16° GUATEMALA
03/12/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Se espera que inflación en Guatemala "retorne a la meta y se ubique alrededor de 5% en 2023"

El Banco de Guatemala tiene como objetivo mantener la estabilidad en el nivel general de precios. Por ello busca mecanismos para evitar que la inflación afecte la economía de las personas y las empresas.

Los cuerpos técnicos del Banco de Guatemala prevén que la inflación se ubique temporalmente por encima de la meta determinada por la Junta Monetaria
Sandra Vi
22 de agosto, 2022

En las oficinas, en la calle y en las viviendas es común escuchar que "todo está carísimo". Los vendedores en el mercado indican a los compradores que "todo subió y solo trasladan el incremento", mientras los rostros de desaprobación muestran la preocupación general. En naciones como Estados Unidos los precios han subido tanto como no se vio desde hace 40 años, mientras en Guatemala, aunque arriba de la meta prevista por el Banco de Guatemala, todavía se considera un porcentaje moderado.

El Instituto Nacional de Estadística (INE), en la segunda semana de agosto, informó que en julio se registró una inflación acumulada de 6.81%, es decir, 5.21% mayor a la reportada en julio de 2021 (1.60%).

De acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes de julio, elaborado por el INE, la inflación se concentra en tres divisiones de gasto: transporte, alimentos y vivienda 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA

Según analistas, el contexto económico externo ha influido en esos porcentajes. Consideran que es normal que la tasa de inflación en Guatemala aumente porque es producto de la inflación importada.

 

Los economistas apuntan que cuando los precios del petróleo y el de los alimentos dejen de aumentar, entonces, la inflación debería de perder dos de sus principales fuerzas. El primero es el incremento en los precios y el segundo es el crecimiento lento para estabilizar la tasa de inflación a final de este año y comenzar a disminuir en 2023.

Aseguran que en la medida de que la inflación se debilite a nivel internacional, también se verá reflejado en la inflación nacional.

Expectativa del sector empresarial organizado

Los empresarios son los más preocupados por lo que ocurre fuera del país. El 40% de empresarios considera que el alza en los precios de materias primas es el principal desafío para sus negocios en la actualidad, según la I Encuesta de Percepción Empresarial 2022 elaborada por el Cacif.

Otro de los retos es el incremento de la inflación (31%). Un 8% dice que les preocupa el desabastecimiento, según la referida medición.

Además, los empresarios señalan que la crisis internacional tendrá cuatro efectos en su negocio. El 48% de los directivos señala que el aumento en los precios representa un reto para las empresas, mientras que un 23% subraya que hay mayores costos logísticos y el 14% manifiesta retrasos con los proveedores y 15% menores ventas.

Debido a ello se consultó al Banco de Guatemala (Banguat), que concluye que la inflación de Guatemala es "importada", responde a factores externos y por tanto queda poco por hacer por las autoridades bancarias, pero asegura que con los instrumentos previstos tratan de que los efectos no sean tan perjudiciales para el país.

¿Qué factores influyen para qué la inflación esté a ese nivel?

Los principales factores que explican el nivel actual de inflación son: el incremento en el precio internacional del petróleo y sus derivados, que se refleja en el aumento de la división de gasto de transporte en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que publica el INE.

Asimismo, el incremento en el precio internacional de los alimentos (especialmente maíz y trigo), así como el aumento del transporte marítimo internacional (fletes) y algunos insumos importados (especialmente fertilizantes).

Estos aumentos, en adición a incrementos en algunos precios productos agrícolas debido a factores climáticos internos, impactan en la división de Alimentos y Bebidas del IPC.

Vale indicar que también se han observado incrementos en los precios en las divisiones de gasto de muebles y artículos para el hogar; de restaurantes y hoteles; de bebidas alcohólicas y tabaco; y de bienes y servicios diversos. 

¿Qué factores están acelerando la inflación?

El Banco de Guatemala tiene como objetivo mantener la estabilidad en el nivel general de precios, por tanto, la institución busca el cumplimiento de dicho objetivo.

No obstante, es importante hacer notar que en la coyuntura económica internacional actual, donde se han observado presiones inflacionarias a escala mundial debido, en buena medida, al incremento en los precios internacionales de las principales materias primas, especialmente el petróleo y sus derivados, que incluso se han tornado más persistente de lo esperado, ha acelerado la inflación en Guatemala. 

De esa cuenta, una importante proporción del nivel actual de la inflación total en Guatemala (alrededor del 80%) está siendo explicada por los mayores precios internacionales de los alimentos y de la energía, los cuales continúan registrando una volatilidad elevada y niveles considerablemente por encima de los observados en los últimos años.

Al respecto, se considera que diversos factores han provocado dicho comportamiento, destacando el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, los cuellos de botella en algunas de las principales cadenas mundiales de suministro, el incremento en el precio de los fertilizantes, los mayores costos de los fletes marítimos y los elevados estímulos fiscales implementados en las principales economías para contrarrestar los efectos de la pandemia del COVID-19.

En ese sentido, los cuerpos técnicos del Banco de Guatemala prevén que la inflación se ubique temporalmente por encima de la meta determinada por la Junta Monetaria (4.0% +/- 1.0 punto porcentual), debido a las significativas presiones inflacionarias de origen externo (inflación importada), como sucederá en la mayoría de países a nivel mundial.

En ese contexto, se estima que el ritmo inflacionario total para diciembre de 2022 se sitúe en 7.75% y que para diciembre de 2023 retorne nuevamente a la meta y se ubique alrededor de 5%. 

¿Cómo se puede mantener la inflación en la meta establecida?

Tomando en consideración que el aumento de la inflación del país tiene un origen principalmente externo, sobre el cual, la política monetaria del Banco Central no puede incidir, esta debe transitar gradualmente hacia una postura que procure mantener el anclaje de las expectativas de inflación y evitar los efectos de segunda vuelta (aumentos más que proporcionales en otros bienes y servicios), lo que ha requerido ajustes en la tasa de interés líder de política monetaria.

Por lo anterior, la Junta Monetaria decidió, en sus reuniones de mayo y junio del presente año, aumentar la tasa de interés líder de política monetaria en 25 puntos básicos en cada ocasión, llevando el nivel de la tasa de interés líder de política monetaria de 1.75% a 2.25%.

Asimismo, la Junta Monetaria ha reafirmado su compromiso de continuar dando seguimiento cercano a la evolución de los principales indicadores económicos, tanto externos como internos, que puedan afectar el nivel general de precios y las expectativas de inflación.

Es importante destacar que, las decisiones de la Junta Monetaria se fundamentan en un análisis integral del escenario macroeconómico nacional e internacional, considerando las proyecciones de crecimiento económico e inflación, que permitan anticipar que la respuesta de política monetaria sea prudente y oportuna, de tal forma que mitigue la materialización e impacto de los riesgos que pueden afectar el nivel general de precios. 

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA