20° GUATEMALA
19/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Ley de inversión y empleo: nueva versión para un tema ya discutido

Redacción República
20 de marzo, 2015

Para quienes han seguido de cerca el tema de la ley de inversión y empleo, la iniciativa 4948 presentada por el partido Libertad Democrática Renovada (Lider) es muestra de su intención de tomar protagonismo en un tema que ya se ha trabajado con varios sectores. Se considera más bien una jugada política que se suma a otras.

El diputado Rubén Rolando Pérez, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), pertenecía a la anterior Comisión de Finanzas del Congreso. El parlamentario señala que la nueva comisión del Parlamento está copada por representantes del partido oficial y de Lider, lo cual es ilegal: deberían contar también con bancadas minoritarias.

“Por eso no dudo que esta nueva iniciativa tendrá un dictamen favorable rápidamente, y además puede que sea aprobada en el pleno gracias a la alianza del Partido Patriota (PP) y Lider. Es muy probable que nos sorprendan igual como lo hicieron con el presupuesto de este año”, señala.

Suscribete a nuestro Newsletter de Economía

Las leyes propuestas en torno al tema de la inversión y empleo han llevado años de discusión y socialización, pues los sectores involucrados han objetado varios puntos y se han pedido cambios. En esta ocasión, dicha ley podría pasar tal cual está propuesta como una iniciativa de urgencia nacional.

Complicado tema, complicada ley

Guatemala debe cumplir con los compromisos adquiridos con la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se centran en que las subvenciones para las exportaciones deberán desaparecer el 1 de enero del 2016. A la vez, con una ley de inversión y empleo se busca promover nuevas inversiones con exenciones fiscales, dirigidas principalmente a generar empleos fuera de la capital. Ya se han presentado varias propuestas.

La más conocida fue presentada por el Ministerio de Economía en enero 2013 en la iniciativa 4644. A pesar de tener dictamen favorable de la Comisión de Finanzas del Congreso, estuvo casi dos años en discusión sin que se lograra un acuerdo entre los sectores empresariales, el Ministerio y el Congreso.

Ante los desacuerdos, se discutieron y se hicieron alrededor de 30 enmiendas en puntos controversiales de dicha iniciativa, sobre todo los referentes a los beneficios fiscales para las empresas.

Otro hecho que detuvo la aprobación de la iniciativa 4644 fue que la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) advirtió que, al aprobarse la normativa en su redacción original, se ponía en peligro la recaudación fiscal al permitir una migración masiva de empresas al nuevo régimen exento de impuestos. Esto también trató de ser corregido con enmiendas.

Pero aun así, la discusión llegó a un punto muerto; se analizó en el sector privado alternativas de posible sustitución para cumplir con los compromisos con la OMC.

Este año la Asociación de la Industria de Vestuario y Textiles (Vestex) ha reabierto la discusión exponiendo la necesidad que esa industria tiene de que se apruebe para mantenerse competitivos ante la región.

En una conferencia de prensa, Antonio Malouf, presidente de Vestex, dijo que ese sector necesita contar con incentivos que las mantengan en la línea de producción con otros países. Aseguró además que de esta manera se generarían miles de plazas laborales porque podrían reinvertir en sus capitales.

Por su parte, en una entrevista con República.gt, Juan Carlos Paiz, comisionado presidencial de Competitividad e Inversión, lamentó que este tema se haya vuelto político. “Sobre todo en cómo se discuten temas que son viejos en la economía. Si no utilizamos la capacidad de incentivar nuevas inversiones seguiremos igual, debemos hacer cosas diferentes si queremos resultados  diferentes”, señaló.

Por su parte, el Ministro de Economía, Sergio de la Torre, al rendir un informe sobre su gestión hizo énfasis en que la agenda legislativa es importante y transversal para institucionalizar las mejoras. Es decir, si no se aprueban dichas leyes, los proyectos que se tienen podrían no continuar en otras administraciones.

La propuesta de la oposición

A pesar de los complejos antecedentes, ahora la bancada de Lider quiere hacer pasar como novedoso este tema. El pasado domingo 8 de marzo presentaron la iniciativa 4948, denominada ley de inversión y empleo. Según ellos, con esto se impulsará la inversión en el país para propiciar la generación de miles de plazas de empleos.

Manuel Baldizón aprovechó para criticar los pocos avances de los últimos gobiernos en el tema de generación de empleo y combatir la pobreza. En un intento de confundir a la opinión pública, trata el tema como si por primera vez se propusiera “el impulso de la  inversión, así como condiciones y buen clima de negocios, estabilidad, reglas claras, seguridad, capital humano educado, capacitado y sano, sin corrupción y un Estado con instituciones fuertes”.

Por su parte, Edgar Barquín, también de Lider, explicó que la iniciativa presentada tiene como objetivo “mantener las condiciones al crear las denominadas zonas económicas, que consistirían en que las empresas lleven sus fábricas al interior del país y que puedan vender sus productos en Guatemala siempre y cuando paguen sus impuestos”. No obstante, todo esto ya estaba planteado en la iniciativa 4644 que se discute desde 2013.

Entonces salta la duda de ¿por qué presentar una ley tan parecida? Además de promoverla en radios con cobertura nacional y usarla como tema de campaña anticipada, que es ilegal. Según analistas pareciera que quieren tomar control de la situación para obtener resultados para su conveniencia aprovechando su posición política para aprobarla.

Por otro lado, el diputado uneísta Pérez señala que la sociedad debe analizar a profundidad la ley de propuesta en la iniciativa 4948, porque se dice que tiene intereses personales. “Se quiere favorecer especialmente a los nuevos hoteles y empresas conexas de ciertas regiones, ya que al parecer miembros de ambos partidos quieren invertir en ellos”, asegura.

Pérez señala que en el Congreso se tiene claro que una ley sobre este tema es necesaria, pero debe aprobarse la mejor versión, la que esté analizada, consensuada, socializada y que no busque favorecer a ningún sector en particular sino realmente fomentar la inversión y el empleo.

Apoyan lo que sea mejor para el país

La presentación de la iniciativa de Lider ha dado lugar a suspicacias, pues algunos analistas han dado a entender que esto provocará rupturas en el sector empresarial. Se ha dicho que ese partido ofrece una ley que otorga privilegios fiscales mientras espera recibir a cambio, además de apoyo a su campaña, financiamiento.

Para el director Ejecutivo de la Cámara de la Industria de Guatemala (CIG), Javier Zepeda, en un primer análisis se puede apreciar que la nueva propuesta es muy parecida a la que se ha discutido en los dos últimos años.

“Estamos claros que se necesita esta ley, se debe lograr un acuerdo y aprobar una que sea la mejor para el país. Quien la presente no debería ser lo más importante, tampoco ponerle un sello político”, opina.

El directivo señala que esperarán a ver qué pasa en los próximos días en su análisis y discusión en el Congreso para dar su postura como CIG. “En un caso se apoyara esta ley no significaría apoyar a algún partido, el sector empresarial analiza las propuestas y emite opiniones objetivas pensando en el beneficio para el país”, considera. También refiere que el hecho de que haya opiniones distintas no significa que estén divididos en el sector privado.

Igual opina Juan Carlos Prato, vicepresidente de Vestex, al señalar que este tema no los ha debilitado, ya que los une la misma visión de país. “Queremos trabajar para crear más empleos formales. Para eso necesitamos herramientas como una ley de inversión y empleo. No importa quién la proponga, si es buena para el país la apoyaremos”, señala. Considera, además, que la nueva propuesta es muy parecida a la anterior, pero con las modificaciones requeridas.

Prato coincide en que si luego de analizar la propuesta la apoyan, no significaría que se pongan la camiseta de algún partido. “Yo apoyo a Vestex y a Guatemala, hemos luchado tanto por esta ley porque se necesita, además, hay que cumplir con la OMC”, afirma.

“Lo importante es tener una ley que nos haga competitivos porque los países vecinos ya tienen las suyas. Opino que debe hacerse ya porque luego cuando empiece la campaña electoral oficialmente, el tema puede quedar olvidado”, finaliza.

SÍGUENOS EN
Suscribete a nuestro Newsletter de Economía