Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

SAT busca “acceso restringido” a cuentas bancarias

Allan Martinez
06 de abril, 2016

La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) considera incorrecto hablar de “quitar el secreto bancario”, como parte de la iniciativa que presentarán para reformar la Ley Orgánica de esa entidad, el ministro de Finanzas y presidente del Directorio del ente recaudador, Julio Héctor Estrada, resume este cambio de la siguiente manera: “se da acceso restringido para temas de investigación tributaria a la SAT con un proceso bien definido que incluye la consulta con un juez del ramo civil y con una sospecha legítima, debidamente acreditada”.

“Hoy en día no hay mecanismos para validar la información que los contribuyentes dan a la SAT, por ello, parte del proceso tiene como objetivo el fortalecimiento para recaudar impuestos. No significa que se estaría incrementando impuestos, es solo cobrarle a las personas que tienen que pagar, a los que no están pagando cobrarles y a los que sí están cumpliendo, que su pago sea justo, no más”, expone la cartera del Tesoro mediante una comunicación realizada por correo electrónico.

“Además lo que se está planteando es parte de los estándares internacionales. SAT podría, mediante un juez, validar con bancos del sistema y la Superintendencia de Bancos, los movimientos del contribuyente cuando exista alguna sospecha de evasión fiscal. Es importante mencionar que se lleva un record de todo procedimiento”, agrega la institución.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA

La reforma que se está planteando a la Ley de Bancos, incluye a la SAT como una de las entidades que puede tener acceso a la información bancaria con un procedimiento predefinido.

Estrada subraya que todo el proceso será por medio de un juez y “cuando se haya cotejado la información, entonces se puede iniciar una investigación criminal. No es arbitraria, si se utiliza mal, puede tener repercusiones a funcionarios”.

“Debemos crecer institucionalmente, fortalecer el sistema de recaudación de impuestos. Deseamos un gobierno que funcione, pero necesitamos cobrar impuestos de forma justa. Movimientos bancarios consistentes con su recaudación tributaria. La privacidad no cambia”, concluye la respuesta enviada por Finanzas Públicas.

Qué dicen los abogados

Repúblicagt contactó a tres reconocidos profesionales del derecho que hablan acerca del tema.

Abogado Alfredo Skinner

¿Qué es el secreto bancario?

El secreto bancario no existe. Es ficción. Es un mal uso del término. Lo que hay en la Constitución y en la Ley de Bancos es confidencialidad. Esa confidencialidad es una institución que existe en todos los países del mundo, sin excepción. En EE.UU. la normativa se llama Bank Secrecy Act, es toda una ley que regula la información privilegiada, para todos los países esa información bancaria es privilegiada y confidencial y ahí no hay nada raro.

La ley de Bancos regula que las entidades que supervisan a los bancos tienen acceso a esa información por ser reguladores, eso incluye la Superintendencia de Bancos, el Banco de Guatemala, la Junta Monetaria y la Intendencia de Verificación Especial (IVE), que verifica el lavado de dinero.

La constitución sí reconoce que hay carácter confidencial de la información bancaria y la Ley de Bancos expresa la tutela, pero no hay “secreto bancario”, eso lo inventaron los políticos.

¿Qué diferencia hay con esta reforma de la SAT, si con una solicitud a un Juez se puede averiguar quiénes son los que evaden impuestos o lavan dinero por el sistema financiero?

En el artículo 63 dice: Nadie puede dar información sin una orden de Juez. Los bancos son depositarios de esa información confidencial y la SAT puede conseguir orden judicial en el esquema de hoy día para investigar fiscalmente. Dice el Código Tributario que los estados de cuenta bancarios son parte obligada de su soporte contable, así que si le va a caer la SAT para una auditoria, sus estados de cuenta están a disposición ya no son tan secretos. Los que queda es ir a validar la información.

Lo que dice la SAT es que ´es muy complicado ir por una orden de Juez y de pronto judicializar el tema y pues todo el mundo se opone y me llenan de amparos.´ Lo que hay que hacer es cómo se ordena: Que la información que se esté buscando la SAT sea consecuencia de una validación de una auditoria que le están haciendo. No se vale ir a buscar las cuentas de alguien para ver qué le encuentro para ir y le hago un daño. No se vale. Tiene que ser así: ´ya estoy investigando a alguna persona me encontré con algo y tengo una duda y los bancos me informan´. No se vale ir a buscar al personal de alguna empresa y acceder a sus cuentas y hacerle una auditoria.

Entonces, primero debe haber un expediente abierto., segundo, debe mediar orden de juez y cumplir con los requisitos establecidos. El Juez da la orden a los bancos para trasladar esa información a la SAT, pero esos  datos siguen siendo bancarios y por lo tanto, confidenciales y no importa quien la tenga, sigue siendo confidencial. Esa información también es suya, así que le tienen que avisar y le tienen que notificar que su información bancaria se está investigando.

El tema es un gran alboroto porque diversos sectores se oponen y la verdad es que los que se oponen son los contribuyentes incorrectos, pero hay que desmitificar el tema.

¿Entonces el secreto bancario es el petate del muerto?

Creo que sí. Hay gente que no le interesa enseñarle a la SAT sus movimientos. Los políticos les encanta hablar del secreto y que el sector privado se opone. El sector privado quiere que esto se transparente. La mayoría es gente que opera con todas las de ley, y es uno de los contribuyentes más fiscalizados y a ellos les interesa que esto se desmitifique y se transparente. La oposición viene de otro lado.

Abogado Mario Fuentes Destarac

¿Qué es el secreto bancario?

El secreto bancario como tal, no existe. Lo que existe es una garantía de confidencia que se otorga a los usuarios de crédito del país y eso está establecido en el artículo 63 de la Ley de Bancos y Grupos Financieros, en el capítulo II de Confidencialidad de Operaciones. Esa garantía no es un derecho absoluto, porque es posible que sean investigadas o revisadas las cuentas bancarias, tanto por el Ministerio Público cuando inicia una investigación, siempre y cuando exista un control de parte del juez competente y una legítima sospecha debidamente acreditada. Por otro lado, la Superintendencia de Bancos tiene acceso a revisar las cuentas bancarias por medio de la Intendencia de Verificación Especial para fines de lavado de dinero, es decir que eso está previsto en la Ley de Bancos y Grupos Financieros.

La intervención de juez contralor es fundamental en todo tipo de revisión de cuentas bancarias. El juez interviene cuando existe una legítima sospecha debidamente acreditada y se respetan los derechos al debido proceso, al derecho de defensa y presunción de inocencia y tiene que haber una audiencia a todos los involucrados.

¿Con la reforma podría la SAT perseguir la evasión?

La SAT es eminentemente de recaudación y le toca la Ministerio Público hacer ese tipo de investigación de ilícito con un juez contralor y eso solo se puede por una causa justa. Todo el tema de recaudación le corresponde a la SAT, según la Constitución.

¿Por qué se habla tanto de eliminar el secreto bancario?

Es un error.

Abogado Gabriel Orellana

¿Es necesario eliminar el secreto bancario para perseguir la evasión fiscal?

El problema debe enfocarse de una manera más global, porque si lo circunscribimos a dentro de las fronteras guatemaltecas, habrá muchos argumentos a favor y muchos en contra, pero lamentablemente se queda dentro del ámbito del grupo dominante en Guatemala, por darle un nombre.

El problema de la eliminación del secreto bancario no es un capricho que nació en Guatemala, es una exigencia internacional y que ha tendido a eliminar los paraísos fiscales. Uno de los puntos más duros que ha dado lugar a los paraísos fiscales ha sido el secreto bancario. Hoy en día se le combate por todas partes y está de moda y se lucha a toda costa cuando no se quiere ser un paraíso fiscal porque acarrea sanciones económicas. Parte del enfoque que debe darse en estos casos es ¿hasta dónde se está cumpliendo con una serie de compromisos financieros para Guatemala?

No es que Guatemala diga que es un país soberano y no lo va cumplir, porque entonces el problema se vuelve más grave desde el momento que muchos organismos financieros internacionales no le dan financiamiento a Guatemala.

La SAT busca mayor acceso a las cuentas bancarias para mejorar la recaudación, ¿es posible esto?

Es un problema complejo. Uno, es que nuestras autoridades no son precisamente un ejemplo de pulcritud a la hora de cumplir sus funciones, y la SAT con todo lo del caso de La Línea, no es de una eficiencia ejemplar en el mundo. A esto agréguele la Intendencia de Aduanas. Hay que sumarle la falta de confianza en la confidencialidad, que no es el principio, sino los funcionarios que trabajan para estas entidades y ahí estriba la justificación que mucha gente tiene para negar o defender el secreto bancario, pero le digo, tenemos que hacer un análisis muy objetivo y sopesar lo que pueda tener de bueno y los puntos usados como argumentos en contra, y al menos, los temores que he escuchado, se pueden superar con algunas regulaciones.

¿Cómo hacer para incluir a la SAT en ese esquema de inteligencia financiera para intercambiar información y perseguir a los evasores o a quienes lavan dinero?

Esto comienza con otro tema que es una política pública inexistente para enlazar a todas las dependencias del Estado y a las entidades autónomas descentralizadas. Esta es la hora que muchas municipalidades no usan Guatecompras y donde hay muchos métodos para burlar el sistema. Parte de ello es ir viendo la manera de hacer este enlace y que todo funcione armónicamente. Parte del gran problema que acarrea la corrupción es la opacidad, y precisamente algunos de los estudiosos de la materia de corrupción han concluido que el mejor antídoto para combatir a la corrupción es la transparencia y por eso ve usted que en países del primer mundo hasta la compra de unas toallas, como ocurrió en la Casa Presidencial de México, tuvo que ser publicada.

 
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA