16° GUATEMALA
24/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Desconfianza en la SAT por crisis podría empeorar la recaudación

Redacción República
17 de abril, 2015

Si bien es cierto que la cultura tributaria en los últimos años ha mejorado en alguna medida, la percepción que se tiene de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) seguía con retos grandes para mejorar. No obstante, con la captura de una banda que se dedicaba a defraudar y que implica a altos directivos de dicha institución, podría hacer retroceder esos esfuerzos.

Tanto Omar Franco, actual superintendente, como Carlos Enrique Muñoz, su predecesor, incumplieron las metas de recaudación que se establecieron. Esto y otros hechos dan lugar a suspicacias.

A pesar de que el Presidente Otto Pérez ahora señala que desde tiempo atrás había sospechas de malos manejos en la SAT, apenas 24 horas antes de su captura, Omar Franco había recibido su visita para apoyarlo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA

Ambos justificaron juntos la brecha fiscal (lo que no se recaudó pero que estaba proyectado) del primer trimestre de 2015 y que asciende a Q175 millones. Se dijo en esa oportunidad que esta se debía a la baja en el precio de los combustibles y al tipo de cambio. También se mencionó la falta de recaudación del nuevo impuesto a la telefonía, que fue suspendido por la Corte de Constitucionalidad.

Estos resultados ya eran recurrentes, aun antes de la caída del petróleo y la suspensión de dicho impuesto. En 2012 hubo dos Superintendentes, Rudy Villeda y Miguel Gutiérrez, y durante sus gestiones también hubo brecha fiscal, de aproximadamente Q1,000 millones.

En marzo de 2013 llegó Carlos Muñoz al cargo, pero no se mejoraron los resultados sino por el contrario, fueron peores. Al finalizar ese año el hoyo fiscal llegó a Q 2,500 millones. En el 2014 se tuvo otra vez resultados desastrosos, pues no se recaudaron Q2,400 millones.

Luego Pérez designó a Omar Franco para dirigir la SAT a inicios de este año. En esa oportunidad dijo que su experiencia de 16 años le daban las cualidades para llegar al puesto. El profesional venía de ser intendente de recaudación durante la gestión de Muñoz.

En declaraciones a los medios de comunicación, Abelardo Medina, analista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), dijo que esta crisis traerá más desconfianza en los contribuyentes, lo cual podría afectar todavía más la tributación.

“Debemos recordar que muchos pagan porque esperan que sus impuestos se utilicen para el desarrollo del país, pero si se descubre que están siendo mal administrados, se tiene un impacto en la confianza de los contribuyentes “, señala el analista.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA