Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El salvamento de la economía de EEUU fue ‘menos costoso de lo previsto’

Redacción República
10 de septiembre, 2013

El plan de salvamento de la economía estadounidense, lanzado hace cinco años tras la quiebra de Lehman Brothers, marchó ‘bien’, evitó un colapso y fue ‘menos costoso de lo previsto’, estimaron este miércoles responsables del Departamento del Tesoro.

Bautizado TARP (‘Troubled Asset Relief Program’), el programa de ayuda que se centró en la banca y el sector automovilístico costó 421.000 millones de dólares que hoy ya fueron reembolsados a las autoridades, afirmaron los responsables del Tesoro bajo anonimato. ‘Mucha gente pensó en TARP como un programa que vio pasar por la puerta 700.000 millones de dólares que no íbamos a volver a ver’, resumió uno de los responsables, en alusión a la línea de crédito global acordada por el Congreso en octubre de 2008.

‘De hecho, desembolsamos 421.000 millones de dólares’ y ‘recuperamos 422.000 millones de dólares. Hemos entonces pasado al verde’, agregó. Estimó que el programa ‘cumplió el propósito de estabilizar el sistema’. ‘Fue mejor, más rápido y menos costoso que lo que muchos esperaron’, insistió.

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes

De 238.000 millones de dólares inyectados en más de 700 bancos vulnerables, solo quedan 3 millones por ser recuperados. En las enormes operaciones para salvar a General Motors y Chrysler de la bancarrota, el Gobierno puso 80.000 millones de dólares, y el Tesoro espera en este caso una pérdida de 15.000 millones.

Desde entonces, la italiana Fiat compró a Chrysler y General Motors recuperó la salud, con ventas a niveles previos a la crisis y de vuelta en el mercado de acciones. El Gobierno aún posee cerca del 10% de las acciones de GM, contra dos tercios en lo peor de la crisis. ‘El costo de no haber intervenido habría sido mucho más alto en términos de pérdidas de empleo y pensiones’, señaló el funcionario.

En el sector inmobiliario también se registran fuertes pérdidas para el erario público, que podrían ascender a entre 16.000 millones y 38.000 millones de dólares, según el Tesoro. El TARP no incluye los 188.000 millones de dólares desembolsados para rescatar a las sociedades de financiación inmobiliaria Fannie Mae y Freddie Mac.

‘En total, el gobierno obtendrá un beneficio significativo por estas intervenciones’, dijo el funcionario aunque aclaró que el propósito de la ayuda ‘siempre fue salvar al sistema (financiero) y no la obtención de beneficios.’ La crisis de 2008 provocó la pérdida de 9 millones de puestos de trabajo, una contracción de varios cientos de millones de dólares en economía estadounidense, un descenso de los precios inmobiliarios que aún no llegan a su pico de 2006 y una reducción ‘espectacular’ de la riqueza de las familias estadounidenses, según el Tesoro.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR