Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Los secretos detrás del crecimiento de la exportación en la industria textil guatemalteca

Sector textil de Guatemala reporta un aumento del 16.8% en las exportaciones. Aquí te damos todos los detalles.

La industria de vestuario y textiles aporta el 4% del Producto Interno Bruto
Sandra Vi
16 de mayo, 2023

En los años ochenta nació en Guatemala una industria que, con el paso de los años, se ha convertido en uno de los motores económicos del país.

Mientras el sector textil y de vestuario comenzaba a florecer en el país, el guatemalteco Roberto Matheu también decidió incursionar en el mundo de la serigrafía.

En 1980 con tan solo Q50 en su bolsillo y un garaje como su taller, dio sus primeros pasos en el mundo de la serigrafía.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA

Durante los siguientes 25 años trabajó para llevar sus productos a mercados internacionales y en la actualidad es distribuidor de maquinaria e insumos para el mercado de serigrafía textil y sublimación en Guatemala y El Salvador.

Uno de los primeros exportadores de serigrafía en Guatemala

Al igual que Matheu, el sector textil y de vestuario en Guatemala también se consolidó. La producción de Guatemala en los años ochenta se dedicaba casi en forma exclusiva al comercio interno y con Centroamérica.

Después migró hacia un modelo más enfocado a la exportación en lo cual tuvo un papel clave la habilitación de regímenes especiales para la producción-exportación.

En esa década la empresa del guatemalteco realizó sus primeras exportaciones de serigrafía, trabajando para marcas como OP (Ocean Pacific), Nike, Reebok, Adidas y Disney.

Y en el 2000 la empresa comenzó a distribuir maquinaria y suministros de serigrafía en el mercado. En ese mismo año, fueron contactados por una empresa de lavandería y embellecimiento que trabajaba para la marca Levis, dando comienzo a la empresa actual DISERI.

Crecimeinto del sector de vestuario y textiles de Guatemala

Para su desarrollo, el sector de vestuario y textiles de Guatemala ha atraído tanto capital nacional como extranjero, según estudio del International Centre for Trade and Sustainable Development (ICTSD)

En 2010, el 68% de las fábricas de confección se instalaron con inversión extranjera directa, en su mayoría de origen coreano.

En los últimos años el sector ha experimentado un crecimiento significativo. En 2021 reportó un crecimiento de 33.6% en comparación con 2020 y de 17.71% en comparación con 2019. En 2022 fue de 16.8%.

Fuente: Vestex

A partir del 2022 el país genera una nueva inversión internacional de capitales españoles y de inversiones de empresarios locales, al igual que el interés de diversos inversionistas globales (India, Sri Lanka, Vietnam, Taiwán, Colombia, etc.) motivados por las tendencias nearshoring.

"Este crecimiento se refleja en las exportaciones de 2022, que alcanzaron los US$2 mil 258 millones en 2022, un aumento del 16.8% y representa el 14% de las exportaciones totales del país", según Carlos Arias, presidente de la junta directiva de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex).

Agrega que "en la actualidad hay alrededor de 21 proyectos con un potencial de inversión de US$200 millones que están evaluando en el país. Para este año esperamos que el sector registre un incremento del 10% en las exportaciones, superando los US$2 mil 300 millones", explica Arias.

Combinación de empresas

En el sector de vestuario y textiles existe una combinación de empresas grandes orientadas en la exportación, así como empresas medianas y pequeñas orientadas al mercado interno.

Además, la producción del país es diversa. Los artículos más comunes son los tops de algodón y tejidos sintéticos, pantalones, pantalones cortos de algodón tejido y de punto.

“En el país existen 210 empresas de confección, 203 empresas de accesorios, acabados y servicios asociados, 38 textileras e hilanderas y 87 empresas de suministros y maquinaria para la industria, lo cual suma más de 500 empresas vinculadas al sector, según Alejandro Ceballos, director de Vestex.

Además, la cadena de suministros del sector incluye hilos, tejidos planos y de punto, bordado, serigrafía, sublimación, accesorios, teñidura y acabados especiales, hasta la entrega final del producto.

Con más de 500 empresas que conforman la cadena de suministro, la industria de vestuario y textiles ha generado más de 180 mil empleos directos e indirectos, y las mujeres tienen una participación del 46% en estas plazas laborales. 

Competitividad de Guatemala

"Se destaca la alta competitividad de Guatemala en la industria textil, basada tanto en la innovación de productos y servicios como en la capacidad de respuesta y calidad en la atención a las demandas del mercado internacional", dice Bryan López, gerente de producto de Epson para NOLA.

Además resalta el uso de tecnología de punta en el sector, lo cual ha contribuido a la diversificación de servicios y productos, cumpliendo con los estándares internacionales.

Para Epson, la consolidación en el mercado industrial guatemalteco representa aproximadamente el 45% de la colocación de equipos y consumibles en la región de Centroamérica en los últimos seis meses.

La sublimación de telas continúa en auge, lo que ha llevado a la empresa a presentar soluciones especializadas para satisfacer las necesidades del sector.

Bryan López, gerente de producto de Epson para NOLA.

Implementación de regímenes especiales

Para las empresas del sector que exportan hay regímenes especiales con beneficios de exenciones de impuestos sobre la renta (ISR), al valor agregado (IVA) e impuestos de importación, entre ellos la Ley de Fomento y Desarrollo de la Actividad Exportadora y de Maquila, Decreto 29-89 que exonera del pago de ISR por 10 años, según el informe  Benchmark Vestuario y Textiles

Además, "devuelve el IVA y los impuestos de importación de maquinaria, y exonera de impuestos a las materias primas, empaques, etiquetas, productos intermedios y combustibles", de acuerdo al documento.

"Si las empresas que operan con el Decreto 29-89 desean vender en Guatemala el producto terminado deben hacer la nacionalización, es decir pagar los impuestos de IVA y de importación respectivos", se explica en el informe.

También se lee que se pueden acoger bajo el régimen del Decreto 29-89 empresas productoras de bienes relacionados a la industria de vestuario y textiles, así como empresas que producen otros productos y/o servicios complementarios a esta industria. Además de empresas de servicios relacionados con las tecnologías de la información (TIC´s).

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA