17° GUATEMALA
04/12/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Qué va a pasar con la basura?

Aunque el ciudadano llegará a cumplir en su totalidad con la separación adecuada de los desechos, no creo que las municipalidades tengan o estén dispuestas a dirigir recursos económicos suficientes para desarrollar un relleno sanitario acorde a las directrices del acuerdo.

Clasificar la basura será un asunto obligatorio a partir de 2024.
Diego Lechuga
21 de noviembre, 2022

¿Sabían que a partir del 2024 se les podría multar si no separan y clasifican su basura y que las multas pueden ser entre 1 y 40 salarios mínimo?

Estas sanciones forman parte del Reglamento del Acuerdo Gubernativo 164-2021 emitido el 9 de agosto del 2021. Sin embargo, aunque ya ha pasado más de un año y el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ha realizado diversas campañas y giras de capacitación para su implementación, he decir que parece ser ampliamente desconocido.

Este tema llegó a mi conocimiento por la instalación de diversos contenedores de basura que permiten a los vecinos del residencial clasificar la basura. En principio me ha parecido una buena iniciativa. No obstante, al ver al camión recolectar, el famoso camión amarillo que todos conocemos, han sido evidentes los retos de implementar una medida de este tipo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA

Esto porque para todo aquel que haya visto a los camiones recolectores, aunque sí realizan una separación para reciclar algunos productos, no es posible realizarla de forma íntegra o para todo lo que se desecha y así poderlo reciclar.

Para dimensionar este tema la Dirección de Gestión y Manejo de Residuos y Desechos Sólidos de la Municipalidad de Guatemala en su Memoria de Labores 2020 establece que diariamente se generan 3,680 toneladas de residuos sólidos y el 20% de estos son reciclables.

Aunque el dato provisto por esta dirección es de un estudio de 2015, es factible asumir que esta estadística solo ha aumentado. Mi sorpresa ha sido al ver los niveles de la eficiencia que, previo a la implementación de este Acuerdo Gubernativo, se logran alcanzar en la separación de los productos reciclables; más considerando el sistema rudimentario de recolección existente.

Estadísticas de 2015

Imagen de la Memoria de Labores 2020, Dirección de Gestión y Manejo de Residuos y Desechos Sólidos

Si vemos una foto de un río de Guatemala y la cantidad de botellas plásticas existentes en él, parecería que la estadística provista por el informe no está apegada a la realidad.

Y, aunque es fácil darse por satisfecho con este argumento, la realidad es que el Relleno Sanitario de la zona 3 (por malo que pueda ser) es del más desarrollado en temas de recolección, separación y reciclaje a gran escala que existe en el país.

El problema es que una realidad un poco triste si no analizamos. Por ello y regresando al acuerdo, el problema que puedo visualizar no será la implementación en sí de este, sino la capacidad de las municipalidades, y en especial de las pequeñas, de implementar un sistema con la capacidad apropiada.

Dicho de otra forma, aunque el ciudadano llegará a cumplir en su totalidad con la separación adecuada de los desechos, no creo que las municipalidades tengan o estén dispuestas a dirigir recursos económicos suficientes para desarrollar un relleno sanitario acorde a las directrices del acuerdo. La historia parece respaldarme ya que este acuerdo no está aislado o es la primera acción de su tipo en materia de mejorar la gestión de residuos y medio ambiente.

En enero de 2016 ya se había publicado en el Diario de Centro América el Acuerdo Gubernativo 281-2015 “Política Nacional para la Gestión Integral de los Residuos y los Desechos Sólidos”. No obstante, se puede consensuar que ha habido pocos avances del 2016 a la fecha. Por ello y a modo de conclusión, se podría decir que el corazón de estas políticas esta en el lugar correcto, pero carecen del musculo necesario para alcanzar su cometido.

Además, aunque cuentan con todos los términos apropiados y temas de interés, no se apegan a la realidad de todo el país. Falta de infraestructura, recursos económicos, etc.… Podrá ser más complicado, pero si se busca implementar una política de este tipo se debería de considerar dotar a los entes que la ejecutarán de las herramientas tanto en conocimiento como en recursos necesarios para actuar. Sin esto, solo es un discurso grandilocuente con una fecha de ejecución, pero cero intenciones de llegar a ser realidad, sin importar las multas que se propongan.

Aunque el acuerdo tiene 69 artículo les comparto lo esencial del acuerdo, al menos en su visión, y si desean leerlo de forma completo aquí pueden leer por completo el acuerdo.

“el Acuerdo Gubernativo 164-2021: Reglamento para la gestión integral de los residuos y desechos sólidos comunes, como una herramienta que atiende el origen de la producción de basura, y que regula la recolección, traslado, tratamiento y disposición final de los residuos y desechos sólidos” …

”Para adecuarse a los procesos, en los primeros dos años de vigencia del reglamento, la separación se hará, como mínimo, de acuerdo a la clasificación primaria (orgánico e inorgánico), y las municipalidades que así lo dispongan, de acuerdo a sus políticas y planes, podrán utilizar, inmediatamente, la clasificación secundaria (papel y cartón, vidrio, plástico, metal, multicapa y otros), la cual es obligatoria a partir de los dos años de vigencia.”

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE ECONOMÍA