Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Perplejidad en el mundo por el bloqueo presupuestario en EEUU

Redacción República
03 de octubre, 2013

Desde blogueros chinos hasta grandes banqueros europeos, el mundo entero reaccionaba el jueves con perplejidad a la parálisis de la administración federal estadounidense, y con temor a un hipotético ‘default’ de la primera potencia mundial después del 17 de octubre.

A falta de un acuerdo sobre el presupuesto en el Congreso, las agencias federales de Estados Unidos están parcialmente cerradas desde el martes.

Uno de los grandes sistemas de alerta de sismos, el USGC, no funciona; los científicos estadounidenses han anulado su participación en conferencias internacionales, y el propio presidente Barack Obama tuvo que postergar sus visitas a Malasia y Filipinas.

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes

En China, no existe desde luego el riesgo de un enfrentamiento entre partido en el poder y oposición, ya que el país vive bajo el dictado de un partido único, el partido comunista. Para la agencia oficial Xinhua (China Nueva), lo que ocurre en Estados Unidos ‘revela la horrenda cara de la política partidaria en Washington’.

‘Aunque su impacto inmediato parece limitado, los daños se multiplicarán si la situación se prolonga durante días o semanas, suscitando temores sobre los riesgos de contagio’ asegura la agencia en un comentario.

Los internautas chinos ironizaban sobre esta primera parálisis federal estadounidense en 17 años: ‘¡Cierre! ¿Y qué pasa con el dinero que China ha colocado allá?’, se preguntaba un utilizador del microblog Sina Weibo, equivalente chino de Twitter, aludiendo a las compras por parte de Pekín de bonos del Tesoro norteamericano.

Los mercados conservan de momento la calma, pero los operadores se interrogan sobre el impacto de este bloqueo en el crecimiento y la economía globales.

Además, parte de los parlamentarios republicanos pueden bloquear también un acuerdo sobre el aumento del techo de la deuda pública estadounidense, indispensable antes del 17 de octubre, según el Tesoro, si el Estado quiere evitar el riesgo de una suspensión de pagos.

‘Si Estados Unidos incurre en una moratoria de su deuda, ello enviaría una señal a los mercados de que (el país) no es un deudor solvente. Y si se tiene en cuenta el volumen de la deuda (..) ello podría ser catastrófico’ opina David Smith, del centro de estudios sobre Estados Unidos en la universidad de Sídney.

En Brasil, la economista Miriam Leitao, en una columna en O Globo, señaló que ‘los títulos públicos más seguros del mundo están nuevamente bajo amenaza de cese de pagos’ y que ‘el impasse político en Estados Unidos pasó a ser fuente inagotable de incertidumbre para la economía mundial.

‘Con eso, el flujo de capitales se altera, la aversión al riesgo aumenta, las monedas oscilan’, afirmó.

A su vez, Valor Económico publicó el miércoles una columna del editor del Financial Times y su principal comentarista económico Martin Wolf: ‘Estados Unidos flirtea con la autodestrucción’.

En un editorial, el diario O Estado de Sao Paulo señaló que ‘el primitivismo de los extremistas (de derecha) estadounidenses puede reeditar la recesión que siguió al colapso de Wall Street en 2008. Aunque al final no haya catástrofe, el ‘shutdown’ tenderá a desencadenar una crisis de confianza (…). Es de imaginar el efecto cascada sobre la actividad productiva y las finanzas mundiales’.

En Costa Rica, la ministra de Comercio Exterior, Anabel González, dijo a la prensa que están observando en estos días si la paralización llega a afectar los flujos de comercio en el país, cuyo principal socio comercial es Estados Unidos.

Por su lado, el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) de Nicaragua se declaró ‘atento’ a la paralización en Estados Unidos, su principal socio comercial, por las posibles repercusiones en el país, según su presidente, José Adán Aguerri.

‘Por ahora no tenemos repercusión en nuestros países pero estamos monitoreando sobre lo que está pasando’, dijo Aguerri a la prensa.

El nerviosismo se extiende a otros países emergentes, que este verano boreal han asistido a una salida de capitales hacia Estados Unidos, ante la expectativa de una subida de los tipos de interés en este país.

Para el ministro filipino de Finanzas Cesar Purisima, el bloqueo estadounidense ‘es una desgracia para el resto del mundo’.

‘Un ‘default’ estadounidense, inimaginable durante mucho tiempo, es ahora posible debido a las circunstancias políticas actuales, y puede conducir a un caos sin precedentes en los mercados financieros mundiales’, dice el ministro en un comunicado.

‘Una danza desgraciadamente familiar en Washington’, se lamenta el diario Indian Express. ‘Un vano conflicto político’ asegura el diario de negocios japonés Nikkei. ‘Esta mala gestión política no debe destruir el germen del crecimiento que estamos viendo en Estados Unidos y en el mundo’, afirma.

En Europa, donde las economías dificultosamente se recuperan tras años de crisis, políticos y banqueros temen las repercusiones de este bloqueo en la economía.

‘Si se prolonga, esta parálisis representa un riesgo para Estados Unidos y para el mundo’, afirmó el miércoles el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

Los pasaportes y los visados son otorgados pero los servicios no esenciales de la administración estadounidense están cerrados y centenares de miles de empleados federales están en paro técnico y sin sueldo.

Un científico estadounidense no pudo presentar sus trabajos sobre la enfermedad de Parkinson en un congreso en Perth, en el oeste de Australia, a donde acudió tras 30 horas de vuelo.

‘Si doy una conferencia o incluso si solamente asisto a las charlas, soy culpable de un crimen federal’, explicó a la televisión australiana Michael Lazarou.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR