Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Economías de Latinoamérica tendrán un crecimiento modesto según la OCDE

Fotografía con fines ilustrativos tomada de Geopol 21.
María José Aresti
13 de mayo, 2024

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dio a conocer sus proyecciones para las siete principales economías de Latinoamérica. La región tendrá un crecimiento modesto (1,4%) para 2024, y un 2,4% en 2025.  

Es noticia. Costa Rica encabeza el crecimiento con un 3,6% —no solo a nivel regional, sino mundial— para este año. Pese a un contexto de inflación negativa sus buenos números se han visto fortalecidos por una serie de factores.

  • Las sólidas exportaciones netas y el consumo de los hogares impulsaron el crecimiento del PIB en el segundo semestre de 2023. La demanda interna se ha visto respaldada por el crecimiento del crédito (6,7% interanual) y aumento de salarios reales (6,5%), sobre todo en el sector privado.
  • “La relajación de la política monetaria, la expansión de la oferta de crédito y el aumento de los ingresos de los hogares respaldarán la demanda interna. Se prevé que el crecimiento de las exportaciones se modere en 2024 y aumente gradualmente en 2025”, detalla el informe. 
  • En febrero 2024, el Índice Mensual de Actividad Económica creció un 3,6%, impulsado por los sectores tradicionales (comercio minorista, construcción, transporte y la industria manufacturera). Por ende, el crecimiento seguirá siendo sólido. 

Ecos regionales. La principal economía de la región, Brasil, tendrá una ralentización del 1,9% en comparación al año pasado (2,9). La OCDE considera que el gasto de los hogares brasileños será el motor clave de crecimiento. A ello se le suma un robusto mercado laboral. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA
  • Tanto Perú y Chile se expandirán un 2,3% en 2024, y sus perspectivas de repunte serían en 2025. Gracias a una recuperación de los salarios que elevará el consumo y un relajamiento de la política monetaria. 
  • En Colombia (1,2%) se proyecta un repunte parcial de la inversión a medida que mejoran las condiciones financieras. Se espera que la política monetaria mantenga su prudente ciclo de relajación con base en los datos disponibles, gracias al descenso de inflación y una brecha de producción negativa. 
  • Los desastres climáticos podrían afectar la actividad, al impactar en las producciones agrícolas en una región clave para los suministros de granos y alterar los precios de las materias primas que se exportan, señala el escrito.

En el radar. Argentina será la única economía de la región que no conseguirá un crecimiento positivo. Se calcula que su PIB se contraiga un 3,3%, por el impacto de la hiperinflación y los severos ajustes fiscales. 

  • “La actividad se contrajo un 1,4% en el cuarto trimestre de 2023, a pesar de la fuerte recuperación de la producción agrícola. La industria, la construcción, las ventas minoristas, la intermediación financiera y los servicios públicos fueron los sectores más afectados por el ajuste fiscal”, detalla.
  • Sin embargo, el levantamiento gradual de las restricciones a las importaciones y los controles monetarios acabará por impulsar la demanda interna, sobre todo en 2025. 
  • La consolidación fiscal anunciada debería continuar. Junto con el fin de la financiación monetaria y el refuerzo del balance del banco central, dicha consolidación restablecerá la estabilidad macroeconómica y permitirá levantar controles monetarios y de capitales.

Arte: Angie Guerra.

Entre líneas. “En 2025, las perspectivas para la región tienen un tono más positivo, asociado a un mayor crecimiento de la demanda externa, y una menor inflación, ya dentro de los rangos meta de los bancos centrales”, señala la OCDE.

  • La entidad considera que las naciones de la región deberán invertir 1,5 puntos porcentuales del PIB cada año hasta el 2030 a fin de alcanzar el objetivo de cero emisiones netas para el 2050.
  • Las ventajas asociadas a la transición energética serán cruciales en este aspecto, dijo el organismo, ya que la región está bien posicionada para explotar vías de mitigación del cambio climático.
  • “Latinoamérica lleva la delantera en el proceso de transición energética a nivel mundial porque es líder en utilización de energías renovables. Otra ventaja que tiene es la abundancia de minerales como el litio, el cobre y la plata”, dijo Aida Caldera, jefa de la división de economía de la OCDE.
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA

Economías de Latinoamérica tendrán un crecimiento modesto según la OCDE

Fotografía con fines ilustrativos tomada de Geopol 21.
María José Aresti
13 de mayo, 2024

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dio a conocer sus proyecciones para las siete principales economías de Latinoamérica. La región tendrá un crecimiento modesto (1,4%) para 2024, y un 2,4% en 2025.  

Es noticia. Costa Rica encabeza el crecimiento con un 3,6% —no solo a nivel regional, sino mundial— para este año. Pese a un contexto de inflación negativa sus buenos números se han visto fortalecidos por una serie de factores.

  • Las sólidas exportaciones netas y el consumo de los hogares impulsaron el crecimiento del PIB en el segundo semestre de 2023. La demanda interna se ha visto respaldada por el crecimiento del crédito (6,7% interanual) y aumento de salarios reales (6,5%), sobre todo en el sector privado.
  • “La relajación de la política monetaria, la expansión de la oferta de crédito y el aumento de los ingresos de los hogares respaldarán la demanda interna. Se prevé que el crecimiento de las exportaciones se modere en 2024 y aumente gradualmente en 2025”, detalla el informe. 
  • En febrero 2024, el Índice Mensual de Actividad Económica creció un 3,6%, impulsado por los sectores tradicionales (comercio minorista, construcción, transporte y la industria manufacturera). Por ende, el crecimiento seguirá siendo sólido. 

Ecos regionales. La principal economía de la región, Brasil, tendrá una ralentización del 1,9% en comparación al año pasado (2,9). La OCDE considera que el gasto de los hogares brasileños será el motor clave de crecimiento. A ello se le suma un robusto mercado laboral. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA
  • Tanto Perú y Chile se expandirán un 2,3% en 2024, y sus perspectivas de repunte serían en 2025. Gracias a una recuperación de los salarios que elevará el consumo y un relajamiento de la política monetaria. 
  • En Colombia (1,2%) se proyecta un repunte parcial de la inversión a medida que mejoran las condiciones financieras. Se espera que la política monetaria mantenga su prudente ciclo de relajación con base en los datos disponibles, gracias al descenso de inflación y una brecha de producción negativa. 
  • Los desastres climáticos podrían afectar la actividad, al impactar en las producciones agrícolas en una región clave para los suministros de granos y alterar los precios de las materias primas que se exportan, señala el escrito.

En el radar. Argentina será la única economía de la región que no conseguirá un crecimiento positivo. Se calcula que su PIB se contraiga un 3,3%, por el impacto de la hiperinflación y los severos ajustes fiscales. 

  • “La actividad se contrajo un 1,4% en el cuarto trimestre de 2023, a pesar de la fuerte recuperación de la producción agrícola. La industria, la construcción, las ventas minoristas, la intermediación financiera y los servicios públicos fueron los sectores más afectados por el ajuste fiscal”, detalla.
  • Sin embargo, el levantamiento gradual de las restricciones a las importaciones y los controles monetarios acabará por impulsar la demanda interna, sobre todo en 2025. 
  • La consolidación fiscal anunciada debería continuar. Junto con el fin de la financiación monetaria y el refuerzo del balance del banco central, dicha consolidación restablecerá la estabilidad macroeconómica y permitirá levantar controles monetarios y de capitales.

Arte: Angie Guerra.

Entre líneas. “En 2025, las perspectivas para la región tienen un tono más positivo, asociado a un mayor crecimiento de la demanda externa, y una menor inflación, ya dentro de los rangos meta de los bancos centrales”, señala la OCDE.

  • La entidad considera que las naciones de la región deberán invertir 1,5 puntos porcentuales del PIB cada año hasta el 2030 a fin de alcanzar el objetivo de cero emisiones netas para el 2050.
  • Las ventajas asociadas a la transición energética serán cruciales en este aspecto, dijo el organismo, ya que la región está bien posicionada para explotar vías de mitigación del cambio climático.
  • “Latinoamérica lleva la delantera en el proceso de transición energética a nivel mundial porque es líder en utilización de energías renovables. Otra ventaja que tiene es la abundancia de minerales como el litio, el cobre y la plata”, dijo Aida Caldera, jefa de la división de economía de la OCDE.