16° GUATEMALA
06/12/2023
Política
Política
Empresa
Empresa
Emprendimiento
Emprendimiento
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Seguridad y Justicia
Seguridad y Justicia
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Alux Nahual celebra 35 años de una exitosa carrera

Redacción República
20 de junio, 2014

El próximo viernes 27 de junio se llevará a cabo el tercer concierto sinfónico de Alux Nahual en la sala Efraín Recinos del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias. Desde que se realizó el primero, en 2010, ha sido un evento que sus seguidores han estado esperando que se repita. En esta ocasión interpretarán 24 de sus éxitos de todos los tiempos acompañados por una orquesta sinfónica completa. Como en otros temas, este grupo ha sido pionero en este tipo de presentaciones que también han empezado a hacer otros grupos de músicos. 

                                  

El lugar que ocupa esta agrupación en la música de nuestro país y en nuestra identidad es innegable. Además, no sólo Guatemala fue escenario de su éxito pues traspasó las fronteras.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El músico y periodista Juan Pablo Mijangos, que además es el encargado del área de comunicación del grupo, señala que ellos abrieron una brecha en un país y una región en donde los espacios culturales son diminutos y no han logrado volverse masivos. “Por ello, creó su propio público y cimentó la identidad de una generación completa”, asegura.

¿Quién no ha dedicado una canción de Alux Nahual a una persona especial? o gracias a su letras ¿quién no ha reflexionado sobre temas importantes como la guerra, la violencia, los niños de la calle, las drogas y muchos otros?

Uno de los coleccionistas y seguidores más devotos de la banda, el comunicador Ricardo Gándara, señala que los admiradores actuales y los anteriores como él, han llegado a su música gracias a la influencia de padres, tíos y hermanos mayores. “De alguna manera, el gusto por Alux Nahual es un patrimonio familiar”, afirma este integrante del club de admiradores Hermanos de sentimiento.


Empezó como un juego

La fecha oficial en la que empezó el grupo es el 16 de junio de 1979, cuando se presentaron en Café Teatro que estaba ubicado en la Avenida Reforma zona 10. Según relata Ranferí Aguilar, guitarra y voz de la agrupación, ese día, 6 jóvenes de entre 18 y 20 años se presentaron por primera vez como Alux Nahual (que significa espíritu del duende en idioma maya quiché).

Ranferí, Plubio (bajo y voz) y Alvaro (voz y guitarra acústica), primos de apellido Aguilar; acompañados por Paulo Alvarado (cello y teclados), Jack Schuster (violín y mandolina) y Javier Flores (batería).

Esa noche los asistentes que abarrotaban el lugar pudieron disfrutar la interpretación de algunos famosos temas de otros artistas extranjeros, pero también fueron testigos de algo poco común en ese entonces: los “aluxes” también tocaron temas propios como A ti, Hombres de maíz, Cola de Golondrina y la Fábula del grillo y el mar. 

                                    

Y es que la historia del grupo no empezaba esa noche. “En realidad, unos 10 años antes los cuatro primos jugando habíamos empezado a interpretar música acompañados de un órgano pequeño, una caja de cartón grueso como batería y las guitarras hechas por nosotros mismos con madera y hules”, relata Ranferí. El grupo se llamaba entonces las Medallas del siglo X y aunque era un juego de niños desde entonces componían sus propias canciones que interpretaban ante su familia.

En ese primer intento, no sabían que crecerían para ser considerados un fenómeno del rock en español en la región. En ese entonces, como ahora, se reunían para disfrutar lo que más aman: la música. Paulo Alvarado ha dicho que esa es la razón por la que siguen juntos, porque no es un trabajo sino que es más como se dice en inglés, un juego (play significa lo mismo tocar que jugar).


Cambios, discos, giras y un descanso

A esa primera conformación se unió Oscar Conde, flauta y sax, en 1982. Hay que añadir que el elemento que más ha cambiado en el grupo ha sido el baterista. Después de Flores llegó Pablo Mayorga y luego ingresó Orlando Aguilar, hermano de Ranferí. Incluso, por un par de años tuvieron dos bateristas. Luego, Lenín Fernández tomó las baquetas en 1986, (quien fue reemplazado por Vinicio Molina en 2012). Jack Schuster dejó la agrupación en 1988.

Durante 10 años tuvieron un contrato con la disquera Discos de Centroamérica, Dideca, con quienes grabaron 7 discos (Alux Nahual, Conquista, Hermanos de Sentimiento, Centroamérica, Alto al fuego, La Trampa y Leyenda). En 1992 cambiaron de disquera pues firmaron con Sony Music, con quienes estuvieron 5 años y grabaron los discos Americamorfosis y Se cantan retratos.

Todos fueron un éxito con canciones inolvidables como La fábula del grillo del mar, Hombres de maíz, Conquista, Mujer, Aquí está tu tierra, Como un duende, Alto al fuego, Libre sentimiento, De la noche a la mañana, Vuelve y otras más, muchas de ellas ocuparon los primeros lugares en las radios.

Las presentaciones, que iniciaron en colegios y bares, fueron cambiando a escenarios cada vez más grandes, no solo en la ciudad capital sino también en el interior. Según Omar De León, de la comunidad Rock Chapín, incluso cuando se presentan en una ciudad como Quetzaltenango, mucha gente viaja de las poblaciones aledañas. 

                                   

Gracias al boom del rock en español, en los años 80s y 90s compartieron escenario con grupos como Mecano, Enanitos Verdes, Hombres G, Café Tacuba y Miguel Mateos. En estos conciertos no eran “teloneros” pues la gente los aclamaba igual e incluso más que a los extranjeros. Ejemplo de ello, fue un memorable concierto realizado en la que fuera la Plaza de Toros, donde luego de cantar Alux Nahual el público ya no quería escuchar al grupo mexicano pop, Flans.

“Los aluxes abrieron la brecha para el rock en español en el istmo, mucho antes que ese término significara algo”, considera Mijangos. “Esto permitió que el público y los medios de comunicación entendieran la labor y el valor de la música nacional”, señala.

Las giras se fueron extendiendo a escenarios de El Salvador, Honduras, Costa Rica, México y Estados Unidos. Pero a pesar de que Sony México les estaba apoyando en las presentaciones en el norte, en 1999 los miembros de Alux Nahual decidieron disolver el grupo. ¿Las razones oficiales? Diferencias artísticas y el deseo de hacer proyectos propios. La despedida fue el primer intento de hacer un concierto sinfónico, pues se tocó con una orquesta de cámara.

Quizá por haberse separado en pleno éxito, la gente se quedó con ganas de más y la despedida fue realmente triste para miles de fans.


Escuela del rock

Según observadores, Alux Nahual marcó una huella imborrable en la historia cultural de Guatemala. Cuando ya habían alcanzado el éxito y abierto espacios, otros grupos fueron surgiendo y la escena de música original de Guatemala fue floreciendo, incluso algunos apoyados por los aluxes.

“Muchos se acercaron a nosotros para aprovechar nuestra experiencia, la cual compartíamos con gusto” señala Ranferí. Por otro lado, Dideca siguió grabando a otros grupos y las radios aceptaban difundir su música. Muchos de esos artistas lograron carreras muy exitosas, aunque sin abarcar a otros países.

En 1997 los principales exponentes del movimiento de rock en Guatemala grabaron un disco tributo con las mejores canciones de Alux Nahual, siendo tan exitoso que se grabó otro en 1999. 

                                         

Los fans nunca se olvidaron de la banda y siguieron coleccionando todo tipo de memorabilia, por ejemplo, Gándara tiene una impresionante colección que incluye no solamente todos los discos sino también fotos, afiches, baquetas, volantes, entradas, casetes, ropa, gafetes, notas de prensa, videos, entre otros. “Se pueden encontrar tesoros en baratillos y librerías antiguas, pero el internet ha venido a facilitar la búsqueda”, explica.

El segundo aire y nuevo disco

Como lo anunciaron al despedirse, cada uno de los aluxes hizo su propio trabajo y surgieron algunos destacados discos solistas.

Sin embargo, la presión de los fans y la gana de seguir tocando música juntos los reunió en 2002, cuando lanzaron el disco en vivo La historia del duende en concierto, lo cual generó gran expectativa.

En 2005 la reunión fue más evidente pues planearon una gira para ayudar a los afectados por la tormenta Stan, la cual se extendió a El Salvador y Costa Rica. Los siguiente años, a petición general, siguieron haciendo un concierto anual de aniversario e incluso incluyeron escenarios de Estados Unidos. En 2010 realizaron el primer concierto sinfónico con un éxito tal, que lo repitieron y además grabaron un DVD que todavía se comercializa.

Los compromisos iban en aumento por lo que los vínculos iban fortaleciéndose. Finalmente en 2011 anunciaron que estaban trabajando en un disco nuevo. Se trataba de Murciélago Danzante que fue presentado en diciembre 2012 (ya con vinicio Molina en la batería) y del que se han desprendido ya varios éxitos, como la canción que da nombre al disco y Te abrazaré. 

                                              

Como en sus mejores tiempos, sus videos son populares ahora tanto en la televisión como en Youtube y sus nuevas canciones suenan en las radios.

“El disco ha agotado dos tirajes y se sigue vendiendo bien, en una época en la que los cds no se venden tanto. También se distribuye la música por internet ”, señala Mijangos. Además, con las plataformas digitales como Deezer la banda sigue creciendo en popularidad, ayudados por las redes sociales.

Las presentaciones siguen en todo el país y también en Centroamérica. “Eso los mantiene unidos a sus seguidores. Algo que les ha ayudado mucho para hacer giras en el interior es que forman parte de Gallo Music, además con esto están captando mucho público joven que no los habían visto en vivo”, opina De León.

Treinta y cinco años después, el travieso espíritu del duende de la música sigue haciendo de las suyas, llevando mensajes importantes, haciendo suspirar pero también vibrar a sus seguidores.