15° GUATEMALA
26/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Chapines en USA
Chapines en USA
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Cultivo de camarón súper intensivo en Guatemala

Content Marketing
10 de marzo, 2020

El sistema extensivo de cultivo de camarón predomina en países como Ecuador e India. Se caracteriza por grandes estanques y bajas densidades de siembra.

A pesar de ser sistema que requiere grandes extensiones de tierra y bajos niveles de infiltración, el cultivo de camarón en Guatemala utilizó durante décadas este sistema tradicional de cultivo y a la fecha continúa siendo muy utilizado a nivel mundial.

Guatemala no contaba con las características necesarias para que la camaronicultura con el sistema extensivo continuará desarrollándose debido a sus suelos arenosos, alto costo de la tierra y escasos esteros, por lo que no alcanzó a desarrollarse al nivel de otros países de la región. Estas características que se consideraban no aptas para el cultivo de camarón, se convirtieron en una ventaja comparativa. 

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes
En Guatemala, hay 650 hectáreas para la producción de camarón que logran volúmenes de 19 mil 500 toneladas métricas al año.

Sin embargo, la historia de la industria camaronera en el país cambió de rumbo una vez se adoptó el conocimiento de cultivos súper intensivos que tiene sus bases en la camaronicultura de Belice y luego fue perfeccionado en Asia.

El modelo de producción desarrollado a finales de los años 90 se inspiró en la búsqueda de una producción ambientalmente responsable, biosegura e innovadora.

A principios del siglo fueron adaptados por compañías en Guatemala que en la actualidad, gracias a la adopción de este sistema, han impulsado la producción del país reconocida como una de las de mayor rendimiento por unidad de área en el mundo.

Los camarones logran tallas (peso) entre 12 y 14 gramos durante los ciclos cortos de cultivo.

El sistema súper insensivo se caracteriza por sus estanques pequeños, profundos y dren central garantizando sobre todo limpieza en la remoción de materia orgánica y un mayor control de la misma.

Tiene la capacidad de producir hasta 70/80 toneladas métricas por hectárea ciclo. El nivel de tecnificación e innovación de los camaroneros guatemaltecos le ha permitido al país atender las exigencias del mercado local e internacional y destacar frente a otros países asiáticos y latinoamericanos.

Ventana de oportunidad

El primer sistema de cultivo intensivo en una granja guatemalteca se hizo con pequeños estanques de tierra, recubiertos con liner y aeración mecánica continua y densidades entre 75 y 100 camarones por metro cuadrado. No tardó en adquirir aceptación el modelo asiático y surgieron pequeños empresarios que iniciaron en la industria con cuatro o cinco piscinas de cultivo de camarón.

La nueva ola de productores fue más allá al incorporar piscinas cuadradas con superficies menores a 0.5 hectáreas (ha). Las densidades incrementaron de 250 a 300 y hasta 600 camarones por metro cuadrado.

Se estima que en Guatemala hay más de 100 productores de camarón.

En la actualidad, Guatemala cuenta con 1 mil 700 ha construidas para cultivo de camarón, cifra que parece significativa hasta compararse con los “grandes de América” en donde Ecuador cuenta con el primer lugar. El país sudamericano tiene disponibles alrededor de 200 mil ha para el cultivo de camarón.

El productor más grande de Centroamérica, Honduras, tiene 20 mil ha. Guatemala cuenta con 1 mil 700 hectáreas construidas para el cultivo de camarón, de las cuales alrededor de 700 están ahora cultivadas.

Si bien hay más de 1 mil 700 ha para el cultivo de camarón en Guatemala, 700 ha (41%) están en producción. Esto, gracias al sistema de cultivo super intensivo, que con su eficiencia, alto rendimiento y optimización de recursos, ha logrado volúmenes de casi 20 mil toneladas métricas de camarón al año.

Alimentación

José Portillo, encargado de producción en Ebenezer I, una de las granjas camaroneras de Multiservicios Océano, tiene a su cargo 3.5 hectáreas de espejos de agua divididas en nueve piscinas.

Los estanques tienen un sistema de cultivo súper intensivo que les permite operar con una densidad de 425 camarones por metro cuadrado.

Portillo resalta la importancia que tiene la alimentación en los sistemas intensivos en los cuales las dietas incluyen 4 o 5 suministros de alimento balanceado al día.

ARECA produce alimento balanceado para camarón en una de las plantas más grandes y tecnificadas de la región.

Los rendimientos y producción en las nueve piscinas de la granja se logran con el alimento balanceado de ARECA, considerado el principal proveedor de la industria intensiva.

En el cultivo de camarón la alimentación es sumamente importante, ya que es el factor de mayor peso en la estructura de costos de producción.

“No es solo costo, juega un papel primordial para tener altos crecimientos y condiciones óptimas para el cultivo”, señala Portillo. “Contar con un proveedor con un portafolio amplio diferentes porcentajes de proteínas y tamaño de partículas es una ventaja a la que se puede acceder para tener mejores rendimientos”, agrega.

Debido a su experiencia en investigación y a su conocimiento de las necesidades nutricionales del mercado, ARECA ha logrado cumplir los requerimientos nutricionales de los diferentes sistemas de cultivo para el engorde de camarón.

CAMARÓN, TILAPIA, ATÚN, Y ALIMENTOS BALANCEADOS, PARA LA ACUICULTURA, GENERARON US$135 MILLONES EN DIVISAS DURANTE 2018.
ARECA puede generar alimentos con requerimientos nutricionales para las diferentes técnicas de engorde y manejo de producción de camarón.

Josué De León, gerente técnico acuícola de ARECA, indica que una de sus ventajas competitivas es la capacidad de producir alimento balanceado con fórmulas específicas para los diferentes sistemas de cultivo y manejos.

“Vamos a las fincas de los productores, y de acuerdo con sus condiciones y manejo, formulamos dietas adecuadas a los sistemas de producción”, explica.

ARECA se encuentra en la última etapa de la estrategia comercial para exportar a nuevos mercados en la región. En el 2021 estará lista para iniciar operaciones una nueva planta, a la espera de la expansión de sus operaciones.

Te sugerimos leer:

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR