Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

La huella económica del aceite de palma

Arte: 1000ton@.
Alicia Utrera
14 de mayo, 2024

La palma africana o de aceite es un ejemplo por su eficiencia productiva, cubriendo la demanda global de manera sostenible. En 2023, el área de cosecha mundial alcanzó las 27,1M de hectáreas (h). Guatemala resalta como líder, ocupando la sexta posición en producción.

En perspectiva. Hasta 2023, el 1,66% del territorio nacional (180,614 h) se destinaba para su cultivo. Desde 2019, el 60% de la producción se ha logrado realizar bajo estándares de sostenibilidad.

  • José Santiago Molina, presidente de GREPALMA, comenta que lideramos el volumen de aceite de palma sostenible en Latinoamérica en 2023, con 670,524 toneladas métricas (TM). Representó el 73% de la producción.

    SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA
  • El norte de Quiche y el sur de Petén abarcan el 57,7% del área cultivada. Le siguen Izabal (17,3), Alta Verapaz (10,9) y Escuintla (6,3).

  • Junior Barrios, coordinador agrícola de GREPALMA, indica que hay 230 productores: 177 con 50 h; 81, entre 51 y 500, y 32, con más de 500. El cierre de 2023 fue de 6,38T/h. Se superó a Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú, Brasil, México y Honduras.

Visto y no visto. La producción y comercialización del aceite impacta positivamente en el sector socioeconómico. Genera 30,103 empleos directos y 150,600 indirectos.

  • Las operaciones en Petén representan el 24,2% del PIB del departamento, seguido por Izabal (9,6) y Alta Verapaz (5,8).

  • Charles Hess, CEO de CABI, señala que la industria ha tenido un impacto económico mayor al habitual en los últimos dos años. “Contamos con precios que nos benefician significativamente”.

  • En 2023, se obtuvo un beneficio económico de Q12,6M y el área cultivada aportó 1,6 al PIB.

Entre líneas. Para Barrios, la buena productividad se debe al tipo de suelo, condiciones climáticas y buenas prácticas. Un factor que se suma últimamente es la selección de materiales genéticos. Se han adaptado a lo largo a las condiciones del país.

  • La región del sur suele tener lluvias más uniformes. El nororiente registra más precipitaciones, transición a días sin lluvia y es más abrupta la llegada del verano.

  • Septiembre, octubre y noviembre presentan los picos más altos en la producción. De enero a abril disminuye por escasez de lluvias.

  • De 2021 a 2022, aumentó 17%, pero, entre 2022 y 2023, cayó un 15 por falta de precipitaciones. “El exceso de agua también perjudica”, aclara Barrios.

Qué destacar. Asia domina la producción mundial (77,6%), seguido de África (17,5) y América (4,9). Guatemala es el tercer mayor exportador con un 1,8%, señala Marjorie Bosque Domínguez, directora ejecutiva de GREPALMA.

  • Las exportaciones han crecido desde 2014, con excepción de 2020 por la crisis logística derivada del COVID. El crecimiento compuesto en la última década es del 9,1%. En 2014 eran 400,000TM frente a las 878,000 de 2023.

  • Europa representa el principal destino para Guatemala. Países Bajos compra el 42,5% del volumen total. Le sigue España con 18,9.

  • Bosque destaca que el aceite es fundamental en los acuerdos comerciales. Ocupa el décimo lugar en el comercio con países centroamericanos (2%). En el AdA es el principal (44,7), y con México alcanza el 15,9. 

Balance. Las exportaciones del aceite de palma son de los principales beneficios que se obtienen para la economía. En 2023, se recibieron US$851,4M. Hess destaca que sin su cultivo se perdería esa huella económica. Esta industria aporta al PIB, fomenta el empleo y reinvierte sus ganancias en territorio guatemalteco.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA

La huella económica del aceite de palma

Arte: 1000ton@.
Alicia Utrera
14 de mayo, 2024

La palma africana o de aceite es un ejemplo por su eficiencia productiva, cubriendo la demanda global de manera sostenible. En 2023, el área de cosecha mundial alcanzó las 27,1M de hectáreas (h). Guatemala resalta como líder, ocupando la sexta posición en producción.

En perspectiva. Hasta 2023, el 1,66% del territorio nacional (180,614 h) se destinaba para su cultivo. Desde 2019, el 60% de la producción se ha logrado realizar bajo estándares de sostenibilidad.

  • José Santiago Molina, presidente de GREPALMA, comenta que lideramos el volumen de aceite de palma sostenible en Latinoamérica en 2023, con 670,524 toneladas métricas (TM). Representó el 73% de la producción.

    SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA
  • El norte de Quiche y el sur de Petén abarcan el 57,7% del área cultivada. Le siguen Izabal (17,3), Alta Verapaz (10,9) y Escuintla (6,3).

  • Junior Barrios, coordinador agrícola de GREPALMA, indica que hay 230 productores: 177 con 50 h; 81, entre 51 y 500, y 32, con más de 500. El cierre de 2023 fue de 6,38T/h. Se superó a Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú, Brasil, México y Honduras.

Visto y no visto. La producción y comercialización del aceite impacta positivamente en el sector socioeconómico. Genera 30,103 empleos directos y 150,600 indirectos.

  • Las operaciones en Petén representan el 24,2% del PIB del departamento, seguido por Izabal (9,6) y Alta Verapaz (5,8).

  • Charles Hess, CEO de CABI, señala que la industria ha tenido un impacto económico mayor al habitual en los últimos dos años. “Contamos con precios que nos benefician significativamente”.

  • En 2023, se obtuvo un beneficio económico de Q12,6M y el área cultivada aportó 1,6 al PIB.

Entre líneas. Para Barrios, la buena productividad se debe al tipo de suelo, condiciones climáticas y buenas prácticas. Un factor que se suma últimamente es la selección de materiales genéticos. Se han adaptado a lo largo a las condiciones del país.

  • La región del sur suele tener lluvias más uniformes. El nororiente registra más precipitaciones, transición a días sin lluvia y es más abrupta la llegada del verano.

  • Septiembre, octubre y noviembre presentan los picos más altos en la producción. De enero a abril disminuye por escasez de lluvias.

  • De 2021 a 2022, aumentó 17%, pero, entre 2022 y 2023, cayó un 15 por falta de precipitaciones. “El exceso de agua también perjudica”, aclara Barrios.

Qué destacar. Asia domina la producción mundial (77,6%), seguido de África (17,5) y América (4,9). Guatemala es el tercer mayor exportador con un 1,8%, señala Marjorie Bosque Domínguez, directora ejecutiva de GREPALMA.

  • Las exportaciones han crecido desde 2014, con excepción de 2020 por la crisis logística derivada del COVID. El crecimiento compuesto en la última década es del 9,1%. En 2014 eran 400,000TM frente a las 878,000 de 2023.

  • Europa representa el principal destino para Guatemala. Países Bajos compra el 42,5% del volumen total. Le sigue España con 18,9.

  • Bosque destaca que el aceite es fundamental en los acuerdos comerciales. Ocupa el décimo lugar en el comercio con países centroamericanos (2%). En el AdA es el principal (44,7), y con México alcanza el 15,9. 

Balance. Las exportaciones del aceite de palma son de los principales beneficios que se obtienen para la economía. En 2023, se recibieron US$851,4M. Hess destaca que sin su cultivo se perdería esa huella económica. Esta industria aporta al PIB, fomenta el empleo y reinvierte sus ganancias en territorio guatemalteco.