14° GUATEMALA
25/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Chapines en USA
Chapines en USA
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Covid-19 en cifras: ¿Cuándo se alcanzará la inmunidad comunitaria en Guatemala?

El horizonte que recién trazó la Organización Mundial de la Salud (OMS) para los países que avancen en sus metas de vacunación contra el covid-19, es que en marzo de 2022 estos podrían llegar a la inmunidad comunitaria.

La idea coincide con la disminución de contagios, hospitalizaciones y muertes que ya reportan los países, sobre todo, los desarrollados. En el caso de Guatemala, el descenso es paulatino por el sube y baja de la vacunación, tal y como lo refleja el Tablero de Covid del Ministerio de Salud.

A partir de que ya no se aplicaron los toques de queda totales, ni departamentales, la calle se mueve desde hace algún tiempo casi a un ritmo de pre-pandemia, sobre todo en los comercios.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Te recomendamos: Los 3 posibles escenarios del curso de la pandemia y el covid-19 en los próximos meses

Según un análisis publicado por Diestra, el nivel mas bajo de movilidad fue a finales de 2020 con un 55%, mientras que a finales de septiembre de 2021 se superó el umbral pre-pandemia.

Esa movilidad, junto con la presencia de la variante Delta, hizo de agosto de 2021 el peor mes de la pandemia con más de 105,000 nuevos casos y un pico de 84 muertes diarias.

Para entonces, la situación llevó al cierre de parques y otras restricciones en 305 municipios de un total de 340 que estuvieron en alerta roja, según el semáforo de covid. La crítica situación también motivó a algunos indecisos en la vacuna a inmunizarse  y a la vez a retomar las medidas sanitarias.

Es por ello que para finales de septiembre, no solo hubo menos municipios bajo las medidas más severas, sino que también la ocupación hospitalaria pasó de un 97% a finales de agosto a un 71% al 7 de octubre. Y es que septiembre se posiciona como el segundo peor mes, con más de 87,000 infectados.

Pero este descenso, aunque lento, ¿es el camino hacia el fin de la pandemia, significa una tregua o el inicio del aplanamiento de la curva de contagios?

Posible control de una enfermedad endémica del covid-19

Algunos expertos consultados aseguraron que a nivel mundial aún es incierto el punto en el que hoy nos encontramos. “Muchos epidemiológicos somos cuidadosos después de lo que ocurrió con la variante Delta“, reconoció Erwin Calgua, del Hospital San Juan de Dios.

Calgua hizo énfasis en que lo que hoy ocurre a nivel mundial es aún prematuro como para concluir que la pandemia ya esté controlada. Mas bien, según el experto “podría tratarse de un control endémico o el rango de contagios esperado en determinada época del año, con base a parámetros y capacidades de vacunación de cada país, incluida Guatemala”.

Lo anterior, siempre y cuando no aparezcan nuevas cepas y “Delta termine infectar a quienes tenga que infectar“, reconoció.

Con Calgua coincide Luis Camera, médico del grupo asesor de la presidencia de Argentina. “Si no hubiese aparecido Delta, a nivel mundial con la vacunación la pandemia habría terminado a fin de año”. No obstante, la posición de ese país es que se encamina es que la pandemia transita hacia una enfermedad endémica, como ya ocurre con otras enfermedades.

“La sensación es que en el hemisferio norte y en América del Sur habrá terminado como pandemia a fin de año“, dijo con optimismo, aunque reconoció que habrá lugares con serias dificultades para dar ese paso por el rezago en la vacunación.

A su consideración, la variante Delta ocasionará brotes sistemáticos, pero no como pandemia. “Si dejan de aparecer miles de casos, no significa que ya no debamos cuidarnos, porque el virus no está eliminado, solo controlado“, dijo Camera.

El punto clave, la vacunación

Expertos de la OMS también son cautos y no quieren cantar victoria antes de tiempo. La científica de ese organismo, Soumya Swaminathan, afirmó en una reciente entrevista que “si el covid fuera una maratón, la humanidad se estaría acercando al 60% del camino”.

Especialmente, por la aparición de nuevas variantes, la inequidad en el acceso a las vacunas y la desinformación acerca de sus beneficios.

También Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), mostró preocupación ya que las infecciones varían mucho según cada país. “La dinámica cambia y la diferencia está en la disponibilidad de vacunas y captación para inmunizar”. Por eso insistió en controles locales para evitar brotes.

Guatemala sigue sin pasar del penúltimo lugar en el porcentaje de vacunados en la región centroamericana. Las dosis que aplica es en 26 de cada 100 personas cuando Panamá inmuniza a 67 de cada 100 personas. Actualmente, en las Américas, el 39% de las personas ya tiene el esquema completo de vacunación, pero países como Guatemala siguen rezagados y deben poner especial atención para alcanzar el 40% de su población totalmente vacunada para finales de año, recomendó Etienne.

Calgua reconoció que hay avances en la vacunación con la inmunización a menores de 12 a 17 años, lo cual es alentador. Pero también el cumplimiento en el uso de la mascarilla que las personas reforzaron. Eso llevó la positividad hasta un 7% después de estar entre el 35% y 38% en agosto.

¿Habrá otro pico de contagios?

Lo que ahora toca, según Calgua, es superar barreras apegadas a creencias y aspectos culturales de donde surge la desinformación.

Si ocurre lo contrario el país corre riesgo por el virus del covid y posibles nuevas variantes, pero también por el virus de la desinformación, agregó.

“Conforme se universalice la vacunación, menor serán los contagios, mayor la confianza en las vacunas y ya podremos ver el horizonte”, dijo el epidemiólogo.

Y es que el porcentaje de vacunación para la inmunidad comunitaria ningún epidemiólogo serio lo ha definido, afirmó Calgua. Con la variante de Wuhan algunos mencionaron que era con el 70% de vacunados y con Delta hasta el 90%.

Por esa razón, el reto del Gobierno y la población es mantener el aplanamiento de la curva. Lo anterior a pesar del pico de contagios que se prevé entre noviembre y diciembre. “Son los meses cuando más se reproducen los virus respiratorios por el clima y las festividades de fin de año”, explicó.

Y puntualizó: “lo que se vio con Delta podría repetirse. Aunque también la posibilidad de alcanzar la inmunidad híbrida, es decir, la protección que hace genéticamente el contagio entre vacunados y no vacunados”.

Con información de La Nación y EFE