Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

El 66.6% de los emprendimientos en fases tempranas en Guatemala opera de manera informal

En su estudio más reciente, el Monitor Global de Emprendimiento revela que, 6 de cada 10 emprendedores en fase temprana en el país opera sin registrarse.

El 48.7% de los emprendedores en fases tempranas atiende en su mayoría a clientes de mercados locales.
María José Aresti
18 de abril, 2023

Uno de los resultados que arrojó el último estudio del Monitor Global de Emprendimiento (GEM, por sus siglas en inglés) revela que, la mayoría de los negocios en fases tempranas en Guatemala opera sin registrarse, es decir que, seis de cada 10 emprendedores operan en la informalidad.

Esto representa un 66% de negocios emergentes que no cuentan con un registro en el mercado; sin embargo, “a medida que los negocios superan los 3.5 años de operación, la tasa de informalidad se reduce al 43.4%”, explica el GEM.

Dentro de las principales razones que datan de por qué los emprendedores no se formalizan se encuentran: no ver el beneficio de hacerlo (39.9%), el costo alto de operar formalmente (19.8%), y no saber cómo hacerlo (16.8%).

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA

El factor del entorno

La investigación enfatiza en que, el entorno puede influir de manera directa a comportamientos en el ecosistema emprendedor del país, como lo es la baja tasa de formalidad en emprendimientos en fase tempranas.

En cuánto al apoyo financiero, las personas que desean comenzar un negocio en Guatemala suelen recurrir con mayor frecuencia a inversionistas informales (amigos, familiares o conocidos), ya que los emprendedores pequeños no suelen llenar los requisitos de una solicitud de crédito tradicional.

Con respecto al apoyo gubernamental para la actividad emprendedora, el estudio evalúa en una escala de 0 a 10. En el país los programas como incubadoras, servidores públicos, programas, efectividad, centralización, parques científicos y respuesta están por debajo de la mitad de la calificación.

Fuente: GEM.

La infraestructura comercial y profesional es otro factor: “Los expertos consideran que las empresas nuevas y en crecimiento no pueden pagar el costo de proveedores, consultores y subcontratistas”, explican.

Finalmente, aunque la educación y formación emprendedora en Guatemala es adecuada a nivel vocacional y de enseñanza superior, la estimulación de creatividad, autosuficiencia e iniciativa personal a nivel primario y secundario no suele propiciarse para fomentar el espíritu emprendedor.

¿Cuáles son los desafíos de operar en la informalidad?

“Operar en la informalidad les impide ser proveedores de empresas formales, tener un historial crediticio para que el negocio sea sujeto de crédito y atender mercados fuera del territorio nacional”, detallan.

No obstante, es una situación que no se revierte al aumentar las labores de fiscalización por parte de instituciones gubernamentales, sino que, simplificando procesos para registrarse y operar de manera formal, así como reducción de costos.

Una de las recomendaciones que brindan es, la necesidad de ampliar la cobertura y mejorar la calidad de los servicios y beneficios que los emprendedores perciben sobre la formalización de sus negocios.

Fuente: GEM.

El GEM concluye que “es crucial que Guatemala cuente con un entorno para que los emprendedores que se esfuercen por hacer que sus negocios crezcan y sean competitivos a nivel internacional lo logren con mayor facilidad por medio de marcos regulatorios (salariales, tributarios, sanitarios, comerciales) estables y fáciles de cumplir, acceso a infraestructura productiva, garantizar la seguridad de las personas y su patrimonio”. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRESA