Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Confirman que dormir con el celular puede causar cáncer

Redacción República
19 de febrero, 2015

Sí eres una de las millones de personas que duermen con el móvil cerca de su cama, tendrías que saber valorar lo perjudicial que es para la salud. Así informa en El País, Fernando Pérez, de Geosanix, una empresa que se dedica a evaluar los tóxicos y radiaciones que se emiten cada día: “tan importante como la alimentación o el ejercicio, es el lugar donde vivimos”. Evitar dormir cerca del móvil parece una rutina que deben adoptar más de los 5000 millones de usuarios.

Según expertos de la Universidad Trent, en Canadá, un 40% de las personas se despierta al borde de una hemorragia cerebral por dormir con el celular bajo la almohada. Las radiofrecuencias que emiten los móviles y redes Wi-Fi causan un tipo de “alergia” que provoca migrañas, crisis de hipertensión, dificultad para respirar, problemas de concentración, mala memoria y un incremento de la frecuencia cardíaca.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) precisó que los usuarios más activos de teléfonos móviles son un 50% más propensos a sufrir un tipo de cáncer llamado “carcinoma” y recomendó a las personas moderar sus hábitos respecto a los dispositivos electrónicos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El insomnio, la primera señal de que estás en peligro

La luminiscencia de las pantallas reduce la melatonina (la hormona reguladora del sueño) y además prolonga el tiempo que tardamos en dormirnos. También retrasa y reduce el sueño REM; el estado de alerta aumenta por la noche, todo ello conduce a que retrasemos la hora del sueño y que suframos de insomnio o de deficiencias en el sueño por esta interrupción silenciosa.

Despertarnos a menudo por una notificación luminosa en el móvil nos lleva a lo que se ha denominado como “insomnio tecnológico”, una patología que provoca insomnio en su fase más inicial pero que, en algunos casos, puede llegar a complicarse seriamente.

Recomendaciones en el uso del celular

1 – No abusar del celular. Según la Real Academia Española, una de las acepciones de abusar es usar mal, en forma excesiva, impropia o indebidamente algo. Es necesario hincapié en no utilizar el celular en forma excesiva, ya que los efectos biológicos están directamente relacionados con la duración de la exposición.

2 – No dormir con el celular cerca de nosotros. Evitar dejarlo bajo la almohada o sobre una mesita de luz. Evitar usarlo como despertador, lo cual lleva a que el aparato este junto a nosotros toda la noche. De ser necesario, se lo puede poner en el modo “vuelo” (“flight”) o “fuera de línea” (“off-line”), ya que así detiene las radiaciones electromagnéticas.

3 – Utilizar el celular con manos libres. De esta forma, nos aseguramos de no tener el aparato pegado a nuestro cuerpo y lejos de nuestra cabeza, reduciendo el nivel de exposición.

4 – Elegir mensajes de texto en lugar de llamadas de voz. Nuevamente, con esta medida nos aseguramos de mantener alejado el celular de nuestra cabeza durante la comunicación.

5 – No incentivar el uso de celular en los más pequeños. Los motivos de esto son varios. Por un lado, los órganos en desarrollo de un niño muy probablemente sean más sensibles a los posibles efectos de la exposición a campos electromagnéticos. Por otro, los jóvenes de hoy –a diferencia de los adultos que convivimos con el celular desde hace poco más de un par de décadas- nacieron inmersos en un mundo donde proliferan las ondas electromagnéticas y posiblemente vivan toda su vida en un medioambiente en que las ondas electromagnéticas seguirán creciendo, con la consecuente acumulación de exposición.

6 – Cambia regularmente el celular de lado mientras estés hablando. De esta manera, evitarás la acumulación de la exposición sobre un lado de la cabeza.