pequeño y diminuto.  Todos estos términos describen a un ser despreciable y detestable como Jordán Rodas Andrade.

Tristemente, se sale con la suya aunque no tenga ni el aspecto ni la inteligencia de un Frank Underwood (House of Cards), el carisma y el savoir faire de un Hannibal Lecter, la valentía de el nefasto Darth Vader.  Jordán Rodas Andrade, en la edad antigua, es de los que hubiera pedido bebés para devorar en la cena. El hombre es pues, un ser humano de lo más bajo y despreciable.

Nombrado Procurador de los Derechos Humanos por un Congreso al que le mintió desde la primera entrevista para que cayeran de tontos y le dieran su voto.  Dijo que ya no era "simpatizante" de los terroristas. Aparentó ser ya "emancipado".  Ahora sabemos que mintió y sigue mintiendo, en detrimento de toda Guatemala.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

No utilizo estos términos en son de burla, estoy tratando de entender cómo en el cerebro de una persona que se supone estudiada y que tiene como encomienda defender los derechos humanos de los guatemaltecos, el flamante Procurador de los Derechos Humanos pueda hacer justo lo contrario de su mandato.

Son derechos humanos la educación, la salud, la vida, la propiedad privada, el empleo y la libertad (que incluye el derecho a profesar una fe o no, a hacer con su cuerpo lo que quiera, a dedicarse a la profesión que quiera).  Jordán Rodas Andrade lucha en contra de todos esos principios, que juró proteger.

Lucha contra el derecho de educarse al proteger sindicatos y sindicalistas corruptos.  Lucha contra el derecho a la salud al proteger sindicatos corruptos, ex Ministra acusada de robar al Estado (plazas fantasmas, dineros desviados y sin finiquito). Dice que lucha contra la corrupción, pero ayuda, defiende y justifica a los corruptos que son sus afines ideológicos.

La Constitución dicta que en Guatemala se defiende la vida desde su concepción. Sin embargo, Jordán Rodas Andrade se atrevió a apoyar abiertamente el aborto en la famosa marcha de la vulva, que fue un insulto la mayoría de guatemaltecos.

Ataca la propiedad privada apoyando las invasiones a las mismas, no sólo a "los ricos" como creen los resentidos, sino a todos los que se cruzan por el paso de sus amigos terroristas. Es propiedad privada desde una parcela, hasta una gran extensión de tierra.  Un par de zapatos, una gallina, el dinero que gana un mecánico, son propiedad privada. Aplaudir a quien los roba es apoyar que se viole la propiedad privada de los propietarios de esos bienes.  Este descaro de individuo apoya a Mareros extorsionadores, y lucha contra la pena de muerte que tantos queremos se aplique a todo criminal incluyendo a los que se dedican a las deleznables extorsiones.  Es la encarnación misma de la #DobleMoral

Jordan Rodas también se opone al empleo. Lucha contra todo lo que significa fuente de empleo: fábricas, minas, hidroeléctricas, infraestructura, y ahora, el ferrocarril.  El amparo interpuesto contra el acuerdo de Ferrovías para desarrollar un tren demuestra el grado de ignorancia, la putrefacción de su proceso mental, o de su alma negra y sucia como la suela de sus costosos zapatos. Todo país civilizado, todo país rico, empezó por tener buenos puertos, carreteras, puentes, y trenes.  Que parte de eso no entiende, es la pregunta. O está furioso porque no le representa dinero a él.

Y así llegamos al más importante de todos los derechos humanos: la libertad.  Rodas Andrade apoya todo lo que busca limitarla, restringirla, legislarla, entorpecerla, disminuirla o acabarla. El muy #hipócrita apoya todo proyecto de ley, acción retorcida, socialista, globalista y progresista que restrinja la igualdad ante la Ley, y con ello, la libertad.

Quizás no es tan tonto como parece cada vez que abre la boca. Sabemos que le gusta lo bueno, lo caro y que no sabe trabajar.  ¿Qué le queda para ser rico?  Ejercer un cargo público. Ve a los Castro, a los Maduro, a los Chavez, a los Kirchner, a los DaSilva, los Rousseff, los Correa, los Ortega, y al verlos queda demostrado plenamente que actuando como lo hace, sirviendo a su patrona Helen Mack, a sus jefes Edgar Gutiérrez y al Soros a la Tortrix.  Se dice que vende sus posturas.  Sería interesante que el Ministerio Público investigue sus cuentas bancarias, las de sus presta-nombres y parientes. Dicen que la última venta fue el amparo contra Ferrovías.  Si no es así, una investigación arrojará la verdad.

El Congreso del 2021 nos debe que no sólo el infeliz este sigue en su trono, sintiéndose intocable, sino que encima de todo aprobaron un incremento en el obsceno presupuesto de la Procuraduría. Se siente tan intocable, que ni la Contraloría de Cuentas obedece al llamado de quienes pagamos sus sueldos con nuestros impuestos para que le hagan una auditoría. Pero nadie queda en el trono por siempre. Todos caen tarde o temprano por sus excesos.

La realidad es que nadie, absolutamente nadie está por encima de la ley, ni siquiera el procurador de los Derechos Humanos.Esa lección deben tenerla presente los Decanos de las Facultades de Derecho de las universidades a la hora de elegir a los 6 aspirantes a Fiscal General y Jefe del Ministerio Público. Tienen la responsabilidad de NO elegir gente comprometida con ONGs o gobiernos extranjeros, como Jordán Rodas, jueces actuales etc.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER