20° GUATEMALA
02/12/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Mauricio Acevedo: "De nada sirve una gran infraestructura si no se tiene el camino para interconectar la demanda"

Mauricio Acevedo, gerente General de Transportadora de Energía de Centroamérica S.A (Trecsa), explica el proceso de una transición energética.

Mauricio Acevedo, gerente General de Transportadora de Energía de Centroamérica S.A (Trecsa)
Sandra Vi
19 de octubre, 2022

Llevar a cabo una transición de los combustibles fósiles a las energías renovables es un esfuerzo a largo plazo, pero no imposible, según Mauricio Acevedo, gerente General de Transportadora de Energía de Centroamérica S.A (Trecsa), filial del Grupo Energía Bogotá (GEB).

Además, considera que no sirve de nada una gran infraestructura si no se tiene el camino para interconectar la demanda. Asegura que es necesario preguntarse cuándo y cómo se quiere hacer la transición para ser más competitivos.

¿Qué necesita Guatemala para una transición energética?

Para cambiar la matriz energética es necesario crear una red o interconexión que permita distribuir la energía. Después se deben de generar los pilares regulatorios y las señales. Son esfuerzos y políticas de largo plazo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA

También hay que preguntarse cuándo y cómo quieres hacer la transición, por qué, porque necesitamos ser competitivos. Es decir, hay que resolver el marco regulatorio y crear las señales de largo plazo, pero se necesita infraestructura.

Por ejemplo, sin infraestructura no se puede interconectar la energía del sol o la eólica porque ellos están donde se dan las condiciones.

¿Qué necesita hacer el país para que empresarios inviertan?

Las inversiones que necesitamos en este sector son masivas de miles de millones de dólares, sin esas inversiones es muy difícil convencer a los que van a traer las inversiones de energía renovable.

Es necesario apoyar a que se desarrolle la red de transmisión, sin embargo, hay que resolver el tema de los permisos, la viabilidad social y el acompañamiento institucional del Estado de Guatemala.

Recordemos que el gran centro de consumo está en las ciudades, pero hay que desarrollar la demanda, es decir, quién va usar esa energía, si no tenemos a quién venderle esa energía siempre será costosa. 

Lo que tenemos que hacer es relocalizar la inversión de China y de Asia y traerla a Guatemala.

Guatemala tiene una capacidad instalada de 5 mil megavatios y consumimos 3 mil, un porcentaje es de biomasa, carbón y agua, pero el gran reto es que se resuelva el tema de infraestructura, llevar la red de transmisión a todos los departamentos para que podamos conectar a la demanda, para que el usuario final se beneficie, pero también para atraer y convencer a los grandes inversionistas de energía solar, geotérmica, hidráulica, que inviertan en Guatemala.

De nada te sirve hacer una gran infraestructura si no tienes el camino de cómo interconectar su demanda.

¿En cuánto tiempo Guatemala podría hacer la transición energética?

Para hacer crecer el portafolio de generación necesitamos una red de transmisión. Sabemos que son esfuerzos a largo plazo, pero hay que crear las metas.

Hay que encontrar la mejor forma para que se traslade el beneficio de esta infraestructura en mejores tarifas para la gente, lo cual puede requerir varias décadas trabajando de forma continua y con un liderazgo claro.

¿Cuál es el camino ideal para evitar la conflictividad social?

Son claves los liderazgos políticos y de sociedad, son los amortiguadores para manejar la expectativa de las comunidades.

Primero debe aliarse el gobierno nacional con el municipal, todos pueden manejar su política e ideología, pero debe de existir un propósito común como sociedad.

Todos queremos tener acceso a una energía de calidad, que sea saludable y limpia. Si esos son los mandatos, entonces hay que hacer consensos y desde el liderazgo personal y político podemos cambiarlos.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA