Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Equipos médicos, todos los caminos conducen a... Costa Rica

Arte: Gabo@
Braulio Palacios
16 de mayo, 2024

Costa Rica dio un paso trascendental al diversificar sus exportaciones en los 80. Ni el más optimista imaginó que alcanzaría un liderazgo con los equipos y dispositivos médicos. Su hegemonía regional se sigue reafirmando, mientras otras naciones aspiran a una gloria exportadora similar.

En perspectiva. Su dominio no pasa percibido en el istmo. Desde diferentes ángulos, los países —incluido Guatemala— examinan a detalle el caso costarricense para desenredar la madeja de “cómo lo hicieron”.

  • Es tan paradigmático que, en un reciente evento del sector de bodegas, su nombre resonó en diferentes ponencias relacionadas con el nearshoring. Ejemplo: Hugo Maul, economista senior del CIEN, empleó parte de su presentación para abordar la sofisticación de la oferta exportable costarricense.

    SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA
  • Las cadenas de valor de países como Guatemala y Nicaragua se apalancan de productos agrícolas. Son de baja y mediana complejidad. Eso no pasa con Costa Rica. Está en lo alto de la cadena, y en solitario, con los dispositivos médicos.

  • Su preeminencia no es producto de la casualidad. Sus exportaciones evidencian una evolución. En 2007, el grueso de la canasta eran productos “desechables”. Dos décadas después producen —entre otros— dispositivos terapéuticos, instrumentos para cirugías y equipo de diagnóstico.

Visto y no visto. Maul reconoce la prosperidad costarricense, no obstante, llama a la mesura. “No es que sean el Singapur, Corea o Japón de Centroamérica. Hacen las cosas parecidas a nosotros. Es claro que los incentivos han ayudado”, subraya.

  • Es sencillo determinar —con datos de Procomer— que las exportaciones en zonas francas tienen un producto estrella. En 2007, los equipos médicos representaban un 40%, la cifra subió a 60 en 2020. La tendencia al alza se ha mantenido hasta hoy.

  • Si un inversionista quiere aventurarse en las cadenas de valor de mediana y alta sofisticación en Centroamérica, el destino natural es Costa Rica. Goza de buenas prácticas de facilitación de comercio e innovación. “Guatemala tiene mucho trabajo por hacer”, reconoce el economista. 

  • Es evidente que incentivos y condiciones correctas generan oportunidades. En 2023, J&J MedTech optó por situar en Costa Rica la operación más grande fuera de EE. UU. La inversión se hizo —en parte— por la madurez del sector, estabilidad política, seguridad jurídica y talento certificado.

Fisgón histórico. La génesis de la industria en Costa Rica se debe a Baxter, la primera empresa de su tipo. Se instaló a finales de los 80. Desde entonces, el parque empresarial se expandió. Hasta 2021, había 461 instaladas en zonas francas, el 10% pertenecían al sector.

  • Este genera la mayor parte de las divisas por exportaciones. Además, representa el 2,2% de las ventas globales. No extraña el afán de Costa Rica por consolidar su experiencia cuando se trata de proveer al mundo de estos productos.

  • La calidad de sus dispositivos se reconoce; los importan países como México y Singapur. Otro logro es que empresas como Boston Scientific y Baxter han recibido el Shingo, conocido como el “Premio Nobel de Manufactura”.

  • A diferencia de sus inicios, hoy el país desarrolla elementos más complejos. Entre esos se encuentran bombas para operaciones del corazón, implantes mamarios y bolsas para colostomía. Son los tres más exportados. Se clasifican como “otros dispositivos de uso médico”.

Lo que sigue. La dirección de análisis económico del MINECO descifró una incógnita para aquellos que quieren adentrarse en este sector: la canasta conocida como “otros dispositivos” —engloba posibles oportunidades comerciales para Guatemala—, que importa en grandes cantidades EE. UU.

  • El asesor senior Rodolfo Mérida explica que un análisis profundo de la partida arancelaria permitió identificar que California y Chicago están entre los principales compradores de dispositivos médicos para el corazón. “Si quiero exportar estos productos, sé que debo empezar por estos estados”.

  • Asimismo, se tiene una radiografía de la industria costarricense: empresas exportadoras, productos y modelos vendidos, precios, destino, etc. “Podemos aliarnos con ellos en una cadena de valor regional, mientras construimos la propia. Crear una industria que hoy no existe”, expresa.

  • Mike Fangman, CEO de A1 Industrial Real Estate, aconseja a Guatemala ver en Costa Rica un “ejemplo” y explorar la parte media de la cadena de valor. “Busquen ser líderes de nicho, crear un clúster de medical devices enfocado en cierto rango. Después exploren productos más avanzados. Es un proceso que puede llevar años”.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA

Equipos médicos, todos los caminos conducen a... Costa Rica

Arte: Gabo@
Braulio Palacios
16 de mayo, 2024

Costa Rica dio un paso trascendental al diversificar sus exportaciones en los 80. Ni el más optimista imaginó que alcanzaría un liderazgo con los equipos y dispositivos médicos. Su hegemonía regional se sigue reafirmando, mientras otras naciones aspiran a una gloria exportadora similar.

En perspectiva. Su dominio no pasa percibido en el istmo. Desde diferentes ángulos, los países —incluido Guatemala— examinan a detalle el caso costarricense para desenredar la madeja de “cómo lo hicieron”.

  • Es tan paradigmático que, en un reciente evento del sector de bodegas, su nombre resonó en diferentes ponencias relacionadas con el nearshoring. Ejemplo: Hugo Maul, economista senior del CIEN, empleó parte de su presentación para abordar la sofisticación de la oferta exportable costarricense.

    SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA
  • Las cadenas de valor de países como Guatemala y Nicaragua se apalancan de productos agrícolas. Son de baja y mediana complejidad. Eso no pasa con Costa Rica. Está en lo alto de la cadena, y en solitario, con los dispositivos médicos.

  • Su preeminencia no es producto de la casualidad. Sus exportaciones evidencian una evolución. En 2007, el grueso de la canasta eran productos “desechables”. Dos décadas después producen —entre otros— dispositivos terapéuticos, instrumentos para cirugías y equipo de diagnóstico.

Visto y no visto. Maul reconoce la prosperidad costarricense, no obstante, llama a la mesura. “No es que sean el Singapur, Corea o Japón de Centroamérica. Hacen las cosas parecidas a nosotros. Es claro que los incentivos han ayudado”, subraya.

  • Es sencillo determinar —con datos de Procomer— que las exportaciones en zonas francas tienen un producto estrella. En 2007, los equipos médicos representaban un 40%, la cifra subió a 60 en 2020. La tendencia al alza se ha mantenido hasta hoy.

  • Si un inversionista quiere aventurarse en las cadenas de valor de mediana y alta sofisticación en Centroamérica, el destino natural es Costa Rica. Goza de buenas prácticas de facilitación de comercio e innovación. “Guatemala tiene mucho trabajo por hacer”, reconoce el economista. 

  • Es evidente que incentivos y condiciones correctas generan oportunidades. En 2023, J&J MedTech optó por situar en Costa Rica la operación más grande fuera de EE. UU. La inversión se hizo —en parte— por la madurez del sector, estabilidad política, seguridad jurídica y talento certificado.

Fisgón histórico. La génesis de la industria en Costa Rica se debe a Baxter, la primera empresa de su tipo. Se instaló a finales de los 80. Desde entonces, el parque empresarial se expandió. Hasta 2021, había 461 instaladas en zonas francas, el 10% pertenecían al sector.

  • Este genera la mayor parte de las divisas por exportaciones. Además, representa el 2,2% de las ventas globales. No extraña el afán de Costa Rica por consolidar su experiencia cuando se trata de proveer al mundo de estos productos.

  • La calidad de sus dispositivos se reconoce; los importan países como México y Singapur. Otro logro es que empresas como Boston Scientific y Baxter han recibido el Shingo, conocido como el “Premio Nobel de Manufactura”.

  • A diferencia de sus inicios, hoy el país desarrolla elementos más complejos. Entre esos se encuentran bombas para operaciones del corazón, implantes mamarios y bolsas para colostomía. Son los tres más exportados. Se clasifican como “otros dispositivos de uso médico”.

Lo que sigue. La dirección de análisis económico del MINECO descifró una incógnita para aquellos que quieren adentrarse en este sector: la canasta conocida como “otros dispositivos” —engloba posibles oportunidades comerciales para Guatemala—, que importa en grandes cantidades EE. UU.

  • El asesor senior Rodolfo Mérida explica que un análisis profundo de la partida arancelaria permitió identificar que California y Chicago están entre los principales compradores de dispositivos médicos para el corazón. “Si quiero exportar estos productos, sé que debo empezar por estos estados”.

  • Asimismo, se tiene una radiografía de la industria costarricense: empresas exportadoras, productos y modelos vendidos, precios, destino, etc. “Podemos aliarnos con ellos en una cadena de valor regional, mientras construimos la propia. Crear una industria que hoy no existe”, expresa.

  • Mike Fangman, CEO de A1 Industrial Real Estate, aconseja a Guatemala ver en Costa Rica un “ejemplo” y explorar la parte media de la cadena de valor. “Busquen ser líderes de nicho, crear un clúster de medical devices enfocado en cierto rango. Después exploren productos más avanzados. Es un proceso que puede llevar años”.