13° GUATEMALA
07/02/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

En qué consiste la crisis energética y cómo afecta a Guatemala

"Guatemala tiene la fortaleza de tener una matriz de generación energética variada, esto nos permite enfrentar las crisis de mejor forma que otros países", afirma Horacio Fernández, Director Ejecutivo de ANG.

Los precios de la energía en Europa.
Sandra Vi
31 de julio, 2022

El repunte en la demanda global de energía, los problemas geopolíticos (Marruecos y Argelia)y el cambio del modelo energético hacia los combustibles no fósiles en 2021 provocaron un impacto energético mundial y en 2022 el conflicto entre Rusia y Ucrania le añadió presión adicional a los precios internacionales del gas y del petróleo.

La crisis energética en Europa ya está afectando a Guatemala debido a que "somos dependientes de las fuentes energéticas primarias", opina Horacio Fernández, director Ejecutivo de la Asociación Nacional de Generadores (ANG).

"Guatemala es dependiente de los precios del petróleo, gas natural y del carbón mineral y estos han tenido una escalada de precios debido al conflicto entre Rusia-Ucrania, lo que ha impactado de diversas formas a la nación. Una de ellas es en la producción de electricidad", afirma Fernández.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA

Explica que en el país la primera crisis comenzó con la pandemia, los precios de estas tres fuentes energéticas primarias comenzaron a subir y a finales del 2021 los expectativas eran que los precios disminuirían, pero el conflicto entre Rusia y Ucrania acrecentó la crisis. 

"Recordemos que el mayor proveedor de gas natural para Europa es Rusia, además es uno de los mayores productores de carbón mineral. A principios del 2021 la tonelada de carbón estaba a US$70 y la última semana de julio el promedio fue de US$370, un precio históricamente caro",  Horacio Fernández.

Agrega que, en el corto plazo Guatemala depende de las decisiones geopolíticas de las grandes potencias. "Cualquier cambio estructural de la matriz de generación de energía eléctrica requiere de tiempo. Es una situación que a nivel mundial no se podía prever".  

Pero considera que el país es afortunado por tener una matriz de generación diversificada. "Tenemos bastantes fuentes de generación con energía renovables que permite que Guatemala enfrente esta crisis de mejor manera que muchos otros países. Estamos en mejor condición de la crisis que se vive en Europa", enfatiza el experto.

La crisis energética en Europa

En Europa en 2021 el gas (+290%), el petróleo (+50%) y el carbón (+47%) registraron variaciones interanuales no registradas con anterioridad. De acuerdo con expertos el origen de los aumentos de los precios se encuentra en el mercado del gas.

Algunos de los factores que influyeron fueron la falta de viento en diversas regiones y la menor generación hidroeléctrica, esto forzó a un mayor consumo de gas frente a estas otras fuentes de generación, según una publicación de CaixaBank Research.

Además, explican que las importaciones de gas a Europa desde Argelia que pasan por Marruecos se vieron afectadas por la ruptura de las relaciones diplomáticas entre estos dos países.

"Y para colmo, Rusia –el principal exportador de gas a la Unión Europea (UE) con un 44% del total en 2020– redujo sus exportaciones de gas por medio del gaseoducto de Ucrania por tensiones geopolíticas con este país", se lee en el estudio.

Según los analistas de CaixaBank Research el aumento del precio del gas en Europa también fue influido por la fuerte reactivación económica y otro elemento que juega un papel clave en la crisis energética europea es el incremento del precio a las emisiones de gases de efecto invernadero. Así como la aparición de fondos inversores en el mercado de las emisiones.

Además, “China quiere ser menos dependiente del carbón por motivos ambientales, pero también por una disputa política con Australia, importador de carbón. Así, el país importó más gas procedente de Rusia y Qatar”, explica Régis Bégué, director de gestión de Lazard Frères Gestion.

El precio del gas de referencia en Europa, el TTF (Title Transfer Facility) de los Países Bajos, promedió 18 €/MWh entre 2015 y 2020, mientras que en la segunda mitad de 2021 promedió 72 €/MWh y llegó a situarse en 180 €/MWh.

"La realidad es que no hay solución eficaz a corto plazo. Europa firmó un histórico acuerdo para importar gas de Estados Unidos y así reducir su dependencia del gas ruso. Solo hay un problema: falta infraestructura. Y una terminal para importar gas natural licuado no es algo que se construye en meses sin años. Hablamos de tres a cinco años de proyecto. Esta crisis está lejos de resolverse, afirma Bégué.

 

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA