Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Guatemala
Guatemala
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Qué se puede hacer para contrarrestar la baja de las exportaciones?

Allan Martinez
16 de septiembre, 2016

Las exportaciones registran una baja interanual del -5.2 por ciento hasta julio de 2016. Esta situación tiene su respuesta en los bajos precios en el mercado internacional y una lenta recuperación de la crisis económica, según la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport)

El monto total durante los primeros siete meses del año sumó US$ 6,214.3 millones, menor en US$ 342.9 millones (-5.2%) al registrado en igual periodo de 2015, cuya cantidad totalizó US$ 6,557.2 millones), de acuerdo con Agexport.

Otra de las causas que propició la baja fue que el tipo de cambio empezó el año en 7.63 y a julio se ubicó en 7.56.

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes

Los productos afectados en precio fueron los artículos de vestuario, que continúan siendo los de mayor exportación del país. Si bien el volumen registró un crecimiento del 4 por ciento, el precio se vio afectado por una baja del -3.4 por ciento.

Aunque los exportadores reconocen que muchos factores son externos, mejorar la infraestructura, agilizar los procesos en las aduanas y acabar con los bloqueos, ayudarían a que el impacto negativo no sea tan severo en el empleo y la apertura de nuevas empresas.

También puede leer: Banguat pronostica un crecimiento en casi todos los sectores

Otro de los productos con un comportamiento similar fue el cardamomo, que reporta un crecimiento del 25 por ciento, pero su precio cayó en un 26 por ciento en comparación con similar ciclo de 2015.

Para el empresario Jorge Mario del Cid, esta baja es porque “Guatemala es el mayor productor y cuando sobreproduce, afecta el precio internacional. Así que se puede aumentar la producción, pero baja el precio. Lo que queda a largo plazo es bajar la producción para aumentar el precio”.

Productos No Tradicionales a la baja

Los productos no tradicionales generaron alrededor de US$4,566.0 millones, representando el 73.5 por ciento del total exportado, con un decrecimiento del 3.5 por ciento. Uno de los renglores más afectados es la explotación de minas y canteras, cuya baja fue de -12.3 por ciento.

Otros rubros con reducciones, según Agexport:

Piedras preciosas con -28.5% (USD 144 m)

Hierro y acero con -19.9% (USD 122.0 m)

Productos químicos con -8.2% (USD 85.2 m)

Caucho Natural con -25.9% (USD 59.8 m)

Gasolina con -32.2% (USD 36.7 m)

Energía Eléctrica con -39.5% (USD 25.7 m)

Níquel con -57.7% (USD 25.2 m)

Kerosene con -30.8% (USD 18.6 m)

Semilla de Ajonjolí con -49.3% (USD 14.1 m)

Aparatos de registro con -67.9% (USD 7.8 m)

Rolando Paiz, presidente de Agexport, comenta que la situación es preocupante y los factores son diversos, desde “autoabastecimiento de los países que antes les vendíamos, hasta la conflictividad, lo cual afecta la competitividad del país. En el caso de los commodities, es poco lo que se puede hacer porque las reglas las dicta el mercado internacional”, enfatiza.

Según el Banco de Guatemala (Banguat), hasta julio de este año las importaciones decrecieron un -6.5 por ciento, lo cual fue en su mayor medida por la variación negativa observada en Materias Primas y Productos Intermedios con una caída del -10.2 por ciento en combustibles y lubricantes, con un descenso del 21.8 por ciento.

También puede leer: Diversificación de las exportaciones es clave para el desarrollo

Según Paiz, no es mucho lo que se puede hacer en estos momentos para recuperar las exportaciones, pero a largo plazo considera necesario darle un valor agregado a los productos para que puedan competir en otros nichos.

No hay dinamismo económico

En el informe Desempeño Económico Reciente 2015-2016, presentado por el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), se observan los retrocesos y estancamientos que reflejan poco dinamismo en la economía nacional.

“El desempeño fiscal muestra una recaudación de impuestos relativamente baja, lo que a su vez ocasiona una reducción en el gasto público, teniendo menos oportunidades de invertir en educación, salud, seguridad, infraestructura, Esta pérdida de dinamismo en la actividad económica se traduce en menos inversión y menor creación de empleo formal, sin el cual no se puede superar la pobreza”, expresa en sus conclusiones el documento.

Para el presidente del Cacif, José González, reactivar la economía “es uno de los retos más importantes del país ya que no hay condiciones claras ni certeza jurídica para estimular la inversión, por lo que más guatemaltecos se irán a la informalidad”.

Y es que las cifras de los empleos formales midiéndolas a partir de la perspectiva de la afiliación al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, vienen a la baja. Según la medición, en 1990 el porcentaje era de 30.8 por ciento y en la actualidad 18.8.

Una reciente encuesta entre empresarios, indica que el 23.2 por cientotiene previs to incrementar su personal, lo cual es un porcentaje muy bajo ante la clara incertidumbre, según González.

Otra de las preguntas es acerca de su percepción del estado de la economía en los últimos 12 meses, y un 79.3 por ciento dice que no ve mejoría.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR