26° GUATEMALA
24/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La electricidad en tiempos del “apagón” laboral e industrial por el Covid-19

Content Marketing
30 de marzo, 2020

Desde enchufar un cargador para móvil en casa hasta una enfermera que enciende un monitor cardíaco. Estos son algunos ejemplos que muestran cómo la electricidad no se interrumpe en medio de la crisis por el Covid-19.

En muchos países, como Guatemala, se tomaron medidas de aislamiento social con el fin de aplanar la curva de contagios de la pandemia. Se instó a las personas a quedarse en casa y a muchas empresas a suspender labores.

Cuando el presidente Alejandro Giammattei anunció el 16 de marzo las restricciones para evitar las aglomeraciones en las calles, oficinas, fábricas y autobuses públicos por la pandemia, dejó claro -entre otras- que:

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA

La generación de energía eléctrica era esencial para los guatemaltecos y su producción debía continuar.

Días después, el Ministerio de Energía y Minas se declaró en emergencia y solicitó a las empresas garantizar el suministro de energía eléctrica en las redes de distribución del país.

¿Por qué es vital la electricidad en tiempos del Covid-19?

Anayté Guardado, directora ejecutiva de la Asociación de Generadores con Energía Renovable (Ager), señala que el funcionamiento del sector eléctrico es esencial para brindar servicios básicos a los guatemaltecos.

“Las plantas generadoras de electricidad funcionan las 24 horas al día en situaciones normales. En esta situación ‘especial’ y de crisis, la mayoría está en sus casas, por lo cual el sector se vuelve aún más importante“, explicó.

El sector eléctrico en muchos países del mundo es considerado un detonante de la economía. Las fábricas, grandes industrias, comercio, agroindustrias o el sector servicios requieren de la electricidad para operar.

“Damos por sentado que tenemos electricidad pero hay toda una infraestructura detrás de recibir energía de un interruptor o espiga

Anayté Guardado, directora ejecutiva de Ager.

El cierre temporal de industrias y comercios generó una baja en la fuerza productiva del país y la demanda de electricidad eléctrica. Sin embargo, no significa que la actividad empresarial se haya detenido por completo, por lo que el sector eléctrico debe garantizar la continuidad de su actividad.

“Nuestro compromiso es generar energía limpia para garantizar el suministro de la electricidad para la continuidad del sistema eléctrico en el país, que es de vital importancia ante el Estado de Calamidad Pública. Es una cadena, de la energía se deriva la operación del sistema hospitalario del país, la estabilidad de las telecomunicaciones que permiten el trabajo en casa y con ello la continuidad en cierta medida del desarrollo económico de Guatemala”, comentó Enrique Crespo, CEO de CMI Capital.

“Mientras muchos nos quedamos en casa, la gente del sector eléctrico sigue trabajando y ha dado un suministro de energía super estable”, indicó Carlos Colom Bickford, director de energía e infraestructura de IDC.

Plantas generadoras

La generación de energía es el primer paso del suministro de electricidad, por lo que garantizar la continuidad de las operaciones de los generadores es garantizar el funcionamiento y la estabilidad en el sector eléctrico.

“Las plantas se convierten en este momento en un elemento estratégico. Si el sector eléctrico no funcionara, las personas que están en sus casas no podrían en algún punto usar su computadora, móvil, refrigeradora”, apunta Guardado al señalar que la electricidad es un servicio esencial.

Sector esencial

La llegada del Covid-19 significó un freno para casi la mayoría de actividades comerciales e industriales, sin embargo, para quienes continúan, la infraestructura del sector eléctrico ha tomado su verdadera importancia.

En la situación actual, pesa para bien el que Guatemala haya decidido reformar el sector eléctrico hace más de 25 años y lograr un alto grado de eficiencia al generar electricidad.

“Se tienen líneas de transmisión y redes de distribución bien diseñadas y desde 2017 se ha trabajado para transformar la matriz energética para tener más energía renovable. Todo eso hoy, nos mantiene a flote”, apuntó Colom Bickford.

La electricidad es necesaria para muchos“, señaló Guardado al indicar que en tiempos del coronavirus el servicio es vital, tanto para quienes se quedan en casa o como quienes se esfuerzan para salvar vidas.

Para Colom Bickford lo que hace que el sector eléctrico continúe operando es la conciencia de los agentes de que todas las actividades diarias en algún margen dependen del suministro eléctrico.

“Desde el MEM, el Administrador Mercado Mayorista y los agentes privados que operan generadoras, líneas de transmisión y distribución, están conscientes de que la electricidad es clave para que el país no se paralice“, concluyó.

Te puede interesar:

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA