Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

EITI: garantiza la transparencia en las actividades mineras

Redacción República
08 de septiembre, 2015

La industria extractiva es una actividad productiva que en el mundo cobra cada vez más relevancia, por lo que tanto gobiernos como sociedad civil se interesan en regular y supervisar sus actividades debido del interés que despierta.

La Extractive Industries Transparency Initiative (EITI) comenzó como una campaña de organizaciones de la sociedad civil que promovía la publicación, por parte de las empresas extractivas, de los pagos realizados a los gobiernos anfitriones.

En 2002 el entonces Primer Ministro del Reino Unido, Tony Blair, retomó el tema y el gobierno británico acordó reunir a un grupo de países ricos en recursos, empresas extractivas y organizaciones de la sociedad civil que empezaron a formular la metodología del EITI. En 2005 se creó el Consejo Internacional del EITI.

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes
¿Cuál son sus objetivos y su trabajo?

Dentro de sus principios, están que el uso prudente de la riqueza de recursos naturales debería ser una fuerza motriz importante para el crecimiento económico sostenible que contribuya al desarrollo sostenible y a la reducción de la pobreza.

También afirman que está dentro del dominio de los gobiernos soberanos el proceder a la administración de la riqueza de recursos naturales en beneficio de los ciudadanos de sus países, de modo que se promuevan los intereses de su desarrollo nacional.

EITI señala que los beneficios de la extracción de recursos se producen en forma de flujos de ingresos en el curso de muchos años, y que pueden depender en gran medida de los precios. También tienen conciencia que la comprensión por parte del público acerca de los ingresos y gastos públicos, con el tiempo podría contribuir al debate público y a fundamentar la elección de las soluciones adecuadas y realistas disponibles para lograr el desarrollo sostenible.

Subrayan la importancia que reviste que los gobiernos y las empresas respeten la transparencia de las industrias extractivas, y la necesidad de mejorar la gestión de las finanzas públicas y la rendición de cuentas.

En esta instancia se cree que todas las partes interesadas tienen contribuciones importantes y pertinentes que hacer a la búsqueda de soluciones. Se refieren a los gobiernos y sus dependencias, las empresas de las industrias extractivas, las empresas de servicios, los organismos multilaterales, las organizaciones financieras, los inversores y las organizaciones no gubernamentales.

El objetivo de la aplicación del EITI es conseguir que los países cumplan con los requisitos establecidos, que según lo expresa la Presidenta del Consejo del EITI, Clare Short, se ha progresado considerablemente en la tarea de combatir la corrupción y exigir transparencia a todas las partes que se involucran en este proceso.

Expresa también que el éxito no será completo hasta que los ciudadanos de los países ricos en recursos vean realmente los beneficios en cuanto a reducción de la pobreza, desarrollo económico y auténticas mejoras en sus vidas.

Los participantes

A la fecha, 31 países han sido aceptados como Países cumplidores, 48 países se encuentran como Países Candidatos.

Guatemala en el mes de marzo de 2014 fue catalogado como país “cumplidor”, convirtiéndose en el segundo país a nivel latinoamericano en obtener  tal certificación después de Perú. Sin embargo por atrasos en la entrega del informe de conciliación por parte del gobierno correspondiente a los años 2012 y 2013, actualmente se encuentra catalogado como país “Cumplidor, suspendido” hasta que presente el referido informe.

La designación de Guatemala significa que el país tiene un proceso efectivo para la divulgación periódica de todos los ingresos de su sector extractivo, lo que permite a los ciudadanos ver los valores que el gobierno recibe de las empresas petroleras, mineras y de gas.

Para el Secretariado Internacional “el cumplimiento con el EITI debe facilitar a Guatemala a utilizar la transparencia sobre los Ingresos de las Industrias Extractivas para lograr mejoras en la rendición de cuentas y en la gobernanza y la gestión de sus recursos naturales”.

Nuestro país es “cumplidor”

Rodrigo Maegli es parte de la Comisión Nacional de Trabajo (CNT) de la  EITI Guatemala representando a la Gremial de la Industrias Extractivas (GREMIEXT).

Explica que según el acuerdo constitutivo, la CNT la conforman tres sectores que son el gubernamental representado por el Vicepresidente de la República, el Ministro de Energía y Minas, el Ministro de Finanzas y el Ministro de Medio Ambiente. En la práctica los ministros han delegado en sus viceministros la representación ante la CNT. La vicepresidencia lo delegó en la Comisionado Presidencial de la Transparencia, a quien nombró presidente de la comisión.

El sector extractivo está representado por dos delegados con voz y voto, uno de las industrias extractivas y otro representando a la industria petrolera. El sector de la sociedad civil está representado con dos delegados con voz y voto, representando a un grupo ampliado de varias organizaciones civiles.

La coyuntura actual

Maegli refiere que la renuncia de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti y la posterior remoción de la comisionada presidencial para la transparencia originaron un vacío en la presidencia de la CNT. “Sin embargo, el coordinador ejecutivo y el secretario ejecutivo de la CNT asumieron el liderazgo positiva y fructíferamente”, considera.

Así se pudo continuar con las sesiones ordinarias y finalizar el segundo informe y además comenzar a planificar el tercer  informe que corresponde a lo acontecido durante el año calendario 2014.

Una de las cosas negativas que ocurrieron fue que la remoción de la Comisionada presidencial para la transparencia dejó un vacío legal en la ejecución de la segunda donación que administra el Banco Mundial (BM), sin la cual el tercer informe no puede ser elaborado.

Para Maegli, el trabajo de la EIT en Guatemala ha sido incomprendido. “La iniciativa tiene propósitos específicos y limitaciones. Procura transparentar todos los flujos importantes que las empresas extractivas participantes pagan al gobierno central y a las corporaciones municipales mediante la conciliación independiente de estas cifras  y promueve la divulgación de las mismas para propiciar un debate nacional”, dice.

“Cabe resaltar que EITI quiere propiciar el debate nacional donde se identifiquen las necesidades del sector extractivo y se encausen compromisos para poder llevarlos a cabo”, manifiesta.

Dentro de los logros de EITI hasta la fecha en el país se pueden mencionar el lograr una mesa de trabajo donde los tres representados trabajan conjunta y abiertamente por transparentar los flujos de fondos que se generan.

También se menciona la generación de los dos informes de conciliación que comprenden desde los años 2010-2011 hasta los años 2012-2013, con sus debidas secciones contextuales donde se recogen las principales características de la industria extractiva en el país.

Por último Maegli menciona una mejora, aún efímera, en el nivel de comprensión sobre los pagos que las industrias extractivas erogan hacia el gobierno central y hacia las corporaciones municipales.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR