Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La zona euro vuelve al trabajo sin la amenaza de una crisis inminente

Redacción República
13 de septiembre, 2013

La zona euro volvió al trabajo este viernes en Vilna en un clima de mayor serenidad debido a las mejores perspectivas económicas, aunque deberá tomar importantes decisiones de momento aplazadas hasta las próximas elecciones alemanas.

En su primera reunión desde las vacaciones de verano, los ministros de Finanzas (el Eurogrupo) se centraron en la situación de los países bajo rescate financiero. Como se esperaba, el Eurogrupo dio luz verde a la entrega de un nuevo segmento de 1.500 millones de euros a Chipre en el marco de su plan de rescate de un total de 10.000 millones.

La entrega se hará a fines de septiembre tras la luz verde oficial de Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de la zona euro encargado de efectuar el pago. Al margen de ello, no hubo ningún anuncio importante debido a la inminencia de las elecciones legislativas del 22 de septiembre en Alemania.

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes

En este país, primera economía de la zona euro y primer contribuyente en los diferentes planes de rescate desde hace cuatro años, todos los temas relativos a la gestión de la crisis son políticamente muy sensibles. ‘Hay dos o tres grandes temas al menos que son aplazados hasta octubre’ por esa razón, había confirmado una fuente diplomática.

Además, esta reunión del Eurogrupo no está marcada por un sentimiento de urgencia debido a que la crisis de la deuda ya no es tan aguda como en el pasado. Sin embargo, los dirigentes de la zona euro admitieron que habrá mucho trabajo en los próximos meses, con el final a la vista de los planes de rescate de Irlanda, Portugal y del sector financiero de España.

Pero en primer lugar de los interesados figura Grecia, que obtuvo hasta ahora unos 240.000 millones de euros de dos rescates sucesivos, y que necesitaría una ayuda adicional de unos 11.000 millones de euros. Atenas intenta igualmente hallar una forma para reducir su gigantesca deuda que alcanzará 176% del PIB para fines de 2013. La opción de una quita de deuda sigue siendo rechazada en la UE, en particular por Alemania.

Por otra parte, la zona euro tendrá que vigilar en los próximos meses a Eslovenia, cuyo sector bancario está repleto de créditos tóxicos, cuyo importe se acerca a los 7.000 millones de euros, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). En fin, una reunión extraordinaria del Eurogrupo se celebrará el 22 de noviembre para debatir los proyectos de presupuesto de los países de la zona euro, según anunció el viernes jefe de fila de este foro, el holandés Jeroen Dijsselbloem.

Esa reunión examinará si los proyectos de presupuesto de estos países son creíbles y conformes a las recomendaciones emitidas por Bruselas. En un momento en que ‘mejoran las perspectivas económicas, hay que proseguir las reformas’, dijo Dijsselbloem en conferencia de prensa al término de la reunión del Eurogrupo.

Este debate sobre los presupuestos nacionales se encuadra en el marco del ‘two pack’, un paquete legislativo que otorga nuevas prerrogativas a la Comisión Europea, dándole la potestad desde este año de exigir cambios en los presupuestos presentados por los países de la zona euro. Tras la reunión del Eurogrupo, los ministros de Finanzas de los 28 miembros de la UE se reúnen este viernes por la tarde y el sábado, teniendo en la agenda los avances sobre la unión bancaria, en particular el mecanismo para ayudar a los bancos en dificultades en la zona euro, ante el que Berlín expresa reticencias.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR