19° GUATEMALA
04/12/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Álvaro González Ricci: "El Banguat tiene todas las herramientas para llevar la inflación al 5%"

Álvaro González Ricci asegura que en la reunión del 30 de noviembre, de nuevo la Junta Monetaria analizará más acciones para contener el incremento de precios.

Álvaro González Ricci, presidente del Banco de Guatemala y de la Junta Monetaria
Sandra Vi
13 de noviembre, 2022

Las proyecciones de corto plazo apuntan a que este año la actividad económica podría cerrar con un 4.1 de crecimiento, dice Álvaro González Ricci, presidente del Banco de Guatemala (Banguat), y de la Junta Monetaria (JM).

En esta entrevista el presidente del Banguat explica sobre el panorama económico para finalizar el 2022. Además, da a conocer las acciones de la institución para evitar que la inflación afecte la economía de las personas y las empresas.

González Ricci asumió la presidencia del Banco de Guatemala y de la Junta Monetaria en octubre de 2022 por decisión del presidente Alejandro Giammattei. Su mandato es por un periodo de cuatro años y sustituye a Sergio Recinos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA

— ¿Cuáles son los principales logros en materia económica en 2022?

Partamos del 2020, la mayoría de países decrecieron su economía en dos cifras, Guatemala apenas decreció 1.8%, y después tuvo una recuperación del 8% en el año 2021, esto no lo mirábamos desde 1977, en época del terremoto.

A pesar de la crisis mundial que existe, Guatemala este año va a crecer 4%. La Zona Euro y Estados Unidos están pensando en un crecimiento de 1% para el 2023, mientras que Guatemala prevé un crecimiento el próximo año de entre 3.5% a 4.5%. 

El principal logro ha sido mantener una macroeconomía sana, un tipo de cambio estable, una inflación que, aunque se ha salido de la meta (la justificación es que el 70% viene de afuera), está fuera de nuestro control, pero estaremos tomando las medidas para regresarla a la normalidad. Esto amarrado a la buena relación que hay con el sector privado, a la recaudación que ha crecido 40% en menos de tres años, cuando lo normal era entre 3% y 5% al año, refleja que Guatemala a pesar de la crisis se ha logrado capitalizar.

Diría que estamos en el camino y la ruta correcta para que en los próximos años, independientemente de los problemas que existan en el mundo, salgamos adelante y capitalizaremos el nearshoring.

— ¿Cuál es el panorama del cierre de la economía?

Esperamos cerrar con un crecimiento económico de 4% o 4.1%, este porcentaje es menor a la del año pasado, 8%, pero es justificable ya que en 2021 veníamos de un decrecimiento de 1.8% por el covid. Este 4.1% comparado con el resto del mundo es un crecimiento muy agresivo. Es más de lo que veníamos creciendo antes de la pandemia. Vamos a cerrar bien.

También vamos a finalizar con un tipo de cambio estable, podría estar entre 7.72% y 7.75%. En esta época (fin de año), siempre sube el tipo de cambio por la sencilla razón de que hay una demanda de dólares que proviene de las importaciones de fin de año. La factura petrolera también requirió más dólares y se cubrió con las remesas y las exportaciones.

En el tema inflacionario, el último reporte del Instituto Nacional de Estadística (INE) arroja un 9.7% de inflación interanual. De enero a la fecha es de 8.99% (acumulada), esto es normal. Recordemos que el 70% de la inflación es importada y se refleja principalmente en los alimentos y los derivados del petróleo ¿Qué vamos a hacer?, actuaremos a través de política monetaria por medio de una generación de expectativas que es totalmente justificada.

El Banco de Guatemala tiene todas las herramientas para llevar la inflación al 5%, meta que tenemos para el 2023. Lastimosamente la política monetaria no pasa de un día para el otro, toma algunos meses, pero son decisiones que se van a materializar en el corto plazo.

La revisión de la Tasa Líder se hará el 30 de noviembre y ese efecto puede durar entre seis y nueve meses. Recordemos que el mecanismo de Tasa Líder no es el más efectivo para empezar a reducir la inflación, el más efectivo es la generación de expectativas, en el sentido de que la población en general, los agentes económicos, tengan claro que el Banco Central tiene todos los mecanismos para que esta inflación regrese a los niveles normales. Esa expectativa va a generar que la inflación empiece a comportarse en los próximos dos o tres meses con normalidad, en este caso el nivel meta es del 5%.

— ¿Qué riesgos prevén para el 2023?

El el riesgo principal es lo que está pasando afuera. El conflicto entre Ucrania y Rusia claramente ha puesto a todo el mundo en jaque, ha creado mucha especulación, escasez de granos. Recordemos que Ucrania es de los mayores productores de granos del mundo. Además, aunque el petróleo ha bajado, no ha sido lo suficiente para que los precios regresen a los niveles que estaban antes. Si el petróleo sube el transporte de mercancías y personas sube, eso se traslada a la canasta básica diaria. Otro riesgo importante es que no todos los precios van regresar a la normalidad.

Guatemala tiene reservas monetarias históricas cercanas a los US$21 mil millones, estamos preparados para afrontar cualquier crisis. El riesgo será lo que pase afuera y eso está fuera de nuestro control. Tenemos todos los mecanismos para mantener una economía estable como se ha mantenido en el pasado.

— ¿Qué acciones implementará el Banco de Guatemala para contener la inflación?

Hay tres canales principales para contener la inflación, el primero de ellos es la Tasa Líder. Antes de la pandemia era del 3%, después bajó a 1.75% en diferentes revisiones, esto con el objeto de abaratar el costo de los préstamos que tienen los bancos, que dan a la población en general. Después de la pandemia subió paulatinamente hasta llegar a 3% y es lo que vamos a revisar el 30 de noviembre.

El otro canal es el tipo de cambio, pero es poco efectivo. Variar un 1% el tipo de cambio a la inflación le pega un 0.1%, no es lo más efectivo.

El mecanismo más efectivo es la generación de expectativas porque es lo que hace que las personas generen esa tranquilidad, que no sigan subiendo especulativamente los precios, sino que sepan que los precios se están estabilizando y es lo que realmente está pasando.

Aunque haya subido la inflación intermensual, 0.98%, no es para que se convierta en 10% o 15% en algunos productos, pero eso es una generación de expectativa negativa que está en el mercado, lo que genera que exista un incremento de precios que no tiene relación con la inflación. El banco está tomando las medidas necesarias para que la inflación regresa a niveles del 5%.

— ¿Cuál es la proyección de las remesas para el 2023?

Para cerrar el 2022 contemplamos alrededor de US$17 mil millones en concepto de remesas, hubo unos ajustes a US$17 mil 600  millones, ahora estimamos que la cifra podría llegar a US$18 mil millones. Significa crecer menos que el año pasado, pero seguimos creciendo.

Para el año 2023 se espera crecer un 7%, para que sean US$18 mil 700 millones en concepto de remesas. Siguen en aumento, pero no a la velocidad de años anteriores. El Banco de Guatemala a través de las herramientas que tiene de control de la volatilidad, mantiene tipos de cambio estables.

A veces el problema es que estamos tan acostumbrados a tener un tipo de cambio estable, que en el momento de que se devalúa o aprecia más o menos 2%, genera cierto pánico, por así decirlo. Son depreciaciones porcentuales mínimas.

— ¿Cómo se ha comportado el índice de la actividad económica?

El índice de la actividad económica lo vemos dentro de la normalidad, no hay sorpresas, pero tenemos que dejar claro sobre la mesa que todos los esfuerzos que se están haciendo y la alianza público privada están generando que Guatemala no se detenga. Las inversiones siguen viniendo, estamos hablando de expectativas récord en el país en el tema de atracción de inversión extranjera.

Lo que se está haciendo en el Congreso a través de la aprobación de leyes que fomentan la atracción de esta inversión extranjera va a generar una mayor actividad económica, una mayor credibilidad en el país y esto amarrado también a las calificaciones de riesgo.

Guatemala es de los pocos países que en plena crisis tuvo un cambio de perspectiva tanto de las tres pincipales calificadoras de riesgo. Es decir que a Guatemala en plena crisis las tres calificadoras le dieron una mejor calificación, es algo que también impacta en este tipo de indicadores.

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA