20° GUATEMALA
25/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Tu voto y participación es importante para ayudar ¿te unes?

Redacción República
05 de septiembre, 2014

Existen decenas de organizaciones no
lucrativas que aportan su granito de arena para ayudar a la población más
vulnerable de Guatemala,
principalmente en áreas de educación y salud, pero por
diferentes circunstancias la labor que realizan no es conocida, lo que dificulta que puedan recibir la colaboración de otras
personas para contar con más recursos.

Descubrir esa situación motivó a la Fundación
Juan Bautista Gutiérrez
celebrar sus 15 años de creación premiando un gran
proyecto realizado por esas organizaciones. La intención es ayudar a otros en
su labor con los más necesitados
. Fue así como surgió Apoyando a Quienes Apoyan,
el programa que por 12 años ha premiado las prácticas sociales de cada
organización para que su trabajo siga creciendo y la ayuda llegue a más
personas.

Desde
2002 se ha reconocido la ardua labor de más de 70 organizaciones no lucrativas que
a través del programa han sido premiadas con más Q17 millones.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Para Isabel Gutiérrez de Bosch, presidenta de
la Fundación Juan Bautista Gutiérrez, una persona o institución no puede hacer
todo lo que quiere sin la ayuda de alguien más. “Si varias personas se dedican
a un proyecto ese proyecto va a salir bien”
, asegura.

Así como el programa Apoyando a Quienes
Apoyan
, doña Isabel ha
emprendido otros proyectos sociales en la Fundación, y cuenta que en cada
uno ha enfrentado distintas dificultades; entre ellas, la indiferencia de
algunas personas para ayudar al prójimo y el poco interés para colaborar con organizaciones
en pro de obras sociales.

Isabel Gutiérrez de Bosch lamenta que más
organizaciones no puedan ser premiadas por falta de recursos
. Nos cuenta que lo contrario sucede en El
Salvador, donde solicitaron autorización para implementar el mismo programa y la
iniciativa llamó la atención de más empresarios para aportar a la causa, por lo
que más organizaciones han sido premiadas. “Allá toda la publicidad del programa
es gratis en los medios de comunicación para que se difunda más la
información”
, indica. Agrega que espera que esa oportunidad
pueda darse en Guatemala
para que más personas conozcan la labor de las organizaciones y la premiación a su trabajo pueda ser mejor.

Gutiérrez de Bosch reconoce que es de suma importancia la labor de la gente y con lágrimas en sus ojos recuerda el caso de un señor de la organización Esperanza de Vida, quien hizo todo lo posible por llegar a un recóndito lugar para salvar a un niño por desnutrición crónica, pero no le fue posible porque ya había fallecido. Por eso dice que toda clase de aportes son impotantes para facilitar la ayuda.

“Yo quisiera que toda la gente fuera feliz
dando salud y bienestar a todos los que se pueda y motivar a otras personas a
que hagan lo mismo”
, dice.

Isabel Gutiérrez de Bosch recalca que ayudar
al prójimo no es solamente dar algo material, enfatiza que hay algo más valioso
que eso: el tiempo
. Dice que con ese recurso puede lograrse grandes resultados
porque al dedicar minutos u horas se puede transformar la vida de alguien más. “Creo
mucho en el voluntariado para que Guatemala sea transformada”.


Unalabor premiada

La Fundación Juan Bautista Gutiérrez
nuevamente hizo la convocatoria para que organizaciones no lucrativas
participaran en el programa Apoyando a Quienes Apoyan y presentaran proyectos dedicados a mejorar las
condiciones de vida de la población más vulnerable del país
, en las áreas de
educación y salud. Este 2014
participaron 48 organizaciones, de las cuales tres fueron seleccionadas finalistas
para competir por el galardón Juan Bautista Gutiérrez
, entregado para honrar y
reconocer la labor de las organizaciones. La selección fue realizada por un
jurado calificador compuesto por
un especializado Comité de Notables.

La
organización ganadora obtendrá  Q1 millón; en tanto, las dos restantes se harán acreedores de Q125 mil como
aporte para la implementación de los proyectos. La
selección de la organización ganadora no solamente está a cargo del Comité de
Notables, sino de la población en general, quienes para participar pueden emitir
su voto por el proyecto que más les guste
 a través de la
página de la Fundación www.fundacionjbg.org,
así como en los restaurantes Pollo Campero y Granjero. El galardón Juan
Bautista Gutiérrez se dará a conocer el próximo 23 de septiembre.

Además de
entregar el galardón, este año por primera vez la Fundación Juan Bautista
Gutiérrez implementó una nueva dinámica
de premiación que consiste en premiar a
otras asociaciones en la categoría de innovación, emprendimiento y
sostenibilidad. L
os ganadores en cada categoría recibirán Q250 mil.

Cristina
Díaz, directora ejecutiva de Fundación Juan Bautista Gutiérrez, indica que cada
año la Fundación siempre busca premiar a una organización por el impacto de los
proyectos sociales que realiza. Por esa razón, este año entregarán Q2 millones en
premiación; Q1 millón que es el máximo premio, y el otro distribuido entre las
demás finalistas y la nueva categoría.

Asimismo,
hace un llamado a la población para que no solamente emita su
voto por el proyecto que más les guste sino se involucren con ellos para
conocer las necesidades que hay en la población.
Además, coincide con Isabel
Gutiérrez de Bosch en que la mejor forma de hacerlo es por medio del
voluntariado. “Todas las personas pueden
abocarse a la fundación para que les demos información de las organizaciones, y
así se involucren como voluntarios y conozcan de cerca las necesidades que hay
principalmente en salud y educación”
, finaliza.


Proyectos que transforman e inspiran a losdemás

La Fundación
Guatemalteca para niños con sordoceguera Alex (FUNDAL), durante ocho años, ha
participado en la convocatoria
del programa Apoyando a Quienes Apoyan, y es
hasta el 2014 que fue seleccionada entre las tres finalistas para obtener el
galardón.

Diana
Bonilla, Gerente de Comunicación de FUNDAL, nos cuenta que el nombre de la
fundación es en honor a Alex (aparece en la fotografía), a quien su familia adoptó a los cuatro años de edad después de quedar en
la orfandad.

Alex,
ahora de 22 años, desde su nacimiento es una persona con sordoceguera, lo que
motivó a la familia Bonilla Sinibaldi querer adoptarlo para brindarle el apoyo
que necesitaba.
Además, fue de inspiración para crear FUNDAL en 1997 y así lograr
que otras personas tengan la oportunidad de recibir ayuda, convirtiéndose en la
primera fundación en atender a personas con ambas discapacidades.

El
proyecto presentado por FUNDAL lleva por
nombre Caminando hacia la plenitud y tiene como objetivo asegurar la
educación y formación de niños y jóvenes con sordoceguera y discapacidad
múltiple, para lograr su inclusión social a través de tres centros educativos
ubicados en Guatemala, Quetzaltenango y Huehuetenango.

Otra organización finalista es Fundación para el Desarrollo Integral (FUDI), que
desde hace 38 años lleva a cabo un proyecto integral para llevar educación y salud a ChimaltenangoRené Morales, coordinador de los proyectos
agrícolas de FUDI, resalta que en los últimos 10 años las señoras de 15 comunidades de
aquel departamento han aprendido a sembrar hortalizas, frijol y maíz para
mantener cultivos permanentemente. Además, son asesoradas por nutricionistas
para que les enseñen a preparar correctamente los alimentos, indica.

Morales cuenta que trabajan en conjunto con las
autoridades locales para realizar los proyectos y tomar decisiones, como sucedió
hace algunos años cuando debieron llevar de emergencia al hospital a Félix, un
niño de tres años con desnutrición crónica.

El proyecto de FUDI se titula Promoviendo
el Desarrollo Integral y busca mejorar la disponibilidad
de alimentos, el acceso a servicios de asistencia médica, las condiciones
higiénicas y de nutrición de 15 comunidades del departamento de Chimaltenango.

La otra organización que compite es Operación
Bendición (OB)
con el proyecto Sembrando un mejor futuro, con el que buscan
apoyar a 200 familias que se encuentran en Livingston, Izabal, para su
recuperación nutricional a través de un modelo de alta producción agrícola en
espacios reducidos que pretende romper el ciclo de la desnutrición.

Geraldina Motta, directora ejecutiva de OB, indica que trabajan
desde 1986 para ayudar a familias en condiciones de pobreza extrema y con
desnutrición crónica que viven en Livingston
. Destaca la labor de Federico Arriola, el ingeniero agrónomo que brindó sus conocimientos para llevar a cabo el Modelo de Alta Producción Agrícola con el que decenas de personas se han beneficiado. Como el caso de Leonel Misa que supo aprovechar las mesas de cultivo para convertirlas en su forma de subsistencia, añade Geraldina, porque después que Operación Bendición le entregara una, ahora cuenta con 15, donde ha cultivado apio, cilantro, papa, frijo, brócoli, entre otros productos para venderlos en la comunidad, cuando antes era necesario recorrer hasta dos horas para obtenerlo.

Las tres organizaciones que están en competencia coinciden que el programa Apoyando a Quienes Apoyan es una excelente iniciativa y permite que muchas personas conozcan la labor social de muchas entidades.  

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER