20° GUATEMALA
14/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

África en Guatemala, la experiencia de un Safari

Redacción República
11 de septiembre, 2014

Roberto Berger Lehnoff y Ricardo Mata tuvieron la idea de
crear una reserva natural de animales en 1975, con la finalidad de conservar especies de
la flora y de la fauna guatemalteca y mundial en vías de extinción.

La norma general del Auto Safari Chapín, ubicado en el kilómetro 87.5 carretera a Taxisco, Santa Rosa, es que el visitante realice el recorrido con su propio vehículo, pero la reserva natural cuenta con paneles de capacidad para 12
personas destinadas para quienes llegan a pie o hacen la visita con vehículos descapotados. Los
recorridos e ingresos a los distintos recintos del parque también cuentan
con un acceso especial de buses. El balastre del recorrido a través del parque está en excelentes condiciones para los automotores.

La segunda edificación hecha al parque guatemalteco fue el Ranchón de
Teca y poco a poco se fue construyendo el
resto del Safari: las oficinas, las taquillas, las ventas de comida y
refrescos, y las piscinas. La construcción completa de la infraestructura duró dos
años, en los cuales continuaron las donaciones y adquisiciones de animales y se reforestaron las 65 hectáreas del parque con árboles de caoba, conacaste,
matilisguate, cedro, entre otras.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Esta bellísima reserva natural abrió sus puertas al público el 26 de enero de 1980 en Escuintla.

Los primeros animales en arribar a la reserva fueron 15 venados de cola blanca, que donó Rafael Herrera. Los
segundos animales en llegar fueron una pareja de hipopótamos; luego se incorporaron más y más donaciones de animales salvajes nacionales e
internacionales por diferentes personas, hasta conformar las 96 especies que habitan la reserva hasta la fecha.

En 1994 las autoridades del parque hicieron un programa de remodelación de
las jaulas y áreas en la que se reduce la necesidad de pajareras y se impulsa
un entorno más natural para los animales de la reserva, abierto y adaptado a
las necesidades de cada especie. El safari cuenta con un equipo de colaboradores; cada uno tiene a su cargo cierto número de recintos y otros tienen bajo su
responsabilidad un número determinado de jaulas.


Las especies guatemaltecas que se han reproducido con más
éxito son: el venado de cola blanca, venado huitzizil, coche de monte, jabalí,
jaguares, monos araña, monos capuchinos, guacamayas rojas y azules, loros y
pericas. Además, se promueve la colección y reproducción de especies de otros
continentes para colaborar en aumentar especímenes mundialmente y que los
visitantes los puedan conocer.

Entre los animales importados del parque está el ‘rey de la
selva’, el león, las jirafas, los avestruces, antílopes Nilgai, sasín y el
venado chitales originario de Asia. La mayoría de especies han logrado reproducirse con éxito dentro de la reserva, en especial los venados
chitales o Axis axis, su nombre científico. Sin embargo, Josué Leonel García, el contralor del
parque, indica que los felinos, tales como jaguares, leones, pumas,
entre otros, son las especies que más cuidado necesitan.

Turistas de El Salvador, Estados Unidos y Colombia son quienes más frecuentan las instalaciones del Auto Safari Chapín durante los fines de
semana; mientras que los turistas guatemaltecos visitan el parque con más frecuencia durante los asuetos nacionales. Las temporadas donde más visitantes llegan al parque son Semana Santa y fin de año.

Este tipo de iniciativas buscan reforestar y conservar la fauna. El parque ha logrado aumentar especímenes de animales en peligro de extinción, no solamente de Guatemala sino del mundo. Se busca mantener a los animales lo más cercano posible a su hábitat natural.


SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER