17° GUATEMALA
27/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

Si Francia gana el mundial, Benzema tendría su medalla de campeón a pesar de no jugar

Karim Benzema, quien continúa inscrito en la lista de Francia, podría volver a la concentración francesa si se recupera de la lesión. 

La Radio Monte-Carlo informó que el jugador podría regresar a la concentración, a condición de que así lo decida Deschamps, según la FIFA. (Foto: Efe)
Agencia EFE
28 de noviembre, 2022

El francés Karim Benzema, último jugador en haber ganado el Balón de Oro, podría regresar a la concentración francesa si se recupera de la lesión que le obligó a abandonarla justo antes del inicio del Mundial de Qatar, indicó la FIFA a medios galos.

El jugador del Real Madrid continúa inscrito en la lista de Francia, ya que tras su lesión el seleccionador, Didier Deschamps, decidió no convocar a ningún futbolista en su lugar.

Según la Radio Monte-Carlo, la FIFA ha confirmado que el jugador podría regresar a la concentración, a condición de que así lo decida Deschamps.

Además, el madridista sería considerado campeón del mundial en caso de que Francia levante el trofeo el próximo día 18.

En esa hipótesis, la FIFA entregaría al campeón 26 medallas a la Federación Francesa de Fútbol, tantas como nombres figuraban en la lista inicial del seleccionador, entre ellos Benzema, pero también Lucas Hernández, que también abandonó por lesión la aventura.

Francia en octavos

Los goles de Kylian Mbappé llevaron a la campeona defensora a los octavos de final. El regreso de Raphael Varane dio a la concentración de Francia un motivo más para celebrar. La preocupación por las lesiones premundialistas se disipa. Les Bleus vuelven a estar animados y se ven como uno de los favoritos al título.

Las dos dianas de Mbappé en la victoria del sábado 26 de noviembre por 2-1 contra Dinamarca ayudaron a los franceses a convertirse en el primer campeón vigente que supera la primera fase desde Brasil en 2006. La vuelta de Varane al centro de la defensa puso la guinda. Fue el primer juego del elegante zaguero desde que el pasado 11 de octubre abandonó el terreno de juego entre lágrimas y cojeando, tras sufrir una lesión en los isquiotibiales con el Manchester United.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE DEPORTES

Había un verdadero temor a que el Mundial se hubiese acabado para él, o a que no llegase en buena forma física a la cita de Qatar. Pero su 88vo partido con Les Bleus fluyó sin contratiempos. "Estoy muy contento, muy satisfecho de estar aquí. He trabajado muy duro y he disfrutado mucho", dijo Varane tras el encuentro. "Siempre es especial jugar en una Copa del Mundo, jugar con tu país. Estoy aprovechándolo al máximo".

Los ausentes

La selección de Francia llegó a Qatar sin dos piezas claves del título de 2018, Ngolo Kanté y Paul Pogba, además vio como Christophe Nkunku se marchaba al poco de iniciar la concentración y una vez en el golfo pérsico dijo adiós a Benzema.

En busca de convertirse en la primera selección en revalidar el título desde 1962, Deschamps trabaja duro para convertir los contratiempos con un equipo rejuvenecido, que a la fuerza se echa en brazos de Kylian Mbappé, la estrella que emergió en Rusia y que ahora, más consolidado, aspira a ampliar sus laureles.

El jugador del París Saint-Germain, desde su llegada a Doha, atrae cada día más los focos y a sus 23 tiene ante sí una nueva oportunidad de mostrar su solidez mental y futbolística.

"Necesitamos que marque la diferencia, pero es un elemento del grupo, se inscribe en el trabajo colectivo", aseguró el técnico, deseoso de quitarle algo de presión, que fiel a su credo, Deschamps prefiere poner en el conjunto y no en ningún nombre.


 

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE DEPORTES