Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

FMI y BM abren su asamblea al marco de la desaceleración mundial

Redacción República
09 de octubre, 2013

El FMI y el Banco Mundial abren este jueves su asamblea en Washington, marcada por los recortes a la baja en las estimaciones de crecimiento mundial y la preocupación por la situación de bloqueo presupuestario y deuda en Estados Unidos.

El campanazo inicial de las reuniones recaerá en el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en ruedas de prensa consecutivas el jueves.

El FMI recortó nuevamente sus estimaciones de crecimiento para la economía global a 2,9% (0,3 punto porcentual por debajo de la proyección de julio) y advirtió que ‘persisten los riesgos a la baja’.

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes

Al mismo tiempo la previsión para 2014 fue revisada a la baja en 0,2 punto porcentual a 3,6%.

El Fondo también examina los cambios a venir en la situación financiera mundial con un eventual retiro de la política de estímulos monetarios de Estados Unidos.

‘El sistema financiero global está atravesando una serie de transiciones en el camino hacia una mayor estabilidad financiera’, indicó el FMI en su informe financiero publicado este miércoles.

Según el texto, los países emergentes se enfrentan a situaciones externas ‘más volátiles’ y algunos deberán atender sus vulnerabilidades macroeconómicas.

‘La zona euro se mueve hacia un sector financiero más robusto y seguro, incluyendo una unión monetaria más fuerte con una estructura común para atenuar los riesgos’, agregó.

Según el Fondo, Europa mantendría en 2013 sus esfuerzos para salir de la recesión, y alcanzaría finalmente un crecimiento de 1% el próximo año.

La novedad es la mayor desaceleración de los países emergentes, visto en el Fondo como un reflejo al mismo tiempo de factores cíclicos y de una disminución del crecimiento potencial de las economías.

Según el FMI, el crecimiento en los países en vías de desarrollo cerrará este año en 4,5%, sensiblemente por debajo del 4,9% de 2012, y muy inferior al 6,2% de 2011.

Los ministros de Finanzas del grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) se reúnen este miércoles al margen de la asamblea y lo mismo harán el viernes los de las veinte principales economías (G20).

América Latina recordó que no es inmune a la crisis global, y acumula problemas internos que le prevén cerrar 2013 con un crecimiento de 2,7%, también menos de lo esperado.

Pero la región dispone de un buen ‘sistema inmunológico’ macroeconómico que le permitirá absorber los choques externos mejor que en décadas pasadas, informó el Banco Mundial en su informe semestral divulgado el miércoles.

Los países, principalmente Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, podrán apoyarse en una depreciación monetaria para impulsar la producción interna, dijo en rueda de prensa Arturo de la Torre, economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

‘Somos cautelosamente optimistas’, afirmó.

La gran incertidumbre en todas las proyecciones del FMI es la paralización del gobierno de Estados Unidos y la aterradora perspectiva de que el país llegue al punto de un default selectivo sobre su deuda.

El FMI trabaja sobre un escenario en el cual la actual parálisis del gobierno será corta y el tope de la deuda será elevado rápidamente.

Pero esta crisis sin precedentes desde 1996 está generando una creciente inquietud entre los mercados bursátiles mundiales y los gobiernos extranjeros.

Pasada la fecha límite del 17 de octubre sin un aumento del techo de endeudamiento, actualmente de 16,7 billones de dólares y ya superado en mayo, EEUU no podría emitir deuda ni devolver dinero a algunos acreedores en función de los límites actuales dispuestos por el Congreso.

La asamblea anual del FMI y el BM reúne cada año ministros de finanzas, presidentes de bancos centrales, líderes empresariales y académicos para discutir el panorama económico mundial, las recetas para erradicar la pobreza y fomentar el desarrollo.

Se celebra durante dos años consecutivos en Washington y cada tres años se muda a otra ciudad.


SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR