Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Infraestructura: Las 4 modalidades del Estado para invertir y sus diferencias

Braulio Palacios
07 de febrero, 2019

Los Estados como Guatemala pueden elegir entre cuatro modalidades de inversión para la infraestructura y servicios públicos, que se ajusten a sus necesidades.

Desde la base legal, financiamiento, operación, las Alianzas Público Privadas (APP), la concesión, privatización y la obra pública tradicional, tienen características que las diferencian entre sí.

Para la construcción de obra pública, con la participación de empresas privadas, existen dos extremos: la obra pública tradicional y la privatización. En medio de los extremos, aparecen las APP.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA

“Las APP no es ni obra púbica ni es privatización”, señaló Roberto Sagastume, director ejecutivo de Anadie, y explicó que esta modalidad abarca proyectos con un máximo de 20 a 30 años.

“En este tipo de iniciativas se incluyen derechos y obligaciones al participante privado, relacionado con el diseño, construcción, financiación, conservación y administración”, explicó Sagastume.

La concesión, en un nivel conceptual, es menos que una APP. “En esta modalidad se cede a un participante privado el servicio que el Estado tiene la obligación de prestar”, indicó Sagastume.

En Guatemala, una forma de diferenciar las modalidades de infraestructura se obtiene de la base legal, ya que existen marcos regulatorios para cada una de las prácticas.

Para una concesión, se remite a la Ley de Contrataciones del Estado. Si es inversión pública, Ley de Presupuesto General. Las APP se rigen bajo la Ley de Alianzas para Desarrollo de Infraestructura Económica.

Lucrecia Ruiz, ingeniera y exsubdirectora de Anadie, dijo que un punto a considerar entre las modalidades, es la aprobación del contrato.

“En la obra pública es el Ejecutivo a través de una acuerdo ministerial. La concesión se aprueba en el Congreso, al igual que en la APP“, explicó.

Cada modalidad funciona como mecanismos para implementación de política pública relacionada con obras de infraestructura, con el fin de prestar un servicio que el Estado esta obligado a birndar a los ciudadanos.

La Cámara de Construcción de Guatemala (CGC) considera que la inversión en infraestructura es clave para la competitividad y crecimiento económico de cualquier país.

“A nivel latinoamericano, la inversión en infraestructura alcanza el 3% del PIB. Sin embargo, la Cepal recomienda que la inversión en infraestructura sea de al menos de 5%“, estima la asociación.

Durante la presentación del Plan Macro-Estratégico de Infraestructura para la Competitividad, Fundesa reveló que en la actualidad la inversión en infraestructura por el Estado alcanza el 1.2% del PIB.

El Plan propuesto por Fundesa señala que en 13 años dicha cifra debería elevarse a 6.2%. Por su parte, la inversión privada, debería pasar de 11.2% a 20% del PIB.

Algunos casos

Guatemala esta en camino de lograr su primer proyecto de APP, con la aprobación en el Congreso del contrato para el proyecto de la Autopista Escuintla – Puerto Quetzal.

Según la cámara empresarial, existen dos formas de generar proyectos de infraestructura, por un lado, con financiamiento público y por otro, el financiamiento privado.

“A nivel internacional, los mecanismos de inversión privada para la reducción de brechas de infraestructura económica utilizan las APP, la privatización y las concesiones”, señala la CGC.

En el caso de concesiones, un ejemplo ha sido la prestación del servicio de emisión de licencia de conducir que desde hace dos décadas está a cargo de Maycom, cuya ampliación de contrato vence a finales de 2019.

Te sugerimos leer:

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA

Infraestructura: Las 4 modalidades del Estado para invertir y sus diferencias

Braulio Palacios
07 de febrero, 2019

Los Estados como Guatemala pueden elegir entre cuatro modalidades de inversión para la infraestructura y servicios públicos, que se ajusten a sus necesidades.

Desde la base legal, financiamiento, operación, las Alianzas Público Privadas (APP), la concesión, privatización y la obra pública tradicional, tienen características que las diferencian entre sí.

Para la construcción de obra pública, con la participación de empresas privadas, existen dos extremos: la obra pública tradicional y la privatización. En medio de los extremos, aparecen las APP.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA

“Las APP no es ni obra púbica ni es privatización”, señaló Roberto Sagastume, director ejecutivo de Anadie, y explicó que esta modalidad abarca proyectos con un máximo de 20 a 30 años.

“En este tipo de iniciativas se incluyen derechos y obligaciones al participante privado, relacionado con el diseño, construcción, financiación, conservación y administración”, explicó Sagastume.

La concesión, en un nivel conceptual, es menos que una APP. “En esta modalidad se cede a un participante privado el servicio que el Estado tiene la obligación de prestar”, indicó Sagastume.

En Guatemala, una forma de diferenciar las modalidades de infraestructura se obtiene de la base legal, ya que existen marcos regulatorios para cada una de las prácticas.

Para una concesión, se remite a la Ley de Contrataciones del Estado. Si es inversión pública, Ley de Presupuesto General. Las APP se rigen bajo la Ley de Alianzas para Desarrollo de Infraestructura Económica.

Lucrecia Ruiz, ingeniera y exsubdirectora de Anadie, dijo que un punto a considerar entre las modalidades, es la aprobación del contrato.

“En la obra pública es el Ejecutivo a través de una acuerdo ministerial. La concesión se aprueba en el Congreso, al igual que en la APP“, explicó.

Cada modalidad funciona como mecanismos para implementación de política pública relacionada con obras de infraestructura, con el fin de prestar un servicio que el Estado esta obligado a birndar a los ciudadanos.

La Cámara de Construcción de Guatemala (CGC) considera que la inversión en infraestructura es clave para la competitividad y crecimiento económico de cualquier país.

“A nivel latinoamericano, la inversión en infraestructura alcanza el 3% del PIB. Sin embargo, la Cepal recomienda que la inversión en infraestructura sea de al menos de 5%“, estima la asociación.

Durante la presentación del Plan Macro-Estratégico de Infraestructura para la Competitividad, Fundesa reveló que en la actualidad la inversión en infraestructura por el Estado alcanza el 1.2% del PIB.

El Plan propuesto por Fundesa señala que en 13 años dicha cifra debería elevarse a 6.2%. Por su parte, la inversión privada, debería pasar de 11.2% a 20% del PIB.

Algunos casos

Guatemala esta en camino de lograr su primer proyecto de APP, con la aprobación en el Congreso del contrato para el proyecto de la Autopista Escuintla – Puerto Quetzal.

Según la cámara empresarial, existen dos formas de generar proyectos de infraestructura, por un lado, con financiamiento público y por otro, el financiamiento privado.

“A nivel internacional, los mecanismos de inversión privada para la reducción de brechas de infraestructura económica utilizan las APP, la privatización y las concesiones”, señala la CGC.

En el caso de concesiones, un ejemplo ha sido la prestación del servicio de emisión de licencia de conducir que desde hace dos décadas está a cargo de Maycom, cuya ampliación de contrato vence a finales de 2019.

Te sugerimos leer: