16° GUATEMALA
25/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Paulo De León: Rescate económico debe ser inmediato

Luis Gonzalez
29 de marzo, 2020

El economista Paulo de León considera que el Gobierno debe tomar acciones inmediatas para evitar el colapso de muchas empresas y personas afectadas por la falta de ingresos.

La paralización de la economía por la cuarentena obligatoria para contener el coronavirus Covid-19 ha dado resultados en el tema de salud, pero las empresas ya resienten no recibir ingresos durante dos semanas, indica el experto.

Por ello De León explica que no hay tiempo para esperar. La economía es como el paciente contagiado del virus, un día de atraso de dar el medicamento puede garantizar la vida del enfermo y de las empresas.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA

¿De cuánto debe ser el “paquete” económico? El economista considera que entre Q20 y Q25 mil millones, según el porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) que aplique Guatemala y considerando lo hecho en otras naciones.

Hay dos opciones de dónde pueden surgir los recursos. De las Reservas Monetarias Internacionales o vía préstamos. De León se inclina por la segunda opción.

Pero esta ayuda debe anunciarse esta semana y ejecutase la siguiente. No hay tiempo de espera, señala.

Las transferencias de dinero deben dirigirse al sector formal vía el IGSS, y al sector informal que mueve gran parte de la economía, que hoy está sin ingresos.

Si el Gobierno no actúa de inmediato los efectos serán sin precedentes y también el fisco se resentirá en los próximos meses por el cierre de empresas, añade el economista.

Paulo De León es director de Inteligencia Económica y Financiera en Central American Business Intelligence (CABI). 

Propuestas contra la crisis

De acuerdo con De León, así como se está atacando la propagación del coronavirus, también deben tomarse medidas para sostener el empleo.

“Vemos bien las medidas gubernamentales en torno a la contención del virus en el país y entendemos que son necesarias para resguardar las vidas de nuestros connacionales”, señala el economista en un pronunciamiento con otros dos expertos en economía.

Estos son momentos extraordinarios y requieren decisiones extraordinarias.

“No debe subestimarse el impacto de esta crisis en términos de la producción, el empleo y las condiciones de vida de la población y, en consecuencia, las medidas de política económica deben tener el mismo nivel de relevancia y magnitud que las medidas sanitarias“, señalan.

De acuerdo con los expertos, el “encierro obligatorio” ya tiene consecuencias en las empresas de la siguiente manera:

  • Clausura total o parcial de negocios y empresas de todo tamaño y reducción de ingresos de personas autoempleadas o que laboran en el sector informal
  • Esto ya causó una caída sin precedentes en la liquidez de las empresas, que se verán obligadas a tomar duras decisiones económicas con despidos masivos
  • Recortando o dejando de pagar salarios, servicios, proveedores y créditos, causando un efecto de cascada nunca antes visto en la historia del país

“Hasta el momento, lo hecho en materia económica es insuficiente para la magnitud del problema que los guatemaltecos enfrentaremos en los próximos días, no semanas ni meses”, agregan los economistas.

“Por otro lado, vemos que en muchos países se han volcado contundente y pragmáticamente a apoyar la situación económica de sus ciudadanos”, explican.

“Estados Unidos, Francia, Alemania, Chile, Colombia, Inglaterra, China y Australia, por citar a algunos, han empezado a ejecutar paquetes económicos que oscilan entre 7 por ciento y 15 por ciento del PIB”, agregan.

Lo propuesto en Guatemala es una fracción minúscula de lo necesario para responder a las crisis económica que se avecina.

Los economistas sugieren acciones prontas como las siguientes:

  • En el transcurso de la siguiente semana anunciar un paquete económico más contundente para calmar las expectativas económicas, y ejecutarlo en las subsiguientes dos o tres semanas máximo. Cada día que se atrase cualquier acción pierde efectividad dado el problema de corto plazo imperante.
  • Transferencias de dinero directas a los empleados formales vía el IGSS a cuenta de salarios para garantizar el consumo familiar y la estabilidad de las empresas con el fin de que no haya más despidos.
  • La ausencia de registros confiables para el sector informal hace más difícil la tarea en el corto plazo. No hay tiempo para hacer un censo, por lo tanto se sugiere usar los contadores eléctricos donde se puede conocer el perfil de consumo. Esta porción mayoritaria de familias del país tiene que ser sujetos de transferencias directas de efectivo.
  • Elaborar un Plan de Recuperación que debería entrar a funcionar una vez que pase la crisis de salud con el fin de normalizar las actividades económicas del país lo antes posible.

Te sugerimos leer:

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA