28° GUATEMALA
29/05/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Vive
Vive
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Automotriz
Automotriz

El principal motivo de emprendimiento femenino en Latinoamérica se debe a la necesidad económica

El PIB aumentaría en un 34% en América Latina para 2025 con la participación de más mujeres en el ámbito laboral, tiempo de trabajo y sectores económicos, según el Instituto Global McKinsey.

Pese a tener una amplia oferta de emprendimientos en la región, la innovación se queda corta.
María José Aresti
25 de abril, 2023

Latinoamérica resalta en los últimos estudios enfocados en emprendimiento sobre otras regiones del mundo. En promedio, la actividad empresarial en etapa inicial (TEA) dirigido por mujeres representa el 17,3% para América Latina y el Caribe, de acuerdo con el Monitor Global de Emprendimiento (GEM, por sus siglas en inglés).

Pese a este escenario, un estudio de Centrum PUCP sobre el contexto de los emprendimientos femeninos en América Latina, determina que “si bien las tasas de emprendimiento son altas, la participación de las mujeres en el ámbito laboral de la región es baja, por lo que el mercado laboral para el género se redirige hacia el autoempleo”, detallan.

El 51,8% de las mujeres están empleadas en sectores de baja productividad, de este porcentaje, el 82,2% no están afiliadas a un sistema de pensiones.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRENDIMIENTO

El contexto de los emprendimientos femeninos en Latinoamérica

De acuerdo con el estudio, varios elementos impactan sobre el emprendimiento femenino: las altas tasas de emprendimiento, altas tasas de informalidad, cultura tradicional, menor innovación, y menor desarrollo.

“El motivo de necesidad también juega un papel importante en el TEA de mujeres de América Latina, una región en la que las mujeres emprendedoras tienen un 40% más de probabilidades que los hombres empresarios de reportar la necesidad como el principal motivo de comenzar una startup”, describe el Centrum PUCP.

En cuanto al contexto de la informalidad, un aspecto a destacar es que, las mujeres con menor nivel de educación tienden a ser más empresariales y se asientan en el sector informal: “Iniciar un negocio sin burocracia ni conocimiento de las leyes hace que las mujeres emprendedoras se declinen por el emprendimiento informal, sin embargo, esto dificulta el acceso a crédito y crecimiento empresarial”.

A ello se suma la falta de acceso a recursos tecnológicos, escasa formación en tecnologías y comunicación, provocan que los emprendimientos se enfoquen en el sector de comercio y servicios, y sean menos innovadores.

La cultura latinoamericana

Un factor contextual importante que incide en el desempeño de las mujeres empresariales de la región es la herencia de la cultura latina.

“Las mujeres emprenden un negocio atraídas por la expectativa de una mayor autonomía y un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal. Pero en práctica, experimentan una sobrecarga de trabajo y actividades de cuidado que reduce su competitividad frente a quienes no tienen esa carga”, detalla el estudio.

Pese a que, América Latina y el Caribe ha experimentado un gran progreso de las mujeres en las últimas dos décadas, la familia es percibida como una gran fuente de identidad y de protección, y las actividades relacionadas a ellas recaen en su mayor porcentaje en las mujeres.

El estudio concluye que es importante la promoción de programas que ayuden a las emprendedoras a reorientar sus negocios hacía oportunidades de mercado, y que contribuyan con una nueva perspectiva para analizar tasas de actividad empresarial de las mujeres, acercamiento a la cultura, acercamiento a la innovación y apoyo por parte de los ecosistemas emprendedores. 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE EMPRENDIMIENTO