Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

La Constitución de Guatemala sufre atentados permanentes

Este 31 de mayo a Dios gracias vamos a cumplir 37 años de vigencia de nuestra Constitución. Creo que es bueno platicar de la importancia para nuestro sistema democrático y republicano que sea la Constitución que más tiempo ha durado después de diez Constituciones.

Redacción República
31 de mayo, 2020

El constitucionalista Roberto Molina Barreto señala que la Constitución Política de Guatemala sufre atentados permanentes y por ello la ciudadanía debe estar en alerta para vigilar el orden constitucional.

Este 31 de mayo a Dios gracias vamos a cumplir 37 años de vigencia de nuestra Constitución. Creo que es bueno platicar de la importancia para nuestro sistema democrático y republicano que sea la Constitución que más tiempo ha durado después de diez Constituciones.

Una pequeña reseña histórica. En los años 70, que esos años para atrás venían dictaduras militares, muchos golpes de estado y fraudes electorales. Finalmente a partir de 1982 se entra en un proceso de inicio y planificación de nuestro actual sistema democrático y republicano.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Y la Constitución viene a partir del 14 de enero de 1986. En el preámbulo de la Constitución se invoca el nombre de Dios, algo que es importante porque ha sido un país bendecido por Dios.

Se desarrolla primero la parte dogmática, que contiene los derechos fundamentales del hombre, los derechos humanos individuales y colectivos.

Algo muy novedoso es el contenido del artículo 44, que señala que cualquier derecho humano que viniera en el futuro o se legislara internacionalmente, se incorpara a la Constitución Política de Guatemala y por eso es que se ha formado el bloque de constitucionalidad.

Otra gran importancia es que esta Constitución, en una manera más ordenada que las anteriores, diseña cada institución importante del país, señala quiénes son sus autoridades, sus derechos, obligaciones, facultades y cuál es su autoridad máxima.

Diseña los tres poderes del Estado, que es clásico en un sistema republicano: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

También diseña el régimen municipalista, financiero y algo muy importante y novedoso, es que después de que diseña los aparatos del Estado, crea la Corte de Constitucionalidad, que en teoría y en el espíritu de aquella Constituyente que se formó para hacer este nuevo pacto social, la designa como el guardián de la Constitución, la que defiende el orden constitucional.

Es importante esta reseña histórica porque debe recordarse que en los años ochenta estábamos en un conflicto armado y estaba activa la guerra fría. Por eso se quiso terminar con los fraudes electorales y los amaños del sistema de justicia.

Lamentablemente en esta época estamos sufriendo lo mismo. Es para mi muy penoso porque estuve durante diez años en la Corte de Constitucionalidad.

Dicho sea de paso, bajo mi presidencia conmemoramos los 25 años de la Constitución, en el año 2010.

Estábamos en una gran fiesta porque a partir de que la Corte de Constitucionalidad entra en vigencia, en mayo de 1986, se han mantenido magistratura que han tenido algunos errores porque la actividad humana no es perfecta, pero ahora sí hemos estado en un atentado permanente en estos últimos cuatro años con esta magistratura de la Corte de Constitucionalidad.

Pasó de ser guardián de la Constitución, como he afirmado en otros foros, a ser drácula cuidando el banco de sangre.

Hemos estado en muchas crisis. Para no ir tan lejos, la actual Corte Suprema de Justicia y Salas de Apelaciones no se han podido elegir. Acaban de dictar un sentencia que es totalmente imposible de cumplir, especialmente por el informe que rindió el jueves 28 de mayo, la Fiscal General.

Es muy penoso que teniendo una Constitución muy buena, que ha sido respetada y reconocida mundialmente, ahora esté en trapos de cucaracha por la aplicación que ha tenido esta magistratrura.

Simplemente dirigida por aquellos grupos que no han podido llegar al poder por sistemas democráticos y representantivos y es entonces cooptando el sistema de justicia, que ahora quieren gobernar y por supuesto, por medio de reformas.

Ya tuvimos una reforma en 1994 que dicho sea de paso fue un grave error. Parte del colapso del sistema de justicia son esas reformas. Ahora estamos con esa situación y tenemos que ver cómo salimos de esta crisis.

Celebro que tengamos 35 años de Constitución, pero es importante que nos mantengamos muy alertas por el atentado que se tiene para romper el orden constitucional por la propia guardiana que es la Corte de Constitucionalidad.