Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Ruz cita a declarar al padre de Neymar por el caso de presunto fraude fiscal

Redacción República
30 de julio, 2014

El padre del futbolista brasileño Neymar tendrá que declarar como testigo ante un juez español por el caso de presunto fraude fiscal cometido por el FC Barcelona en el fichaje del jugador, anunció este miércoles la Audiencia Nacional.

El juez Pablo Ruz citó a declarar el próximo 1 de octubre a Neymar da Silva Santos y al director financiero del FC Barcelona, Néstor Almela.

‘En un auto, el juez requiere además al padre del delantero para que en diez días aporte diversa documentación, entre ella las cantidades satisfechas derivadas de los contratos formalizadas con el FC Barcelona relativas a retribuciones variables pactadas, reembolso de gastos o pagos directos asumidos por el club y motivados por la instalación en España del jugador y su entorno familiar y profesional, así como la fecha en que se debe efectuar el pago de 900.000 euros por derechos de imagen de la temporada 2013-2014’, según el escrito del juez. ‘Deberá aportar, asimismo, las facturas de 2013 correspondientes al cobro del 5% de comisión sobre los ingresos fijos y variables de Neymar Jr. y la sociedad N&N’, agregó el texto.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El juez investiga la denuncia del fisco español según la cual el Barcelona habría defraudado un total de 11,8 millones de euros, por impagos vinculados a contratos relacionados con el fichaje de Neymar Da Silva (2,4 millones en 2011, 6,8 en 2013 y 2,6 en 2014).

El traspaso de Neymar, que firmó con el ‘Barça’ por cinco temporadas en mayo de 2013, provocó una demanda de un socio del club, Jordi Cases, contra el entonces presidente, Sandro Rosell, por ‘apropiación indebida’, lo que generó escándalo y la posterior dimisión de Rosell, el 23 de enero de 2014. El FC Barcelona y Rosell defendieron que Neymar costó 57,1 millones de euros, de los que 40 fueron para la compañía N&N, propiedad del padre del jugador.

Tras la renuncia de Rosell, su sustituto Josep Maria Bartomeu, admitió pagos por diferentes conceptos relacionados con el fichaje de Neymar por un monto total de 86,2 millones de euros. Como consecuencia de ello, la justicia considera que el Barcelona pudo cometer un delito fiscal, aunque en una declaración la semana pasada ante el juez Ruz, tanto Rosell como el director de ‘márketing’ del club Antoni Rossich, defendieron que el Barcelona se ajustó a la legalidad en la contratación del brasileño.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR