20° GUATEMALA
07/08/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El FMI ve que Guatemala tiene perspectivas económicas favorables

Luis Gonzalez
04 de mayo, 2021

“Las perspectivas económicas de Guatemala son favorables”. Así inicia el resumen del informe realizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), al concluir la misión de Consulta del Artículo IV de 2021.

“La fortaleza de las remesas, una especialización productiva resistente a la pandemia, y un apoyo de las políticas económicas sin precedente, limitaron la contracción económica en 2020″, añade el Fondo.

“Mientras que las perspectivas para 2021 se benefician del estímulo fiscal adicional de EE.UU. Sobre la base de esta resiliencia y el espacio de políticas públicas disponible, Guatemala se encuentra bien posicionada para apoyar la recuperación. Además, para superar el deterioro de los indicadores sociales derivados de la pandemia”, agrega el MFMI.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA

Deberías leer: El crecimiento económico de EE.UU. es una oportunidad para Guatemala

Guatemala apunta a la recuperación

El crecimiento de 2020 se mostró resistente a la pandemia

La rápida declaración del Estado de Calamidad y los consiguientes toques de queda, cierres de las fronteras, y suspensión de actividades no esenciales contuvieron la pandemia tempranamente. Una pronta reapertura facilitó la recuperación, mientras que la adopción de estrictos protocolos de bioseguridad, el uso efectivo de mascarillas, y la alta ruralidad del país, limitaron las infecciones. La resiliencia económica de Guatemala también se explica por su especialización en agricultura y otros suministros esenciales para la pandemia. Por ejemplo, productos de limpieza. Asimismo, la fortaleza de las remesas y un apoyo de las políticas económicas sin precedentes, fortalecen la economía. En este contexto, el PIB se contrajo ligeramente en un 1.5 por ciento en 2020.

La pronta respuesta de la política fiscal fue clave para limitar el impacto de la pandemia

Las autoridades movilizaron financiamiento con celeridad para reforzar la capacidad del sistema de salud, y sostener los ingresos de las empresas y hogares más vulnerables. El alcance y la efectividad de las intervenciones del gobierno son encomiables dados los muy bajos niveles de cobertura de salud y protección social previo al COVID-19. Mediante el Bono Familiar, las transferencias de efectivo se multiplicaron por veinte para llegar a casi el 80 por ciento de los hogares guatemaltecos en unos pocos meses.

Nota de interés: Una cuarta parte de la población mundial consume por comercio electrónico

La relajación de las políticas monetaria y financiera apoyó al crédito

Banguat redujo la tasa de política en 100 puntos básicos de forma acumulativa (hasta un mínimo histórico de 1¾ por ciento) y proporcionó liquidez adicional para respaldar los sistemas de pagos y satisfacer la demanda precautoria de efectivo. La Junta Monetaria flexibilizó temporalmente las regulaciones sobre riesgo crediticio para facilitar la renegociación de préstamos.

Los efectos positivos de un mayor apoyo fiscal en EE.UU. mejoran las perspectivas de crecimiento

El personal del FMI proyecta un crecimiento de 4½ por ciento en 2021, con sectores clave como la agricultura, el comercio mayorista y la manufactura liderando la recuperación, mientras que la construcción y los hoteles y restaurantes se reactivan gradualmente. La recuperación se beneficia del Plan de Rescate estadounidense dados los fuertes vínculos comerciales con EE.UU. y las remesas procedentes de ese país. También se espera que la recuperación en curso del empleo, y la continuidad de condiciones monetarias acomodaticias, apoyen a la demanda interna. Sin embargo, los riesgos relacionados con las mutaciones del virus y con la adquisición y distribución de vacunas exponen a Guatemala a nuevas oleadas de infecciones y a medidas de contención adicionales que pudieran debilitar la recuperación. Un deterioro prolongado de la pobreza y la desnutrición y/o nuevos desastres naturales también podrían influir en las perspectivas.

Te sugerimos leer:


SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA